Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sileoni: "Es un problema muy grave y global"

Dijo que también se registra en EE. UU.

Jueves 11 de febrero de 2010
0

"No coincidimos con las cifras que está dando la Iglesia, pero sí con el diagnóstico y la preocupación por los chicos que no asisten a la escuela", dijo ayer a LA NACION el ministro de Educación, Alberto Sileoni.

La cantidad de adolescentes que no están escolarizados no superaría los 550.000, según las cuentas del Ministerio de Educación. El dato surge, informó Sileoni, de cruzar el total proyectado por el relevamiento de 2009 de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), que suma 401.613 chicos, con los provistos por las provincias. En esas mediciones se toma la franja etaria de 12 a 17 años y no de 13 a 19, como las que provee la Iglesia. En el censo de 2001, casi una década atrás, la cifra de jóvenes de 13 a 17 años sin escolarizar era de 600.000.

"La diferencia quizá provenga de cuestiones metodológicas y de la franja de edad que se toma en cada caso", dijo Sileoni.

A pesar de no coincidir con los números, el ministro destacó que comparte con la Iglesia que el abandono de la escuela "es un problema muy grave y global, también se da en Francia y en los Estados Unidos" y que "por eso se implementarán medidas que buscan que "gran parte de esta población no escolarizada pueda regresar a la escuela".

La reforma

Durante su disertación en el Curso de Rectores del Consudec, el funcionario recordó que "se está trabajando en la reforma del secundario y en la aplicación del decreto de la asignación universal por hijo".

Adelantó que el miércoles próximo la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, anunciará las medidas "para una nueva Escuela Secundaria en la Argentina" que será, según el funcionario, "exigente, de calidad y para todos".

El principal objetivo, dijo, es "luchar contra el abandono en el nivel medio, que no sólo es alto en nuestro país, sino que es un fenómeno a nivel mundial". Y agregó: "Vamos a reforzar la autoridad de los docentes con normas y sanciones pedagógicas, pero también apuntamos a que haya más tutores y adultos con más dedicación en la escuela, para acompañar a los chicos con más dificultades de aprendizaje".

DIFERENCIAS POR LA EDUCACION SEXUAL

El tema de la educación sexual también dividió aguas entre la Iglesia y el Gobierno. Aguer criticó los lineamientos oficiales porque "parten de una concepción pedagógica constructivista". En tanto, el ministro Sileoni afirmó que el Estado debe "atender cuestiones básicas, como el embarazo adolescente".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas