Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El PAMI, signado por los escándalos

Política

Parece que el PAMI no puede escapar a los escándalos. El organismo no logra recuperarse de la imagen que han sabido cultivarle sus presidentes o interventores de los últimos ocho años que, en su mayoría, debieron abandonar sus cargos envueltos en denuncias de corrupción.

Fue Matilde Menéndez una de las precursoras de esos escándalos al frente del organismo. Presidenta del PAMI desde el 3 de febrero de 1992, debió abandonar su cargo el 15 de abril de 1994 jaqueada por denuncias de retornos y coimas durante su administración.

Carlos Alderete fue nombrado interventor en el organismo el 18 de abril de 1994, y abandonó ese cargo el 4 de enero de 1995, en medio de una no aceptada crisis financiera.

El sindicalista renunció ante el entonces secretario general de la Presidencia, Eduardo Bauzá, a quien no había logrado convencer con un rendimiento de cuentas sobre el estado del PAMI.

Alderete fue reemplazado por Alberto Abad, un hombre estrechamente ligado a Bauzá, con la instrucción de profundizar la reforma administrativa y financiera que venía soportando un déficit de alrededor de 300 millones.

Pero en menos de seis meses Abad abandonaba la titularidad del organismo para ocupar una secretaría en la Jefatura de Gabinete. Fue entonces un hombre de confianza de Alberto Mazza, en ese momento ministro de Salud, el encargado de sucederlo.

El 16 de junio de 1995 asumió Antonio Maldonado, especialista en temas médicos. Duró poco más de un año en el cargo. El 30 de julio de 1996 fue reemplazado por Alejandro Bramer Markovic. Maldonado buscó su propio alejamiento cuando el Ministerio de Economía, con el aval presidencial, le quitó al instituto la ayuda adicional de 40 millones de pesos mensuales.

Bramer Markovic asumió con el apoyo político de Carlos Menem, dispuesto a ahondar en la reconversión del PAMI y a llevar adelante un programa de reingeniería semejante al que había aplicado en la Anses, de donde era director ejecutivo hasta ese momento.

El escándalo por un falso título de ingeniero, sumado a denuncias por despilfarro y graves anomalías en el PAMI, terminó con la carrera de Bramer Markovic al frente del organismo. Debió renunciar seis meses después de haber asumido.

Fue Víctor Alderete el hombre que recibió el apoyo incondicional de Carlos Menem para sacar adelante el organismo. Asumió el 15 de enero de 1997 y sólo abandonó su cargo con el último cambio de gobierno, en diciembre del año último.

Alderete fue blanco de denuncias vinculadas con los servicios de ambulancias, geriátricos, sepelios, audífonos, centros de rehabilitación, turismo y compra de libros con sobreprecio, entre otros, y actualmente se halla imputado en más de una veintena de causas. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl secuestro del padre de Carlos TevezCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsThomas Griesa