Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kirchner dio instrucciones para un operativo retorno

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, revelaron que el ex mandatario les hizo saber que volverá a conducir el PJ en marzo, pese a su problema de salud

Martes 09 de febrero de 2010
0

Lucas Colonna LA NACION

¿Bajar los decibeles? ¿Reducir el estrés? ¿Retirar el cuerpo de la contienda política? No, ninguna de esas posibilidades está por estas horas en la cabeza del paciente Néstor Kirchner, que desde el sanatorio donde reposa, tras ser operado anteayer de urgencia de una afección cardíaca, ya prepara un operativo retorno con la intención de escenificar un gesto de vitalidad en su proyecto para 2011.

Apenas horas después de la obstrucción arterial que obligó a practicarle una intervención quirúrgica urgente, el ex presidente dio señales claras a sus espadas políticas para reflotar a toda marcha el plan para recuperar formalmente la conducción del Partido Justicialista (PJ) y, desde allí, garantizarse la disciplina de una tropa de legisladores y gobernadores que han comenzado a mostrar disidencias ante su estilo de liderazgo.

Cristina Kirchner, ayer, durante una recorrida en un hipermercado que se inauguró en Ezeiza
Cristina Kirchner, ayer, durante una recorrida en un hipermercado que se inauguró en Ezeiza.

cerrar

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires y presidente interino del PJ, Daniel Scioli, revelaron que Kirchner les hizo saber ayer su voluntad indeclinable de retomar la jefatura del peronismo el próximo 10 de marzo, en una ceremonia prevista en Chaco. Será, prometen, una escenificación de vigor político luego del traspié de salud.

"La vuelta está en marcha y no se baja. Néstor está en un gran momento, fuerte y vigoroso, no le ha pasado nada. Está listo para retomar la conducción del peronismo el 10 de marzo y dar cauce a un proyecto político de largo plazo", dijo Randazzo a LA NACION, en el acto de inauguración de un supermercado en Ezeiza, al que asistió para acompañar a la presidenta Cristina Kirchner. "El PJ lo quiere de vuelta, lo pide y lo necesita, y él está en perfecto estado para asumir esas responsabilidades", agregó Scioli, también presente en la ceremonia en el conurbano bonaerense.

Kirchner había renunciado a la conducción del PJ luego de las elecciones legislativas del 28 de junio de 2009. La derrota en las urnas en la provincia de Buenos Aires ante Francisco de Narváez lo obligó entonces a dar un paso al costado y delegar las responsabilidades partidarias en Scioli, que no contó con una fuerte prédica hacia el interior partidario.

Pero sobre el final del año, y tras lograr una serie de victorias legislativas –la ley de medios, la televisación pública del fútbol y la reforma política–, Kirchner decidió regresar a la cabeza del partido con el argumento de que su renuncia no había sido aceptada formalmente por el consejo nacional del partido. Fue esa misma mesa directiva la que le comunicó su rechazo formal a la petición de renuncia, lo que en los hechos lo dejó nuevamente a cargo de la fuerza.

Así, la ceremonia en Chaco está prevista como la escenificación del proyecto político oficial con la mira en 2011.

"El sistema de partidos requiere figuras fuertes, y el regreso de Kirchner al partido está en sintonía con eso", dijo ayer Scioli a La Nacion.

Los carteles expuestos afuera del sanatorio. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
El Sanatorio Los Arcos, donde está internado Néstor Kirchner. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
Carlos Tomada llegó con la ministra de Defensa, Nilda Garré. Foto: Télam
Jorge Taiana se acercó al Sanatorio Los Arcos. Foto: DyN
Eduardo Luis Duhalde, secretario de Derechos Humanos, visitó al ex presidente. Foto: DyN
El sacerdote Juan Torrella fue al sanatorio, enviado por el arzobispo Bergoglio. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
El secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zanini, llegó a la clínica. Foto: DyN
Luis D Elia se acercó a la clínica de Palermo. Foto: DyN
Varias personas se acercaron al lugar para darle apoyo a Kirchner. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri

Una pata transversal

Más allá de que el operativo retorno de Kirchner hará eje en el PJ, el armado del ex presidente no estará acotado al peronsimo. O, por lo menos, ésa es la intención de sus colaboradores.

"Néstor vuelve al peronismo, pero su construcción debe ser más amplia que el PJ y no quedar encorsetada allí", dijo ayer Randazzo a La Nacion.

Las palabras del ministro del Interior no son casuales. Randazzo fue uno de los arquitectos de la denominada transversalidad, un proyecto que procuraba ampliar la base de sustentación del kirchnerismo mediante alianzas con otros partidos no peronistas del espectro de centroizquierda.

La idea de la transversalidad sigue abierta en algunos sectores del Gobierno, que incluyen a Randazzo. Y el propio Kirchner le ha dado cauce en los días previos a su internación.

Un día antes de su episodio de salud, el ex presidente recibió en Olivos a un grupo de intendentes bonaerenses habitualmente críticos del justicialismo y les prometió apoyo para lograr un armado propio. Entre los asistentes al convite estuvieron los jefes comunales de Ensenada, Mario Secco; de Cañuelas, Gustavo Arrieta, y de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez.

Su guiño a la transversalidad quedaría plasmado el 11 de marzo, un día después de la reasunción en el PJ. El ex presidente analiza, por consejo de sus colaboradores, participar de un acto en la cancha de Atlanta con los movimientos sociales del kirchnerismo que coordina el Movimiento Evita.

Ese día, los organizaciones barriales de la izquierda planean un acto conmemorativo del triunfo de Cámpora, en 1973, y, de acuerdo con los organizadores, proyectan una convocatoria masiva. Kirchner podría aprovechar ese escenario.

La estrategia en el PJ

De todos modos, el eje de las acciones del ex presidente está centrado en el PJ. El renovado impulso al regreso de Kirchner al peronismo se da en un momento en que el partido atraviesa un período de fuerte ebullición, en la búsqueda de un candidato para 2011, y está preparándose para una elección interna que promete espectacularidad y dramatismo. A tal punto que, en esos comicios, obligatorios a partir de la reforma política, podrían medirse Kirchner y su hoy archirrival y otrora ex padrino político Eduardo Duhalde.

La decisión de Kirchner de volver al PJ en Chaco se dio a conocer desde la Casa Rosada dos semanas atrás, apenas días después de la feroz interna del PJ bonaerense por la revelación de la reunión de 22 diputados bonaerenses, en Pinamar, donde se había acordado formar un espacio común en medio de críticas en contra de Kirchner y del gobernador Scioli. Kirchner está dispuesto a hacer saber que el peronismo aún le responde.

Unos días antes de esos actos, el ex presidente protagonizará otro episodio de alto voltaje político. A comienzos de marzo, Kirchner deberá sentarse en su banca de diputado nacional para presenciar la reapertura de las sesiones ordinarias en el Congreso. Su esposa, Cristina Kirchner, será la oradora central.

POLÉMICA FRASE DEL SENADOR REUTEMANN

"Con tal que, cuando se vayan en 2011, no se hayan afanado la Casa Rosada y la Plaza de Mayo, vamos a estar contentos los argentinos", disparó ayer el senador Carlos Reutemann (Santa Fe Federal). La frase provocó un gran revuelo partidario y la inmediata reacción de indignación y enojo en el kirchnerismo.

Agenda oficial sin cambios

11hs: Regreso a Olivos Cristina Kirchner se retiró del Sanatorio de los Arcos (foto), rumbo a Olivos. Había estado en la clínica, junto a sus hijos, Máximo y Florencia.

17:30hs: Acto en Ezeiza La Presidenta inaguró un supermercado de la cadena Coto. Agradeció los gestos de apoyo y dijo: "Kirchner está muy bien".

19:30hs: Casa Rosada Se reunió con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y otros ministros. De ahí partió en un auto oficial al sanatorio, adonde llegó a las 21:30.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas