Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo se hizo Avatar

Los avances técnicos que se aplicaron en la producción de Cameron, un director que congeló su guión durante años a la espera de la tecnología y conocimientos necesarios para recrear Pandora

Miércoles 03 de febrero de 2010 • 00:51
0

Por Guillermo Tomoyose De la Redacción de lanacion.com gtomoyose@lanacion.com.ar

Luego de haber superado en la taquilla a su anterior filme, Titanic, Avatar logró ser nominada en el Oscar varias categorías, tales como mejor película y director, como lo anunció la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. En reiteradas ocasiones, James Cameron dijo que este guión estuvo guardado durante años, a la espera de disponer la tecnología adecuada para llevar a cabo sus ideas.

¿A qué se refiere Cameron con la disponibilidad técnica, teniendo en cuenta la cantidad de películas que utilizaron diversos recursos de animación generada por computadora? ¿En qué se diferencia esta producción de otros filmes?

Al analizar las técnicas que se aplicaron en Avatar se entiende que estas novedades, sin exagerar, revolucionan la forma de llevar a cabo la producción de una película. Sin embargo, es una combinación de diversas tecnologías que ya se venían utilizando por separado: un equilibrio entre cámaras filmadoras 3D, sensores y animación generada por computadora, con una pizca de previsualización en tiempo real de las escenas.

La clave se encuentra en el desarrollo por parte de Sony para poner a disposición de Cameron unas cámaras livianas, con lentes de alta definición, que pudieran registrar imágenes en 3D en un formato que apto para ser visto por el público sin problema alguno.

Hubo experiencias anteriores con esta modalidad, pero lo que se distingue en Avatar respecto a otras películas es la riqueza visual del mundo denominado Pandora, y las expresiones físicas de sus habitantes, los Na'vi, muy diferentes a los gélidos rostros de otros films de animación.

"En una película de animación tradicional, el proceso de producción implica un desarrollo en baja resolución, al cual luego se le aplican los efectos finales. La diferencia en Avatar es que el director dispone de unos dispositivos o "cámaras virtuales", en donde capturan los movimientos de los actores dentro del entorno predefinido", le dijo a lanacion.com Sebastián Zaje, ingeniero en Aplicaciones de Autodesk, empresa relacionada con la producción.

El protagonista de Avatar, Jake Scully (interpretado por Sam Worthington) y Neytiri, habitante de Pandora.
Una de las cámaras que desarrolló Sony para que se pudiera realizar una producción en 3D. Foto: Sony
Mediante un controlador de cámara virtual, el director pueda tomar escenas del mundo generado por animación como si estuviera utilizando un equipo con lente tradicional. Foto: Archivo
Lo que se ve es lo que se obtiene: una cámarta virtual le permite al director ver en tiempo real lo que luego quedará en la escena final generada por computadora. Foto: The Third Floor

De esta forma, se acortan los procesos de producción a la hora de desarrollar animaciones, y el director se puede involucrar de forma directa en el proceso creativo, como diversos enfoques o tomas. "De esta forma, se combina la técnica de filmación tradicional, con un director que maneja una cámara y puede ver los registros de los actores, con una animación incipiente en tiempo real, sin necesidad de tener que esperar procesos de producción que podrían demandar meses", explica Zaje.

En esta modalidad, el director dispone de los actores que utilizan un traje con sensores, que son captados por 140 cámaras en un enorme galpón. Mediante una pantalla portátil, el director puede ver el progreso de las escenas en tiempo real y en el escenario recreado en cuestión, en este caso Pandora.

Los sensores no sólo se utilizaron para alcanzar la mayor expresión corporal posible de los actores, sino que también se emplearon pequeñas cámaras que captaron cada gesto o movimiento facial. "Asimismo, esta combinación permitió contar con una mayor flexibilidad en cuestiones de maquillajes o implantes, que se pulieron en la etapa de digitalización, sin perder el realismo de los gestos".

Luego de todo este proceso, Cameron puede regresar al galpón sin necesidad de contar con los actores, y volver a recrear las escenas gracias a una cámara virtual , desde donde puede recorrer diversas escenas o ajustar algunas coreografías realizadas.

No sólo es un adelanto técnico impensado hace apenas unos años desde el lado de producción y dirección de un filme. También lo es desde el punto de vista del espectador. "El manejo de cámara en una escena en donde el Na'vi "administrado" Jake Scully se escapa de una criatura de Pandora entre la vegetación de la selva y se esconde dentro de un enorme árbol y sus raíces es un claro ejemplo de las posibilidades que brinda esta nueva forma de producción "virtual". Brinda una flexibilidad que permite captar esta y otras escenas que serían casi imposibles para un director, correr detrás de una criatura virtual y capturar un plano cerrado con las expresiones del actor en una persecución", explica Zaje.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas