Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cristina, el cerdo y el Viagra

Miércoles 27 de enero de 2010 • 20:59
0

Lejos de los debates y controversias por la crisis del Banco Central, la presidenta Cristina Kirchner aprovechó un discurso para elogiar las bondades de la carne porcina y el impacto positivo de ésta en la vida sexual, al punto de considerarla como "más gratificante que el Viagra".

Fue durante el anuncio de un convenio firmado entre la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y la Asociación de Criadores de Cerdo, en el que se acordó la rebaja del precio al público de algunos cortes de carne porcina.

"Me acabo de enterar de un dato que yo desconocía y que es que la ingesta de cerdo mejora la actividad sexual. Es mucho más gratificante comerse un cerdito a la parrilla que tomar Viagra", afirmó la Presidenta en su breve discurso y remarcó: "No es un dato menor".

Experiencia propia. Definiéndose como "fanática" de la carne de cerdo, aunque aclarando que no lo decía "para quedar bien" o hacer "propaganda de nada", la Presidenta luego comentó entre risas un suceso ocurrido durante su último viaje a El Calafate, donde la familia presidencial pasa sus fines de semana y vacaciones.

"Kirchner me mata cuando llegue a Olivos", rió Cristina Kirchner antes de relatar: "El anterior fin de semana, cuando estuvimos en El Calafate, nos comimos en lugar de corderito un cerdito a la parrilla riquísimo, al aire libre. No sólo me comí la carne, sino también el cuerito crocante hecho galletita, algo riquísimo. Impresionante."

"¡Y anduvo todo muy bien el fin de semana, así que puede ser que tengan razón!", concluyó la jefa de Estado ante las risas del auditorio.

Contra la mala prensa. La Presidenta también reivindicó a la carne porcina de lo que llamó "mala prensa", en referencia a sus presuntos efectos nocivos sobre la salud. "La grasa que produce el cerdo es muy parecida a la grasa del ser humano y, por lo tanto, es menos nociva que la grasa de la carne vacuna", afirmó.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas