Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Advierten sobre la pobreza en el lenguaje

Barcia cuestionó el bajo nivel educativo

Lunes 02 de noviembre de 2009
0

La inclusión comienza por el lenguaje. Nos preocupa la pobreza lingüística en la población y, especialmente, en los jóvenes, porque la educación va hacia abajo."

Así se expresó el presidente de la Academia Argentina de Letras, Pedro Luis Barcia, al hablar a editores en la comida mensual de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

El orador señaló su preocupación por "la vulgaridad, que antes se usaba para ofender o descalificar a todo lo burgués, pero que ahora está al servicio de la protesta social" y mencionó al respecto expresiones recientes del director técnico de la selección nacional, Diego Maradona.

Barcia, que también integra la Academia Nacional de Educación, afirmó: "Las academias siempre se preocuparon por las letras, pero no recibieron respuesta de los dos últimos presidentes, ni del Comfer, ni de los ministros de Educación. Hay falta de diálogo porque las autoridades se desentienden de las academias".

El académico destacó como "una violencia del vocabulario" el hecho de que en el país se publicaron dos diccionarios de insultos en los últimos dos años.

Sobre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, estimó que emplea "un lenguaje universitario antiguo, de la década del 70, no tiene flexibilidad y no llega al pueblo", en tanto opinó que Juan Domingo Perón, "sí, tenía recursos lingüísticos que se adaptaban a las circunstancias".

Presentó al disertante el presidente de ADEPA, Gustavo Vittori, quien dijo que "el vocablo «crítica» ahora ha cambiado de significado y le dicen «destituyente»". Y señaló: "La libertad de prensa, que era un valor para los argentinos, ha pasado a ser una mala palabra".

Barcia animó a meter los celulares en el aula para la educación lingüística. "Hay que domesticar los elementos electrónicos en la escuela –dijo–, pero esto llevará unos diez años, porque los docentes, en su mayoría, no manejan las computadoras ni los mensajes de texto."

El orador abogó por el "diálogo en la educación" y confesó: "Veo tres telenovelas por día para tener argumentos para criticar a los medios y estar a tono, como docente, con los alumnos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas