Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La última revelación

El día en que los gatos y las vacas saquen fotos... ya llegó,

Sábado 23 de enero de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

CHICAGO (Especial).- Atención humanos fotógrafos que en nombre del arte contemporáneo conceptual e independiente buscan diferenciarse de la fotografía tradicional con tomas pretendidamente casuales. Mejor..., dedicarse a otra cosa. Porque llegaron los gatos fotógrafos, y también algunas vacas. Y en esto de la fotografía espontánea no tienen competencia, sépanlo.

El mejor ejemplo hasta ahora es el gato Cooper, fotógrafo de Seattle que en un año desarrolló una interesante trayectoria en galerías de arte, medios de comunicación e Internet en general. Una vez por semana, sus humanos (los cineastas Michael y Deirdre Cross) le ajustan una minicámara al cuello y ahí va Cooper, listo para registrar su paseo por el barrio con un sistema que dispara automáticamente cada dos minutos.

Colores brillantes, ángulos inesperados... el trabajo de Cooper sorprende. Y todavía más si se considera que no lleva el visor de la cámara a la altura de sus ojos, sino del pecho.

Hasta el 11 de abril, la exhibición Cooper: Photographer Cat espera en The Peggy Notebaert Nature Museum, que depende de la Academia de Ciencias de Chicago, con 24 obras sin retocar, como The Light ( La luz , tomada desde el pie de una escalera, un resplandor inquietante asoma al final, concepto que se repite en Land of Adventure , Tierra de aventura ), Fall Colors ( Colores de otoño , exquisita geometría orgánica a mano en un jardín), Sweetness and Light ( Dulzura y luz , abstracción lumínica en movimiento), Small friends ( Pequeños amigos , otra forma de mirar enanos de jardín), New Haircut ( Nuevo corte de pelo , retrato casi cinematográfico de un gato debajo de un auto) y la sugestiva Risqué ( Riesgo , uno de sus humanos, en camisón, es sorprendido en la cocina con una toma un poco indiscreta).

Mientras tanto, en las salas vecinas del museo cuelga la muestra National Geographic Crittercam: The World Through Animal Eyes ( La Crittercam de National Geographic: el mundo a través de ojos animales ), registro más bien documental de cosas que les pasan a animales salvajes equipados con cámaras. También hay grabaciones de la Crittercam hechas por Molly, gata que patrulla las alcantarillas de Washington D.C. y caza ratas sin pudor.

En este contexto, está claro, el artista es Cooper, y su historia ya salió en la revista People , en el programa televisivo Good Morning America , en el canal Animal Planet, en la BBC Radio y en el periódico Los Angeles Times. Sus fotos fueron vistas, según los comunicados de prensa, "por más de 4000 asistentes en la galería de Seattle en 2009, y por miles a través de su Website". En la muestra de Chicago ya cortaron más de 50.000 entradas.

Detalles del prodigio

"Vivimos en un barrio de casas de familia con patiecitos -cuenta Deirdre Cross, desde Seattle, vía e-mail-. Ver el barrio con los ojos de Cooper nos resultó muy esclarecedor. Cuando corre de patio en patio se para y disfruta de pequeños lugares que nosotros jamás hubiéramos visto sin él: la sombra debajo de un gran helecho, la luz del sol colándose detrás de unos pastos, y grandes extensiones que parecen totalmente lejanas a autos e incluso personas. Su mundo es muy diferente del nuestro."

En www.photographercat.com hay más material: desde videos de la integración de Cameron, el hermano humano recién nacido, hasta la serie de retratos Guys and Dolls ( Tipos y muñecas ), gatos y gatas del vecindario, muchos con cara de ¡¿pero qué tenés en el cuello?!

Michael Cross lo explica: "La cámara va asegurada con un arnés alrededor de su cuello y el lomo, es muy cómoda". Cooper, tal vez su nombre haya tenido algo que ver, siempre cooperó con el proyecto, debido probablemente a su "personalidad muy dulce y sociable, como la mayoría de los gatos anaranjados", indica Deirdre Cross.

La pareja adoptó a Cooper en 2005, y el cachorro callejero se transformó en un gato prodigio. Será por eso que un porcentaje de las ventas de esta muestra en la Ciudad del Viento será donado a Paws Chicago, institución protectora de mascotas en apuros.

"Cooper es seguramente el único gato fotógrafo con una muestra individual", afirma Michael Cross, que anuncia dos exhibiciones más para la primavera boreal. Este artista también es el único gato fotógrafo con merchandising : cada foto sin enmarcar cuesta 145 dólares (la edición es numerada y lleva impresa la pata del autor en el reverso). Además, vía Internet se consiguen remeras y buzos alusivos.

Otros gatos, otras vacas

Pero cualquier gato con talento podría seguir sus pasos, porque la cámara que usa Cooper está en venta: se trata de la Catcam, invento alemán a partir de una cámara llavero adaptada; es decir, disimulada para evitar asaltos y resistente a golpes, agua y demás elementos de la vida felina. El gato imagen de la marca es Mr. Lee, que muestra sus videos y fotos en www.mr-lee-catcam.de .

Se vendieron Catcam en Alemania, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Suecia, Suiza, Italia, Gran Bretaña, República Checa, Hungría, Grecia, Finlandia, Islandia, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong, Taiwan, Israel, Japón y Sudáfrica. Y en el mismo sitio de Mr. Lee se pueden ver cantidad de obras llegadas de los cinco continentes, desde las de Agent Goliath, el gato espía de Suiza , hasta Xaner, de Tokio. En 2008, incluso, en Londres se organizó una muestra colectiva llamada Beyond the Catflap (Más allá de la gatera), con fotos hechas por 10 gatos de las más diversas latitudes.

Entre los proyectos especiales para la Catcam, el más auspicioso es sin duda la CowCam, desarrollada por un grupo de vacas que pastan en los Alpes suizos. "Empecé el proyecto en mi granja con una de mis vacas. Mientras tanto, otras de Suiza van fotografiando sus puntos de vista. Es muy sorprendente ver qué clase de fotos traen a casa cada noche las vacas fotógrafas", cuenta desde Fullinsdorf Christoph Sigrist e invita a visitar www.cowcam.ch .

Buena estrategia la de estas vacas suizas: convertirse en artistas antes que en hamburguesas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas