Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los e-books vienen con todo

Sábado 16 de enero de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

Los brujos del mercado aseguran que 2010 será el año de los e-books. Si bien por primera vez en su historia Amazon vendió para estas fiestas más libros digitales que "físicos", el pronóstico se apoya sobre todo en la inminente explosión de venta de los e-readers, esos artefactos que permiten leer un libro en una pantalla. En el último mes este mercado ha producido más novedades que en los últimos años: el Kindle (e-reader de Amazon) está finalmente accesible a escala mundial; Microsoft y Hewlett Packard anunciaron los suyos para los próximos meses y Apple presenta su iTablet en pocos días. Además, la cadena Barnes & Noble ya vende su propio artefacto, el Nook, y Sony sigue actualizando su e-reader.

Algunos analistas creen que esta competencia puede provocar una guerra de precios que inunde de e-readers el mercado de los Estados Unidos y multiplique en poco tiempo los actuales cuatro millones de artefactos. De allí a la explosión de demanda de e-books habría un paso.

Mientras tanto, a las grandes editoriales las desvela la siguiente pregunta: ¿el auge de los libros electrónicos puede provocar en la industria editorial lo que el boom de la música digital provocó en la discográfica? ¿Acaso la caída al 50% de ventas de cds en los últimos diez años es un espejo de lo que le espera a la venta de libros?

Porque junto a los beneficios de accesibilidad, portabilidad e interacción, la explosión de los libros digitales puede traer aparejados también tres de los grandes "pecados" de la experiencia digital: la piratería, el derrumbe de precios y el reemplazo de los intermediarios. Paulo Coelho, por ejemplo, acaba de firmar un contrato directo con Amazon para vender diecisiete de sus libros en formato electrónico en portugués, accesibles en más de cien países.

Pero allí no terminan las amenazas. En su blog sobre libros en nytimes.com, Mick Sussman cuenta la experiencia de leer las obras completas de Emerson en su iPhone: "Uno se siente un privilegiado, aunque por momentos puede ser frustrante". ¿Libros en la pantalla del celular? La idea puede erizar la piel de cualquier editor, porque ese mercado no es una promesa. Ese mercado ya explotó.

Links y más Perlas en la Red: blogs.lanacion.com.ar/guyot

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas