Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Anunció el Gobierno el pago de los vencimientos de deuda de 2010 a través de reservas del Banco Central

Con una situación fiscal complicada de cara a 2010, Boudou destacó la creación de un fondo exclusivo que absorberá una parte de los fondos de la entidad que dirige Martín Redrado y que servirá para pagar los pasivos del país

Lunes 14 de diciembre de 2009 • 15:51
0

Con una complicada situación fiscal por delante, el Gobierno anunció hoy que utilizará reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) -unos 6569 millones de dólares- para pagar parte de los vencimientos de deuda con organismos multilaterales e inversores privados del año que viene.

En una decisión que generará polémica tanto desde la derecha, porque pondrá en riesgo un pilar del crecimiento (las reservas), como desde la izquierda, por el uso que se le darán a los excedentes de los argentinos, el Gobierno busca que esta decisión sea una especie de blindaje frente un 2010 difícil en materia de ingresos.

"Lo que queremos es dar el máximo de certezas para el año que comienza y por eso vamos a constituir el Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad", señaló el ministro de Economía, Amado Boudou en cadena nacional desde la Casa Rosada.

Foto: prensa Mecon

La decisión, según el funcionario, será para hacer frente a parte de las deudas que existen con los tenedores de títulos privados y a los organismos multilaterales de crédito en 2010. "Se paga con reservas. Estas pasarán al Tesoro para que no haya duda de la posibilidad de pago. El objetivo de fondo es dar el máximo nivel de certeza", dijo Boudou.

Destacó que el Banco Central tiene "reservas excedentes" por 18.000 millones dólares dentro del total de 47.540 millones en manos del instituto emisor, con lo que los fondos reservados a pagos de la deuda en 2010 representan una pequeña parte.

El ministro de Economía destacó que el pago con reservas del BCRA tiene que ver una "política racional en la utilización de las reservas del país". Boudou destacó que, debido al pago, no se tendrá "ninguna tensión en el mercado cambiario".

El anuncio fue realizado cuando el país está a punto de presentar ante el ente regulador bursátil de Estados Unidos una oferta para canjear la deuda cercana a los 20.000 millones de dólares que mantiene con acreedores que rechazaron una inmensa reestructuración en 2005.

Defensa. Como era de esperar, la presidenta Cristina Kirchner hizo una enérgica defensa de la decisión oficial. "Estamos dando certeza y previsibilidad a la economia", dijo apenas tomó el micrófono tras el discurso de Boudou.

Recordó el día de diciembre de 2001 en el que el Congreso aprobó la entrada en el default, mientras ella era aún senadora y aseguró que aquel momento marcó un hito para lo que llamó "el descreimiento de los mercados".

No obstante, la Presidenta dedicó buena parte de su intervención a defender que el pago de la deuda se haga con reservas del Central. Tras destacar el crecimiento de esos activos en el último año, afirmó: "Vamos a seguir con la misma política de reservas porque nos ha permitido sostener el valor del dólar. Si no lo hubiéramos hecho así, lejos de $3,82, [la moneda estadounidense] estaría en 1,60". En el mismo sentido, evaluó que destinar reservas a cancelar pasivos con el exterior supone una "utilización absolutamente racional" de esos fondos.

"No sólo estamos asegurando el pago de deudas: estamos dando señales de que no vamos a aceptar cualquier tasa de interés en el mercado de capitales", añadió.

Hacia el final, insistió con la reivindicación de la decisión. "Esto no se llama milagro mi viento de cola. Se llama administración y gestión de la cosa publica. Es una medida fundamental para este proceso de crecimiento, estabilidad y desendeudamiento", concluyó.

"Si nosotros estamos asegurando el pago de nuestras deudas, estamos al mismo tiempo dando una fuerte señal al mercado de que no vamos a aceptar cualquier tasa de interés en el mercado de capitales", afirmó la presidenta.

Superávit comercial en alza. La balanza comercial cerró en noviembre con un superávit acumulado de 15.727 millones de dólares, 32 por ciento superior a los 11.200 millones de dólares registrados en igual lapso del año pasado, según adelantó la Presidenta.

Además, destacó que el crecimiento interanual del superávit comercial fue del 73 por ciento, puesto que en noviembre fue 1245 millones de dólares mientras que en igual mes del año pasado sumó 745 millones de dólares.

Fernández de Kirchner destacó, incluso, que "por primera vez en noviembre se quebró la línea negativa interanual, y estamos en exportaciones 1 por ciento más que las del año pasado y hemos bajado drásticamente del 49 por ciento menos de importaciones de mayo a sólo 12 por ciento menos de importaciones, en noviembre respecto del mismo mes del año anterior".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas