Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

LA NACION, protagonista y testigo de la historia

La celebración reunió a figuras del mundo político y cultural

Martes 05 de enero de 2010
0

Con la reafirmación de aquellos ideales que inspiraron su creación y como testigo y protagonista de la vida del país, LA NACION celebró ayer su 140° aniversario.

Casi 50.000 ediciones después de aquella primera que Bartolomé Mitre publicó el 4 de enero de 1870, ayer se escucharon las palabras que impulsaron su nacimiento: libertad, esperanza, progreso, república, cambio, creatividad, idealismo, compromiso.

En un acto celebrado en el Museo Mitre, estuvieron presentes, entre otros, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, y la embajadora de los Estados Unidos, Vilma Martínez, en un auditorio colmado de personalidades del ámbito político, cultural, social, económico, diplomático y religioso.

cerrar

Con la constante invocación de los valores transmitidos por el diario, que sostienen el rumbo presente, la directora del Museo Mitre, María Gowland Mitre; el presidente del directorio de SA LA NACION, Julio César Saguier; la historiadora María Sáenz Quesada y el columnista de LA NACION Carlos Pagni hablaron de aquellos primeros tiempos, de los desafíos que enfrentó el diario a lo largo de su historia y de los ideales que todavía movilizan sus páginas.

La música de la Camerata del Bicentenario acompañó el encuentro, al que asistieron también el director de LA NACION, Bartolomé Mitre; el subdirector, Fernán Saguier, y el secretario general de Redacción, Héctor D´Amico, entre otras autoridades del diario.

El vicario para la cultura de la arquidiócesis de Buenos Aires, monseñor Eugenio Guasta, párroco de La Merced, efectuó una invocación religiosa por la celebración.

"Al cumplirse el 140° aniversario de LA NACION, recordemos que el general Bartolomé Mitre quiso que su diario fuera una tribuna de doctrina, un baluarte para la defensa y la memoria de las realidades y valores que hemos memorado", expresó el religioso.

Gowland Mitre fue la primera oradora. Como anfitriona, rememoró algunas anécdotas de la casa familiar que fuera testigo del nacimiento del diario.

"Mitre, desde LA NACION, también gobernaba. Revisaba el libro de cuentas, editaba artículos, chequeaba las máquinas y escribía los editoriales", contó la directora del museo, en referencia a su fundador.

Fidelidad cotidiana

A continuación, Julio Saguier comenzó su discurso con un cálido agradecimiento a los millones de lectores de LA NACION por su "fidelidad inquebrantable", quienes, generación tras generación, esperan cada mañana leer nuestras noticias, opiniones y comentarios.

"LA NACION ha aspirado a ser un observador confiable e insobornable de la vida nacional. Hoy, reitera esa vocación desde este espacio histórico tan identificado con su propia existencia", aseguró Saguier.

Sáenz Quesada, investigadora y directora de la revista Todo es h istoria, dibujó un panorama del momento histórico en el que fue fundado el diario.

Destacó el doble carácter del matutino como un "diario político y que se ocupa del interés general de la nación". Mirada que lo acompañaría a lo largo de su historia.

"El diario cumple 140 años en el año en que nuestra patria festeja sus 200 años. LA NACION estuvo presente en la mayor parte de la vida independiente del país", consideró.

"Cuando Buenos Aires era una gran aldea en la que la gente se conocía", la historiadora subrayó el espíritu cosmopolita que marcó los primeros pasos del diario. "Fue una ventana al mundo desde su primer momento."

Sáenz Quesada afirmó: "LA NACION es un medio de información previsible y necesario porque supo mantenerse fiel a sí mismo y, al mismo tiempo, evolucionar acompañando al país a lo largo de 140 años".

En este sentido, sin descuidar los valores éticos y el rigor profesional de siempre, LA NACION supo en cada momento sumarse a los avances y nuevos paradigmas tecnológicos que transforman a diario a los medios de comunicación en todo el mundo.

De hecho, fue un diario pionero en el periodismo digital de la Argentina y hoy impulsa una redacción en la que convergen la versión impresa y la edición online.

Ideales movilizadores

¿Por qué LA NACION?, se preguntó Pagni, que reflexionó acerca de los múltiples significados de este interrogante: como el nombre del diario, como ideal político para su fundador y como herramienta para la construcción de la libertad que haría posible el desarrollo de nuestro país.

"No hay libertad sin diarios y no hay diarios sin libertad -afirmó Pagni-. LA NACION estaba llamada a un destino histórico: era imposible la construcción de una nación sin libertad."

"Los ideales con los que Mitre fundó este diario siguen siendo ideales movilizadores, como la defensa de una idea de país y de futuro", concluyó el periodista.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas