Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Conectados más de siete horas por día

En EE.UU., los celulares, iPods, la TV y la Web llenan los días de los chicos de 8 a 18 años

Jueves 21 de enero de 2010
0

Tamar Lewin The New York Times

NUEVA YORK.- Los chicos y adolescentes norteamericanos promedio pasan prácticamente cada minuto del día -excepto el tiempo transcurrido en la escuela- usando la computadora, el televisor o cualquier otro aparato electrónico, según un nuevo estudio de la Kaiser Family Foundation.

Los chicos de entre 8 y 18 años dedican más de siete horas y media diarias a esos aparatos, comparadas con las menos de seis horas y media de hace cinco años, la última vez que se había realizado el estudio. Y esa cifra no toma en cuenta la hora y media que los jóvenes pasan enviando mensajes de texto, o la media hora en la que hablan por celular.

Además, como tantos de ellos se dedican a varias actividades al mismo tiempo -por ejemplo, navegar por Internet mientras escuchan música-, consumen un promedio de casi 11 horas de contenidos mediáticos en esas siete horas y media.

"Siento que mis días serían aburridos sin eso", dijo Francisco Sepúlveda, de 14 años, que cursa el octavo grado en el Bronx y que usa su teléfono inteligente para navegar en la Web, ver videos, escuchar música y enviar o recibir alrededor de 500 mensajes de texto diarios.

Los hallazgos del estudio sorprendieron a sus autores, quienes en 2005 habían concluido que la cantidad de horas dedicadas a los aparatos electrónicos no podía crecer más. El estudio reveló que el uso intensivo de esos medios tiene algunas consecuencias negativas, como problemas de conducta y bajas notas.

Aunque la mayoría de los adolescentes encuestados tenían buenas notas, el 47% de los usuarios más intensivos -los que tenían un consumo de por lo menos 16 horas diarias- tenían promedios de 7 o menos, comparados con el 23% de los que usualmente consumían estos medios tres o menos horas por día. Los usuarios más intensivos eran también más proclives que los usuarios más moderados a manifestar que se aburren o están tristes, o que siempre tienen problemas, que no se llevan bien con sus padres o que no son felices en la escuela.

Cambio de actitudes

El estudio no pudo definir si el uso de estos medios causa problemas o si, más bien, los jóvenes con problemas son los que se vuelcan a un uso intensivo de estos recursos. Se basa en una encuesta realizada a más de 2000 estudiantes de tercero hasta duodécimo grado, realizada entre octubre de 2008 y mayo de 2009.

El estudio reveló que más de 7 de cada 10 jóvenes tienen un aparato de TV en su dormitorio, y alrededor de un tercio tiene una computadora con acceso a Internet.

"Los padres nunca supieron tanto como creían lo que estaban haciendo sus hijos", dijo Donald Roberts, profesor de la Universidad de Stanford y uno de los autores del estudio. "Pero ahora hemos creado un mundo en el que ellos están mucho más alejados de nosotros."

"Ha cambiado la manera en que los jóvenes pueden buscar respuestas a una pregunta", dijo Roberts. "Pueden plantearse un problema, como «¿dónde hay un buen bar?» o «¿y si estoy embarazada?», y la información mana desde toda clase de fuentes."

Traducción de Mirta Rosenberg

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas