Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Identifican restos del nieto 99

Las Abuelas de Plaza de Mayo difundieron el caso de Mónica Santucho

Jueves 12 de noviembre de 2009
0

Las Abuelas de Plaza de Mayo dieron a conocer ayer la identidad del nieto número 99, Mónica Graciela Santucho, secuestrada junto con sus padres cuando tenía 14 años, y cuyos restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Mónica Santucho había desaparecida el 3 de diciembre de 1976 junto a sus padres, Catalina Ginder y Heldy Rubén Santucho, militantes de la organización Montoneros en Bahía Blanca y luego en La Plata.

A través del testimonio de familiares se pudo establecer que antes de que la secuestraran la adolescente "logró esconder a su hermana y a su hermano en un tacho recolector de basura que se encontraba cerca de su casa", dice el comunicado difundido por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Desde esa organización se informó que los padres de Mónica Santucho fueron asesinados en el operativo y ella fue secuestrada y mantenida cautiva durante tres meses en diferentes centros clandestinos de detención, hasta que fue asesinada.

El trabajo realizado por el EAAF permitió saber que los restos de la joven fueron inhumados como NN en una fosa común del cementerio de Avellaneda entre enero y febrero de 1977.

Su familia pudo de esta manera ubicar sus restos, y el pasado 14 de octubre fueron inhumados en el cementerio de Bahía Blanca, aunque recién ahora se decidió difundir su caso, la 99 identificación de hijos de detenidos y desaparecidos durante la última dictadura militar.

Mónica Santucho había nacido el 30 de marzo de 1962 en la ciudad de Buenos Aires y había estudiado en el colegio Mosconi de la localidad de Ingeniero White, provincia de Buenos Aires.

Desde Abuelas de Plaza de Mayo opinaron que este caso muestra que en aquellla época "además de secuestrar y robar bebes, se asesinaron niños y adolescentes que por su edad no podían ser apropiados".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas