Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El personaje

Un todoterreno muy polémico

Política

"Estamos convencidos de que Palacios va a ser el primero en velar por la seguridad de los porteños. Fue el policía más condecorado. Su experiencia es inigualable." Con esta frase, el jefe de Gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ratificaba al comisario retirado de la Policía Federal Jorge Palacios como jefe de la flamante Policía Metropolitana. Fue hace sólo cuatro meses, el 4 de agosto de 2009.

En ese entonces, "El Fino", como lo llaman sus amigos en alusión a sus 1,92 metros de altura, mostraba con orgullo una ascendente carrera de 30 años -la mitad de su vida- en la Policía Federal: integró el Departamento de Protección del Orden Constitucional, jefe de la Unidad de Investigación Antiterrorista y superintendente de Investigaciones. Anteriormente, con el grado de subcomisario, se había desempeñado como titular de la división Inteligencia de Narcotráfico. Era el hombre fuerte de la Policía Federal, el superpolicía de confianza del FBI y de la DEA en la Argentina.

Casado, con hijos, su nombre se dio a conocer a partir del papel que cumplió en la primera etapa de la investigación del atentado a la AMIA, cuando participó en la captura del reducidor de autos Carlos Telleldín. También se entrevistó en Venezuela con el arrepentido iraní Manoucher Moatamer, quien entregó pistas sobre la conexión iraní del atentado y acusó al ex agregado cultural de la embajada de Irán en la Argentina de colaboración con células terroristas. Luego vendrían las sospechas de encubrimiento en la causa, motivos por los que terminó procesado.

El 13 de abril de 2004 fue relevado como jefe de la Superintendencia de Investigaciones, luego de que una escucha telefónica lo vinculara con un imputado en el secuestro y asesinato de Axel Blumberg. Pero la conversación con uno de los detenidos en esa causa era de 2001 y cerca de Palacios están convencidos de que la publicidad de esa escucha telefónica fue obra de la SIDE, con quien Palacios tiene un duro enfrentamiento, que data de sus tiempos de la causa AMIA.

Palacios también intervino en la represión de las manifestaciones del 19 y 20 de diciembre de 2001, pero la Justicia lo desligó de responsabilidad. Fuera de la policía, Palacios asesoró a Mauricio Macri, en Boca Juniors y desde entonces es su policía favorito, a quien defendió a rajatabla, aún cuando lo perjudicaba. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConflicto gremialEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico