Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Fue fundador de Copei

Murió Rafael Caldera, ex presidente venezolano

El Mundo

Perdonó a Chávez por el golpe fallido de 1992

CARACAS.- El ex presidente venezolano Rafael Caldera (1969-74 y 1994-99) murió anteayer en Caracas a los 93 años, tras haber padecido la enfermedad de Parkinson durante varios años. Retirado prácticamente de la vida pública desde 1999, Caldera será recordado, entre otras cosas, por haber otorgado el perdón presidencial en 1994 al entonces teniente coronel Hugo Chávez, encarcelado tras el fallido golpe de Estado que encabezó en 1992.

Chávez, que sucedió a Caldera en el poder en 1999, fue de los primeros en enviar sus condolencias a la familia del ex presidente. "Me dijo que estaba enterado de que la familia no quería recibir ningún honor oficial de parte del gobierno", señaló a la prensa Andrés Caldera Pietro, hijo del mandatario fallecido.

El dirigente socialcristiano y ex candidato presidencial por Copei Eduardo Fernández, quien protagonizó con Caldera una disputa interna por la candidatura del partido en los años 80, dijo ayer que el ex presidente "tuvo una vida consagrada al servicio del pueblo y al interés colectivo". Y agregó: "Desapareció uno de los héroes civiles de nuestra democracia".

Caldera fundó en 1946 el partido socialcristiano Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), con el que llegó a la presidencia en 1969, pero más tarde renegó de él al ganar un segundo mandato en 1994, y creó el partido Convergencia, con el apoyo de una alianza izquierdista.

Copei se alternó en el poder desde 1958 con el partido Acción Democrática (AD), con el que selló un acuerdo de gobernabilidad después de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez. Como impulsor de ese pacto, Caldera fue considerado uno de los dirigentes que concibieron la democracia moderna venezolana.

Durante su primer gobierno, entre 1969 y 1974, Caldera llevó adelante un proceso de pacificación del país, en el que incorporó a la democracia al Partido Comunista de Venezuela y al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que encabezaron la lucha guerrillera en la década del 60. En su segundo mandato, entre 1994 y 1999, tuvo que hacer frente a una grave crisis financiera en el país, en la que miles de ahorristas perdieron su dinero y el Estado tuvo que intervenir una docena de bancos.

Pero su decisión más trascendental fue, sin duda, el perdón presidencial que concedió en 1994 a Chávez, que se encontraba preso por la frustrada intentona golpista que dirigió dos años antes, como jefe de un comando de paracaidistas, contra el presidente Carlos Andrés Pérez.

Pese al gesto de Caldera, Chávez no cesó de criticarlo en la última década, y señaló al ex mandatario como uno de los responsables máximos del pacto político entre 1958 y 1999 que, según el líder bolivariano, llevó al país "al desastre". .

Agencias AP, DPA y AFP
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona