Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El embajador argentino en Haití duerme en un parque

José María Vázquez Ocampo llegó a ese país horas antes del devastador sismo y se convirtió en testigo del horror; su esposa relató a lanacion.com cómo son los días posteriores al desastre

Viernes 15 de enero de 2010 • 01:37
0

De Luis Vilchez Reyes Para lanacion.com lreyes@lanacion.com.ar

Llegó a Puerto Príncipe un par de horas antes del devastador sismo y se convirtió en testigo del horror. Hoy, el embajador argentino en Haití, José María Vázquez Ocampo, duerme junto a la delegación nacional en un parque a la intemperie, ubicado frente a la residencia donde vivían.

En una entrevista telefónica con lanacion.com, la esposa del diplomático, Graciela Vargas, relató lo vivido por el embajador en las dos cortas conversaciones que tuvieron después de la tragedia, que dejó miles de víctimas.

"Llegué del aeropuerto a la residencia, entré a bañarme y a los pocos minutos todo empezó a moverse", le contó el embajador a su mujer. Habían pasado solo unas horas de su llegada a Puerto Príncipe y el fuerte sismo lo sorprendió como a muchos de los habitantes de la isla.

El embajador había pasado las fiestas de fin de año en Buenos Aires, se había tomado unos días más de vacaciones y estaba regresando para retomar sus actividades en Haití.

"Me enteré por los medios de comunicación. Traté de comunicarme con mi esposo y era imposible", declaró Graciela, que padeció varias horas de angustia hasta que recibió el primer llamado del embajador el miércoles a las 2 a.m.

"Estoy bien. La única línea activa es la del hospital argentino. Todo se derrumbó. Esto es un desastre", le informó el embajador a su esposa. "La embajada y la residencia están inhabitables. Todos tenemos que dormir en el parque a la intemperie", agregó el embajador, refiriéndose al pequeño espacio verde que hay frente a la residencia que ocupa la delegación argentina.

Según cuenta Graciela, no es la primera vez que el embajador argentino pasa por un desastre de este tipo. "Estuvo presente en el terremoto de Chile en el año 1960, México en el año 1985 y en el de hace dos días", agregó.

Por estos días, el embajador Vázquez Ocampo se encuentra reunido con otros embajadores y con el presidente de Haití para coordinar la recepción de la ayuda que llega de todo el mundo.

"El más grave problema que enfrenta Haití, aparte del desastre, es el clima tropical. Hace mucho calor y por lo que me contó mi esposo hay una gran cantidad de cuerpos desparramados; todo esto hace un caldo de cultivo para que se presenten todo tipo de enfermedades", añadió Vargas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas