Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El poder de los gremios / Una sentencia que inquieta a la central que lidera Moyano

Nuevo fallo de la Corte en favor de la libertad sindical

Política
 
 

La Corte Suprema reafirmó ayer el principio de la libertad sindical al reconocerle al delegado de un sindicato simplemente inscripto las mismas garantías de las que gozan los delegados de las organizaciones con personería gremial.

El fallo causó malestar y preocupación entre los líderes de la CGT, que ven en la decisión de la Corte un avance sobre su poder. Julio Piumato, secretario general del gremio de los empleados judiciales y uno de los principales aliados de Hugo Moyano, dijo que "fomenta la fragmentación" y que así "será muy difícil defender el derecho de los trabajadores".

En cambio, Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que reclama sin éxito el reconocimiento de la Casa Rosada, celebró la decisión judicial. "La Corte otorga fallos que el Gobierno se niega a concedernos", dijo a La Nacion.

El alto tribunal, presidido por Ricardo Lorenzetti, declaró inconstitucional el artículo 52 de la ley de asociaciones profesionales, que limita el privilegio sindical a los delegados de organizaciones con personería gremial, y lo extendió a los delegados de los sindicatos con simple inscripción. El artículo establece que los delegados de los gremios con personería gremial no pueden ser despedidos ni suspendidos ni se les pueden modificar las condiciones de trabajo si no media una resolución judicial que los excluya de la garantía.

Hace diez días, durante un acto gremial realizado frente al Palacio de Justicia, el titular de la CGT, Hugo Moyano, había calificado al alto tribunal de "reaccionario" y "dictatorial". Esa misma semana, la presidenta Cristina Kirchner se inclinó en su favor cuando afirmó que "no se puede crecer con sindicatos débiles".

El fallo que dictó la Corte en la causa Adriana Rossi contra el Estado Nacional y la Armada Argentina lleva la firma de todos los magistrados y confirma el criterio de libertad sindical que inauguró el tribunal en noviembre de 2008, en el caso ATE.

La sentencia llega en una época en la cual las estructuras sindicales peronistas están amenazadas por el florecimiento de comisiones internas y por delegados de asociaciones con simple inscripción que desafían el monopolio sindical.

Rossi es presidenta de la Asociación de Profesionales de la Salud del Hospital Naval (Prosana); luego de una medida de fuerza, el empleador la suspendió por cinco días y le asignó nuevas tareas. En ese establecimiento también desarrolla actividades la Unión de Personal Civil de las Fuerzas Armadas (Pecifa), que sí tiene personería gremial.

La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó la medida disciplinaria contra Rossi, que se desempeña en la asociación sin personería gremial. Pero la Corte revocó el fallo.

La Corte recuerda el fallo que dictó en el caso ATE, donde reafirmó el principio de la organización sindical libre y democrática, que está establecido en numerosos tratados internacionales.

En ese fallo, dictado hace un año, la Corte declaró inconstitucional el artículo 41.a de la ley de asociaciones sindicales y estableció que los sindicatos con simple inscripción también pueden nombrar delegados para las negociaciones colectivas y ante organismos internacionales. La Corte entendió que limitar esas facultades a los sindicatos con personería era inconstitucional.

El fallo de ayer es un nuevo paso en ese mismo camino. Además de los tratados internacionales, la Corte recuerda que el artículo 14 bis de la Constitución nacional, al consagrar la libertad sindical, establece el fundamento de reconocerle amparar a todos los representantes gremiales, pues la tutela sindical es la "garantía necesaria" para el cumplimiento de su gestión y se puede hacer valer tanto frente a empleadores privados como frente al Estado.

"A la obligación estatal negativa de no interferir se yuxtapone una obligación positiva, esto es, la de adoptar las medidas apropiadas para proteger y preservar el ejercicio de la actividad sindical sin temor por parte de los representantes sindicales. La ley, al limitar el alcance de la protección a los representantes gremiales de los sindicatos con personería gremial, violentó de manera patente e injustificada la esfera en la que el legislador puede dispensar más privilegios a ciertas asociaciones más representativas", dice la sentencia.

Si la protección sindical se pudiese reconocer a los delegados de los gremios con personaría gremial y negarla a los demás delegados, quienes quisieran actuar como representantes de los trabajadores se verían compelidos a actuar como miembros de las primeras entidades, para no poner en juego su fuente de trabajo, lo cual, indirectamente, también limita la libertad de los trabajadores de asociarse y verse representados sindicalmente.

Antecedentes

  • Artículo 14 bis . La Constitución garantiza a los trabajadores el derecho a la organización sindical libre y democrática.
  • Tratados internacionales . La Argentina ha firmado diversos convenios en los que se promueve la libertad sindical. También hubo requerimientos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en los que se insta a reconocer el derecho de todas las entidades gremiales.
  • Caso ATE . En noviembre del año pasado la Corte Suprema refirmó el principio de la libertad sindical. Permitió que los delegados de sindicatos con simple inscripción puedan participar en las discusiones con las empresas.
  • Caso APS . En poco tiempo, la Corte emitirá un nuevo fallo. Se espera que antes de Navidad permitirá que una asociación de trabajadores del Congreso recorte la representación de un gremio con personería.
TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol