Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una ola de frío polar azota a todo Europa

Las extremas bajas temperaturas, junto a los temporales de viento y nieve, provocan cancelaciones y demoras en los vuelos, cierre de autopistas y cortes de energía eléctrica

Jueves 07 de enero de 2010 • 19:07
0

LONDRES.- La ola de frío polar que castiga a Europa produjo grandes trastornos en torno al trasporte ferroviario, automotor y aéreo por los fuertes vientos y la gran cantidad de nieve caída.

Cuando se prevé que el frío más crudo y prolongado en casi 30 años continúe al menos hasta la próxima semana, varios países europeos vivieron una jornada caótica en cuanto al traslado de personas.

Un tren Eurostar Bruselas-Londres con 260 personas a bordo estuvo dos horas detenido por la mañana en el túnel que une Francia al Reino Unido por debajo del canal de la Mancha debido a un "incidente de señalización", explicó el presidente de la empresa, tres semanas después de una interrupción total del tráfico durante varios días al comienzo de las fiestas navideñas, que afectó la circulación de 40.000 pasajeros.

Una autopista en España es liberada de la nieve caída durante la noche
Una autopista en España es liberada de la nieve caída durante la noche. Foto: Reuters

Eurostar anunció también un "tráfico limitado" para los próximos días, debido "a las malas condiciones meteorológicas" que lo obligan también a reducir la velocidad de las formaciones.

La avería de hoy causó retrasos en todo el sistema Eurostar, la única línea ferroviaria entre Gran Bretaña y el continente europeo a través del túnel de 50 kilómetros bajo el Canal de la Mancha.

Varios centímetros de nieve acumulados durante las últimas horas dificultaron por la mañana la circulación de la autopista en la región parisina de Ile-de-France, informaron fuentes locales.

Una situación similar se vivió en la región de Grenoble, sobre los Alpes, y en el suroeste francés, en Bordeaux. Treinta y uno son los departamentos franceses en estado de alerta por la nieve y el hielo acumulados, desde Normandía hasta los Pirineos.

Frío en Francia. Al sur de París la circulación de vehículos se vio dificultada por la gran cantidad de accidentes en cadena. Ayer cuatro personas murieron y varias más resultaron heridas a raíz de accidentes de tránsito provocados por el congelamiento de las calles.

Una situación similar se vive en Holanda, donde además numerosos vuelos fueron cancelados en Amsterdam. Centenares de pasajeros quedaron varados y debieron ser alojados en hoteles cerca del aeropuerto.

Los caminos en el norte de Holanda fueron cerrados anoche para permitir por la mañana el paso de las máquinas para retirar la nieve acumulada. También se vieron dificultados los viajes en tren, ya que fueron cancelados los tramos entre La Haya, Rotterdam y Utrecht.

En Gran Bretaña miles de escuelas permanecieron cerradas por el frío, y miles de personas se vieron afectadas por cortes de electricidad en varios puntos del país. La compañía de vuelos baratos Easyjet volvió a suspender hoy otros 70 vuelos, mientras British Airways anunció cancelaciones y retrasos en los aeropuertos londinenses de Gatwick y Heathrow.

Sin luz y calefacción. Mientras tanto, las compañías eléctricas trataban de restablecer el suministro en los 5000 hogares del sur de Inglaterra se quedaron sin electricidad -y muchos también sin calefacción- durante la noche después de que las fuertes nevadas dañaran líneas de alta tensión.

El operador de la red energética británica, National Grid, pidió a un centenar de compañías británicas que interrumpieran el consumo de gas tras emitir una alerta anunciando que la demanda era superior a la oferta y había alcanzado un récord absoluto con 12,9 millones de metros cúbicos.

Numerosos empleados británicos trabajaron desde casa debido a las dificultades para circular y al cierre de miles de escuelas en todo el país, cuando el termómetro llegó en los sitios más fríos, como Benson, en el condado de Oxford (sur), y Woodford, cerca de Manchester (noroeste), a los 18 grados bajo cero.

El frío más intenso estuvo en Noruega, donde en varios lugares el mercurio descendió hasta los 40 bajo cero. En Oslo, con -15, los autobuses dejaron de circular porque el frío congelaba el aceite de sus motores, y varios transbordadores estaban bloqueados en los muelles del puerto por el hielo.

Más al sur, la ola de frío empezó a barrer también España y Portugal, mientras que Alemania y en Austria, estaban alerta ante las previsiones anuncian la llegada de un fuerte temporal de nieve durante el fin de semana.

Por su lado, el gobierno de Albania anunció que estudia decretar el estado de emergencia en el noroeste, donde varias localidades están bajo las aguas. El primer ministro albanés, Sali Berisha, dijo que miles de hectáreas están inundadas por el crecimiento del río Drini, a lo largo del cual fueron construidas tres grandes centrales hídricas. "La situación no tiende a mejorar", informó el premier, quien pidió a la población de las zonas en riesgo abandonar sus casas.

En Polonia las autoridades estimaron que unas 120 personas murieron por el frío en las últimas semanas. En Italia volvió a subir el estado de alerta por la crecida del río Tevere en la zona este de Viterbese, entre Orte y Bomarzo. El nivel del río esta mañana, a causa de la apertura de los diques de Alviano y Corbara, en la provincia de Terni, alcanzó los 6,9 metros.

Agencias AFP, EFE y ANSA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas