Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sida hace estragos en la salud femenina

Primer estudio global de la OMS

Martes 10 de noviembre de 2009
0

Bradley S. Klapper De la Agencia AP

GINEBRA.- En su primer estudio global sobre la salud de la mujer, la Organización Mundial de la Salud dijo ayer que el virus del sida es la principal causa de muerte y enfermedad entre las mujeres de 15 a 44 años.

El sexo sin protección es el principal factor de riesgo en los países en desarrollo para esas mujeres, que además pasan por su etapa reproductiva.

Otras enfrentan la falta de anticonceptivos y la deficiencia de hierro, dijo la OMS. Alrededor del mundo, una de cada cinco muertes entre las mujeres de este rango de edad está relacionada con el sexo sin protección, según la agencia de la ONU.

"Las mujeres que no saben cómo protegerse de esas infecciones o las que no tienen los medios para hacerlo tienen los mayores riesgos de muerte y enfermedad´´, dijo la OMS en el informe, de 91 páginas.

"Ocurre de igual manera con aquellas que no pueden protegerse de los embarazos no deseados o controlar su fertilidad por la falta de métodos anticonceptivos´´, agregó.

La información fue incluida en un reporte que subraya el trato desigual que enfrentan las mujeres en cuanto a la salud, desde su nacimiento hasta la edad avanzada.

La directora de la OMS, Margaret Chan, dijo que las mujeres tienen una ventaja biológica porque tienden a vivir de seis a ocho años más que los hombres, pero en muchas partes del mundo sufren diferencias graves por la pobreza, menos acceso a los servicios de salud y las normas culturales que sólo dan prioridad al bienestar de los hombres.

Casi el 15% de las muertes entre las mujeres adultas ocurre durante la maternidad, según estadísticas de 2004, y Chan calificó esta situación como una "tragedia previsible´´.

La discriminación se prolonga durante la vida de las mujeres, que pasan de enfermedades en la infancia que no son identificadas porque no afectan a los niños, a las pruebas clínicas y medicinas desarrolladas a partir de la curación de hombres adultos, pero no de mujeres, agregó la funcionaria.

"No veremos una mejoría significativa en la salud de la mujer hasta que ellas dejen de ser vistas como ciudadanas de segunda clase en muchas partes del mundo´´, dijo Chan a los periodistas en Ginebra.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas