Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cristina echó a Redrado y desató una ola de cuestionamientos

La Presidenta removió al titular del Central "por incurrir en mala conducta e incumplir los deberes de funcionario público"; además, instruyó al procurador del Tesoro para que inicie una demanda penal contra el economista; Redrado presentará un recurso de amparo en la Justicia; fuertes críticas de la oposición y dudas entre los especialistas

Viernes 08 de enero de 2010 • 00:10
0

Tras la grave crisis institucional que ocasionó el conflicto entre el Gobierno y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Martín Redrado, por el uso de las reservas federales para pagar la deuda, la mandataria Cristina Kirchner echó por decreto a su titular.

El decreto de necesidad y urgencia (DNU), que lleva la firma de todo el Gabinete Nacional, remueve al titular del Banco Central "por incurrir en mala conducta e incumplir los deberes de funcionario publico".

La decisión presidencial despertó fuertes críticas en distintos ámbitos. Los principales dirigentes de la oposición fustigaron el decreto que expulsa a Redrado.

Además, especialistas en derecho constitucional afirmaron que es cuestionable la validez del DNU.

Entre las razones mencionadas, remarcaron que la medida dispuesta por Cristina Kirchner con la firma de todos los ministros del gabinete incumple los procedimientos establecidos por la carta orgánica del BCRA, desconoce la autoridad del Congreso de la Nación y viola los derechos y garantías que Redrado tiene en virtud de su cargo.

Palabra oficial. "Es una medida que no me gustó tomar. Ya está el decreto, creo que todos lo tienen y que no vale la pena seguir hablando. Sigue con el ejercicio el vicepresidente hasta que asuma el nuevo presidente. A la mala conducta, se le sumó el incumplimiento de los deberes de funcionario público", dijo la primera mandataria tras firmar el decreto, en un acto en La Matanza.

La jefa del Estado también dio instrucciones al procurador del Tesoro de la Nación, Osvaldo Guglielmino, para que inicie una demanda penal contra el economista.

Recurso de amparo. Por su parte, Martín Redrado presentará en las próximas horas un recurso de amparo en la Justicia en el que solicita la nulidad de la medida.

El titular del Banco Central tomó la decisión luego de analizar con un cuerpo de letrados los pasos a seguir y las distintas alternativas jurídicas.

En el entorno de Redrado, se manejaba la posibilidad de tomar mañana funciones con absoluta normalidad, dejando constancia notarial de su asistencia, a la par de la presentación del recurso judicial.

El estatuto. La Carta Orgánica del Banco Central establece, en el artículo 9, que "los integrantes del directorio podrán ser removidos de sus cargos, por el Poder Ejecutivo, por incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente".

Además, aclara: "La remoción de los miembros del directorio será decretada por el Ejecutivo cuando mediare mala conducta o incumplimiento de los deberes de funcionario público". Este es el argumento central del Gobierno en el DNU.

Pero el texto de la entidad también agrega que para removerlo deberá "contar con el previo consejo de una comisión del Congreso de la Nación". Esta comisión, según la Carta, debe ser presidida por el presidente de la Cámara de Senadores e integrada por los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía de la misma, y por los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas de la Cámara de Diputados de la Nación.

Blejer. En tanto, aunque el ministro de Economía Amado Boudou confirmó que, tras el interinato de Pesce, el nuevo presidente será Mario Blejer, desde el entorno del ex director del Central y actual asesor informal de la cartera de Economía lo negaron. Fuentes allegadas a Blejer confirmaron que no lo ha llamado nadie y que tampoco ha aceptado ningún cargo.

La defensa de Aníbal. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, defendió la decisión: "El decreto [de las reservas] tiene validez y Redrado no cumple con este decreto. El objetivo primordial era el decreto. La crisis que estamos viviendo, a partir de esa situación, es porque no se cumple la normativa. No solo no ejecuta, sino que entorpece el funcionamiento del directorio".

Y añadió: "Las decisiones son de la Presidenta, cuando no esta en coincidencia, tiene que renunciar. La Carta Orgánica dice que una comisión legislativa tendrá que evaluar la situación y aconsejar, pero no es vinculante. Ya hubo un caso en 2001, cuando se deja en claro que el consejo no tiene fuerza vinculante, es solo una opinión, es un acto preparatorio que no produce efectos jurídicos".

Fernández aseguró que le comunicarán la resolución a Redrado en el transcurso de la tarde. Será reemplazado provisoriamente por el vicepresidente de la entidad, Miguel Pesce.

Quiénes. La grave crisis hizo que la mandataria les pidiera a sus ministros que se acerquen a la Casa de Gobierno para rubricar el nuevo DNU. Firmaron: el ministro de Economía, Amado Boudou; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el canciller Jorge Taiana; el ministro de Educación, Alberto Sileoni; la ministra de Defensa, Nilda Garré, el titular de la cartera laboral, Carlos Tomada; el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, de Planificación, Julio de Vido; de Justicia, Julio Alak; de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Salud, Juan Mansur, y de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao.

El que más kilómetros debió recorrer para llegar a la Capital fue Randazzo, que estaba descansando junto a su familia en Valeria del Mar.

Qué pasó. Ayer, Redrado se había negado al pedido que le formuló Cristina Kirchner para que renuncie al mando del BCRA por oponerse a ejecutar el decreto que ordenó la utilización de reservas para el pago de deuda.


El DNU ya está en el Congreso El decreto firmado por la presidenta Cristina Kirchner que despidió al titular del Banco Central, Martín Redrado, ingresó esta noche a la Cámara de Diputados y mañana será girado a la Comisión Bicameral para su estudio, confirmaron fuentes legislativas a la agencia DyN. El texto fue recibido en Mesa de Entradas de la Cámara baja y deberá ser analizado en un plazo de diez días por la Comisión Bicameral, agregaron las fuentes. El rápido ingreso al Parlamento, en realidad, no sorprendió por lo menos en el oficialismo, ya que, según indicaron fuentes kirchneristas a esta agencia, el trámite se haría de manera "inmediata".

Con la colaboración de Mariana Verón, de la Redacción de LA NACION

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas