Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Consumo / Una operación de US$ 19.500 millones

Kraft se consolida como el rival de Arcor en el rubro golosinas

Economía

Con la compra de Cadbury pasará a controlar un cuarto del mercado argentino

Por   | LA NACION

 
 

La multimillonaria compra de Cadbury por parte de Kraft dará lugar a un competidor de peso para Arcor en el mercado argentino de las golosinas. Con esta operación, valuada a nivel mundial en US$ 19.000 millones, la nueva empresa se consolidará como el segundo jugador del negocio en el país, detrás de la firma de Arroyito, Córdoba, con una participación de mercado cercana al 25 por ciento.

Fuentes cercanas a la operación además destacaron que los negocios de Kraft y Cadbury son complementarios en el mercado doméstico y que casi no se superponen, con lo cual se espera que la compra no encuentre demasiados obstáculos para obtener la aprobación por parte de los organismos de defensa de la competencia. "En principio, en los únicos rubros donde se tocan las empresas son las tabletas de chocolates y, en menor medida, los alfajores", explicó una fuente del sector.

La categoría chocolates es precisamente una de las menos desarrolladas a nivel local, con un consumo muy estacionalizado en los meses de invierno. De acuerdo con las estimaciones del sector, los argentinos compran 1,6 kilos de chocolate por año, frente a los más de 10 kilos de los suizos.

Arcor es la líder en la categoría, mientras que Cadbury y Kraft se disputan el segundo puesto, con la particularidad de que esta última empresa no tiene -al menos hasta ahora- producción local en el rubro e importa los chocolates Shot desde Brasil y la línea Toblerone desde Suiza. Por otra parte, en alfajores, Kraft, con la tradicional marca Terrabusi, disputa el liderazgo con Arcor en volumen, mientras que Cadbury tiene una participación minoritaria y compite contra empresas nacionales como La Nirva.

Los argentinos consumen aproximadamente 3 kilos de golosinas por persona por año, nivel similar a los españoles y los portugueses. Es un mercado que mueve un poco menos de US$ 1000 millones anuales, si se suman las ventas de todas las categorías de productos como alfajores, chicles, chocolates y barritas de cereales.

Kraft Foods se instaló en la Argentina a principios de los 90 e inicialmente funcionaba como la división de alimentos del gigante tabacalero Philips Morris, aunque hoy no tiene ninguna relación societaria con la dueña de Marlboro.

La empresa se hizo fuerte en el rubro de las golosinas con la adquisición de Suchard, a lo que después sumó los negocios de la ex Terrabusi. Hoy está muy diversificada, con presencia en los negocios de galletitas (vía las marcas que eran de Terrabusi), alfajores, chocolates (con las marcas Milka, Toblerone y Shot), bebidas en polvo (Tang), pastas y lo que en la compañía definen como productos bañados en chocolate, como Tita y Rhodesia (también heredadas de Terrabusi).

Estructura productiva

En la Argentina, Kraft cuenta con tres plantas propias: Pacheco -donde fabrica galletitas y golosinas-, Villa Mercedes (San Luis, jugos en polvo) y Tres Arroyos (pastas). La empresa tuvo un 2009 por demás conflictivo, a partir del enfrentamiento con la comisión gremial interna de su planta de Pacheco, y en la actualidad factura US$ 500 millones al año en el país.

Por su parte, la inglesa Cadbury llegó al país en 1994, con la compra de la firma local Stani y en la actualidad es líder en el mercado de los chicles, con sus marcas Beldent, Bazooka y Bubbaloo.

La firma también tiene una participación importante en caramelos, con las marcas Halls, Palitos de la Selva, Yummies y La Yapa, y entre todos sus negocios factura US$ 120 millones anuales. Su única planta en la Argentina se encuentra en la localidad de Victoria, en el norte del conurbano bonaerense. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015