Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Sondeo / Las personas cercanas son las más creíbles

A pesar de la crisis educativa, la gente aún confía en la escuela

Cultura

La medición nacional realizada por Ibope reflejó que es la institución mejor conceptuada

A pesar del estado de crisis en que se la suele colocar, la escuela pública es una de las instituciones en la que más confían los argentinos, seguida de cerca por las organizaciones no gubernamentales.

El dato cobra otro valor cuando se mira que, en el podio de la confianza, los argentinos colocan a su familia, sus amigos, sus vecinos y a los argentinos en general, y dejan para los porcentajes menores a los partidos políticos, los sindicatos, el Gobierno, el Congreso y la Justicia.

Los datos provienen del Indice de Confianza Social que por primera vez en 2009 midió la empresa Ibope en la Argentina. Basado en 835 entrevistas telefónicas realizadas en centros urbanos de todo el país, el índice da por resultado un ranking de personas e instituciones según la confianza que despiertan; es decir, explican "la relación entre el comportamiento ideal y real de una institución".

"Este dato muestra que la gente no vincula necesariamente la escuela pública con el Estado y con la política", opinó Gustavo Iaies, especialista en educación y presidente de la Fundación CEPP.

"También sirve para analizar en qué piensa la sociedad cuando piensa en la escuela pública. Habla de la escuela cercana, del docente que conoce. La gente puede creer que la escuela es ineficiente o aburrida, pero no que es corrupta, y eso aumenta la confianza", evaluó.

"La escuela pública y el sistema de salud siguen conservando su prestigio, y eso se basa en la experiencia directa de la gente en esas instituciones", dijo a LA NACION José Luis Fernández, director de Ibope Inteligencia.

Creer en las personas

También se elabora un índice general. En la Argentina, tenemos un nivel de confianza de 53 (sobre 100 puntos), pero mirar los extremos es revelador: la confianza en las personas cercanas (80) casi duplica la que sentimos en las instituciones (47). Así, la familia alcanza un nivel de confianza de 94; los amigos, de 89; los vecinos, de 72, y los argentinos en general, de 64.

Luego se ubica la escuela pública, con un índice de confianza de 63, y es la institución mejor posicionada, sólo superada por los bomberos, con 84. Le siguen las ONG (61), las iglesias (58) y el sistema público de salud (58). Los medios vienen luego, con 57 puntos.

Los partidos políticos y los sindicatos tuvieron el índice más bajo (25 cada uno), seguidos por el gobierno nacional y el presidente (29 cada uno). El Congreso (33) y el sistema electoral (45) tuvieron mejores puntuaciones.

Según contó, la idea es repetir la medición dos veces en 2010 y continuar con ella, para poder evaluar variaciones en el tiempo. También se espera repetirla en otros países, como México, Uruguay y Chile.

Por ahora, sí, se pueden hacer comparaciones con Brasil, donde Ibope mide este índice desde hace algunos años. Allí, el índice de confianza general es de 60 puntos, levemente mayor que en la Argentina, pero la gran diferencia está en la valoración institucional.

Aunque la familia también es la que más confianza genera en Brasil (90), la Iglesia (76), los medios (71) y las fuerzas armadas (71) tienen puntuaciones altas y todas las instituciones políticas están mejor valoradas que las argentinas. Por ejemplo, en Brasil, el presidente tiene un nivel de confianza mayor que el promedio general (66).

Una coincidencia parece curiosa. En ambos países, los bomberos tienen altos niveles de confianza (84, en la Argentina, y 88, en Brasil). Para los expertos de Ibope, se trata de una institución que no se ve atada a ninguna fuerza de seguridad -muchas veces cuestionadas- y tiene un componente de trabajo voluntario y de riesgo de vida.

Monitoreo

  • Termómetro: el estudio reveló que la confianza de la población en sus instituciones es de 53, en una escala de cero a cien. La idea es realizar la evaluación dos veces al año para medir las oscilaciones.
  • Datos: observados separadamente en los índices de confianza interpersonales y en las instituciones, las puntuaciones fueron de 80 y de 47, respectivamente.
Raquel San Martín LA NACION
TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaAmado BoudouLa pelea con los holdoutsEl tiempo