Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una larga batalla que no pudo ganar

Desde 1998 padecía una obstrucción pulmonar crónica; desde entonces lo internaron cuatro veces

Martes 05 de enero de 2010
0

Sandro y su enfermedad recorrieron un largo camino y libraron muchas batallas. Roberto Sánchez padecía una obstrucción pulmonar crónica desde 1998, como consecuencia, según había admitido en reiteradas oportunidades, de fumar durante décadas hasta 60 cigarrillos por día. Su dificultad para respirar lo alejó de los escenarios. Hizo reapariciones esporádicas asistido por un tubo de oxígeno.

El 9 de julio de 2005 Sandro fue internado por una neumonía y su médico personal, Juan Antonio Mazzei, habló por primera vez de que no se descartaba la necesidad de un trasplante pulmonar. Lo que no se sabía entonces es que iba a requerir un implante múltiple, pues su corazón comenzaría a debilitarse de manera galopante por los esfuerzos que a Sandro le requería respirar.

El 14 de diciembre de ese año el cantante tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por un enfisema pulmonar. Permaneció internado algunos días en terapia intensiva, hasta que pasó a una sala común, aparentemente recuperado.

No hubo noticias de nuevos traspiés en su salud hasta que en marzo de 2008 "el Gitano" quedó internado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT). Su médico explicó entonces que se trataba de un control de rutina programado.

No obstante, el 11 de abril siguiente el ex presidente del Incucai, Mario Perichón, deslizó que Sandro estaba en la lista de espera para un trasplante de corazón y pulmón. Esa indiscreción provocó el enojo del cantante, que consideró que podría interpretarse como un pedido de trato preferencial. Por este episodio, la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, le pidió la renuncia a Perichón.

En febrero del año pasado, Olga Garaventa, la mujer del ídolo, informó que la salud del cantante estaba muy deteriorada y que requería un trasplante de manera urgente. Sandro fue internado en marzo de 2009, ya de manera permanente, en el IADT y firmó su consentimiento ante el Incucai para someterse a la crítica operación de corazón y pulmón en el Hospital Italiano de Mendoza, donde el área de trasplantes está a cargo del cardiólogo Carlos Burgos.

En mayo del año pasado, Sandro ingresó en la lista de emergencia como consecuencia de la agudización de sus problemas pulmonares. Desde ese momento su internación en Mendoza quedó supeditada a la aparición de un donante compatible. Entretanto, el Gitano regresó a su casa de Banfield, pero en julio del año pasado debió ser intervenido quirúrgicamente por una afección urinaria que comprometía el trasplante.

Sólo el 16 de noviembre siguiente hubo nuevas malas noticias sobre la salud del ídolo. La vocera del cantante, Nora Lafón, rompió el silencio y expresó públicamente que Sandro transitaba por "horas decisivas" para su vida.

El 20 de ese mes, Sandro fue operado de urgencia para recibir el corazón y los pulmones que tanto necesitaba, tras la aparición de un donante compatible. Fue una luz de esperanza que, 45 días después, se apagó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas