Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ajuste regresivo ya lo hizo Cristina

SEGUIR
LA NACION
Lunes 25 de enero de 2010 • 10:28
0

Néstor Kirchner dice que quieren forzar un ajuste quienes desaconsejan que continúe la actual y ruinosa política fiscal, que ni siquiera con millonarias apropiaciones de recursos y ahorros privados consigue evitar el déficit.

Pero las cosas no son como afirma el diputado que se muestra como una suerte de presidente consorte. El ajuste fiscal regresivo lo ha estado haciendo y piensa continuarlo su esposa.

Cristina Kirchner dice que en 2009 la Argentina tomó medidas anticíclicas para evitar una mayor recesión. Es falso.

Estados Unidos, por ejemplo, aumentó el gasto colocando dinero en manos de los privados para que gasten más.

Aquí se quitó dinero a los privados para que el Gobierno lo distribuyera a voluntad y lo gastara en cuestiones superfluas.

Por ejemplo, confiscó los ahorros privados acumulados en las AFJP y se apropió también del flujo de aportes, generando un mayor superávit de la Anses.

No parece que el gasto se haya hecho de manera progresiva. En lugar de aumentar los haberes para que los jubilados vivan mejor se decidió subsidiar a quienes podían comprar un auto cero kilómetro y también con un préstamo blando a la multinacional General Motors, que había presumido públicamente de no necesitar en la Argentina de fondos estatales.

Los jubilados que también vieron cómo el superávit del PAMI no se destinaba a mejores prestaciones sino a financiar al Tesoro Nacional recibieron como excusa que ahora pueden ver "gratis" el fútbol por TV. Habrá que ver si no terminan también subsidiando al hasta ahora fantasmal equipo de F1 en el que correría José María Pechito López.

El ajuste que debe hacerse, incluso aunque no hubiera déficit, es terminar con gastos escandalosos, como los que realiza la familia presidencial. Los Kirchner utilizan flotas de aviones públicos y privados como si fueran remises. Un vuelo al Calafate para llevar un jarrón, otro para recoger a la hija del matrimonio presidencial en Río Gallegos, donde hay servicios regulares de la alarmantemente deficitaria aerolínea que maneja la CGT de Moyano y subsidia el resto de la ciudadanía.

Son los vuelos privados de oscuros personajes y sus secretarias todo servicio acompañados por valijeros de dudosa estirpe lo primero que debe desaparecer en cualquier país si se quiere hacer creer que la administración es decorosa y decente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas