Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cosas que te pasan cuando sos famoso

SEGUIR
LA NACION
Viernes 13 de noviembre de 2009

Por si no le bastaba con ser la estrella de rock de los smartphones, ahora el iPhone llegó a los titulares debido a sus problemas de salud. Es decir, ya tiene sus primeros dos virus. Bienvenido al club.

¿Esto significa que si usted usa el celular de Apple entonces en cualquier momento se le filtrará algún pirata informático? ¿Tiene que instalarle un antivirus a su iPhone? ¿Hay acaso antivirus para el iPhone? No, no hay. En rigor, lo único que se encuentra en iTunes con la denominación antivirus es un jueguito. Pero parece que el juego se terminó.

Aclaremos.

Los dos virus descubiertos recientemente y sobre los que lanacion.com informó oportunamente atacan sólo los iPhones desbloqueados ( jailbroken , en la jerga) que tengan instalado el protocolo Secure Shell (SSH) con la contraseña predeterminada.

El primero de los virus es nada más que molesto. Bueno, un poco más que molesto: pone como fondo de pantalla del teléfono la foto del cantante Rick Astley, con característico y abundante jopo, y la siguiente leyenda: ikee is never going to give you up . Astley es el cantante del video Never Gonna Give You Up , que se reproducía en la célebre trampa en la que cayeron unos 25 millones de usuarios de Internet en 2007; esta práctica de mostrar una cosa para redireccionar a la persona a otro contenido se conoce, por esto, como Rickrolling .

Dentro del código del gusano ikee aparece la típica cháchara hacker contra los que no cambian las contraseñas predeterminadas y todo eso. Sí, es una tontería dejar un puerto SSH abierto en un iPhone con la clave que todos conocen ( alpine ), pero hay que estar muy perturbado para tomarse el trabajo de escribir el código de un gusano a causa de esto. Hay cosas más importantes en la vida. Claro, pero eso es cuando uno tiene una vida.

El ikee se originó en la red de telefonía celular australiana Optus y su autor sería un programador desempleado de 21 años que se identificó como Ashley Towns y le dijo a la cadena ABC News que él mismo había infectado 100 celulares con su virus, aunque no puede saberse hasta dónde llegará la infección; Towns aparentemente no tiene muy claro que lo que hizo está mal. Si es que fue él.

El gusano australiano es bastante inofensivo, aunque me imagino que ver la cara del pelirrojo cantante cada vez que vamos a usar el teléfono no debe ser nada divertido. Eliminarlo no es imposible, a pesar de la leyenda implantada por el autor en el fondo de pantalla, pero tampoco es sencillo.

Como fuere, el segundo gusano, que se conoció el martes, es mucho peor. No se contenta con importunar, sino que, utilizando la misma vía que el ikee , hurta todo lo que tengamos en el teléfono: mails, contactos, fotos, calendarios, videos, mensajes de texto y demás. Y lo hace silenciosamente. Una pesadilla.

¿Cómo se realiza el ataque? La información fue dada a conocer por la empresa Intego, que vende antivirus para Mac. Según Intego ( www.intego.com/news/hacker-tool-copies-personal-info-from-iphones.asp ) el pirata sólo necesita instalar un software en una computadora -o en un iPhone, que, como todo smartphone, es una computadora- y luego usarla para buscar e invadir los teléfonos que anden cerca y tengan un puerto SSH abierto con la contraseña predeterminada; es decir, que sean vulnerables.

Así que ese sujeto con una notebook en el café Wi-Fi podría estar haciendo un scan de todos los iPhones en las cercanías. Sí, la vieja historia, ahora trasladada al popular y ultra fashion (el término me lo apunta Catalina Lanús, jefa del suplemento Moda & Belleza) celular de Apple.

Le comento el asunto a un amigo informático. Su respuesta es un diagnóstico lacónico, palmario y tan realista que eriza la piel. Me pone en el chat: "Je je je, ¡nadie se salva!"

De momento, sin embargo, los iPhones que no han sido desbloqueados no están en peligro. Aquellos que fueron desbloqueados, pero no se les instaló SSH, lo mismo. Si se les instaló SSH y, como indican las más elementales reglas de seguridad, se cambió la contraseña predeterminada para las cuentas root y mobile , entonces el gusano tampoco puede entrar a llevarse nada.

Pero la frase de mi amigo no es una hipérbole ni debe tomarse a la ligera. En julio Apple tuvo que publicar la versión 3.0.1 del sistema operativo de su celular porque un error de programación permitía colgar el iPhone por medio de una serie de mensajes de texto invisibles y, a partir de ahí, tomar control del dispositivo. Grave. No se trataba aquí de teléfonos desbloqueados, sino de cualquier iPhone con la versión 3.0 del sistema operativo.

Nada es inquebrantable en el mundo digital, lo he dicho docenas de veces. En el caso del iPhone, su popularidad lo ha colocado ahora en la mira de los piratas. Me temo que veremos más noticias como ésta en el futuro.

Te puede interesar