Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Premios / Una cita anual

Del Potro tuvo un año de colección

Deportiva

El tenista tandilense, ganador del US Open y finalista del Masters, en un 2009 fuera de serie, recibió anoche el tradicional Olimpia de Oro, como el mejor deportista de nuestro medio; fue el centro de la admiración de todos sus pares

Juan Martín del Potro debe mirar hacia atrás, observar la temporada versión 2009, relajarse y disfrutar. Será, claro, muy difícil de igualar. Una campaña magnífica, que cerró anoche con un premio de prestigio, que trasciende el tiempo. Y tenía adversarios por el premio máximo, claro que los tenía. Lionel Messi, por caso, estrella de Barcelona, el multicampeón, o Angel Cabrera, vencedor en el Masters de Augusta de golf; y hasta Luciana Aymar, elegida por sexta vez en su carrera como la mejor jugadora de hockey sobre césped del mundo. Todos ellos fueron distinguidos con los premios Olimpia de Plata. El dorado, el de oro, el que representa la cumbre de nuestro país en la gran fiesta anual del deporte, ése quedó en manos de Juan Martín del Potro. Un pibe de apenas 21 años.

Por sus títulos, por su campaña, acaso, por su futuro. Auckland, Washington fueron la primera parte de la aventura, que tuvo su momento cúlmine con el US Open, el Grand Slam por el que siempre soñó, en una noche mágica contra el Gran Roger Federer. No fue lo único, claro: su ranking N°5 fue determinante en su gran desempeño como finalista en el Masters de Londres, ayer nomás. El tandilense, claro fue la figura excluyente en la tradicional cita de los premios Olimpia, que entrega el Círculo de Periodistas Deportivos desde 1954 y que anoche tuvo su gala en el Polideportivo Almirante Brown, con una sobria conducción compartida entre Víctor Hugo Morales y Teté Coustarot.

Las últimas horas de La Torre de Tandil, más conocido como Palito en su tierra, en su casa, fueron frenéticas. Ayer a la mañana llegó en un vuelo de Santiago, Chile, donde cayó ante el local Fernando González, 11° del mundo, por 7-5 y 6-4, en una exhibición realizada en el Movistar Arena, que fue la devolución de la visita del Bombardero de La Reina a Rosario, donde fue el tandilense el que se impuso.

En tiempos de pretemporada, Del Potro no perdió ni un minuto: estuvo entrenando en las canchas de cemento de El Clú, donde funciona la academia que su entrenador, Franco Davin, tiene en sociedad con Luis Lobo (coach de David Nalbandian y Juan Mónaco) y Roberto Azar.

Después sí, fue el tiempo de irse a descansar al departamento de un amigo, en Buenos Aires. Apenas llegó anoche, fue el centro de los flashes, de la admiración y de hasta de los suspiros de ciertas miradas femeninas. Estuvo acompañado por Rafael Groppo, su hombre de confianza en el ámbito local, y por un celoso hombre de seguridad. Este flaco, alto y talentoso no es un improvisado. Su excelente servicio, su potente drive, tienen su historia...

Los primeros raquetazos de Palito fueron contra el frontón del club Independiente, allí donde lo vio el ojo clínico de Marcelo Gómez, un formidable formador de tenistas. Con los años, el Negro no lo dejó inclinarse por la número 5. Lo veía distinto, a pesar del fervor de Delpo por el fútbol. Y por Boca.

Tanto, que este muchacho que nació con la primavera de 1988, un 23 de septiembre, es el más joven argentino campeón de un Grand Slam. En los últimos años también se destacó por ser el más joven en distintos grupos del ranking: entre los primeros 200, 100, 50, 10 y este año entre los top 5.

Desde muy chico saboreó la gloria en un torneo grande para los juniors, que cuenta con el peso de la tradición: ganó el Orange Bowl a los 14 años, en el mismo Crandon Park donde esta temporada consiguió su primera victoria ante un número 1 del mundo, entonces el español Rafael Nadal. Ese éxito, además, fue el que le empezó a poner fin a su timidez ante los más grandes. Y hasta le ganó dos veces a Roger Federer una vez que el suizo recuperó el cetro. Primero, la final del US Open... ratificada en el Masters de Londres.

Ganó sus primeros cuatro títulos en forma consecutiva, a los 19 años. De los 12 tenistas que ganaron, al menos, cuatro títulos en una temporada antes de los 20 años, sólo Jimmy Arias (y por ahora Del Potro) no alcanzaron el número 1 del mundo. Aunque Del Po tiene ese destino.

Debutó en la Davis con una épica victoria en cinco sets ante el austríaco Jürgen Melzer, en 2007, que le dio el tercer punto a la Argentina en la serie ganada por 4 a 1 en Linz. Tal vez, la Ensaladera de Plata sea una de sus cuentas pendientes. Ya habrá tiempo para ello. Anoche sólo tuvo espacio para disfrutar del mejor telón de un mágico año.

  • El fútbol también tuvo su presencia en la gran fiesta
    Además de los premios para Juan Sebastián Verón, en el ámbito local, y Lionel Messi, en el exterior, el Círculo reconoció a Estudiantes de La Plata por la conquista de la Copa Libertadores. Hubo homenajes, además, a Julio Falcioni, DT, del Banfield campeón; al juvenil ganador del Mundial ?79 y a Fernando Redondo.
Por Maximiliano Boso De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa tragedia del avión de Air ArgélieMagaly HermidaConflicto en Medio OrienteAmado Boudou