Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Las complicaciones que puede traer la inflamación del páncreas

Información general

El cantante popular Jairo, el cineasta Sergio Renán, el músico del grupo de rock Divididos Diego Arnedo y el recientemente fallecido futbolista Humberto Gutiérrez tienen un punto coincidente en sus vidas: todos sufrieron pancreatitis. El ex delantero de Boca y Vélez no pudo con ella y falleció rumbo al hospital.

Jairo se repone de esta enfermedad en la sala de terapia intensiva, en la misma clínica donde estuvo internado en febrero del año último el ex director del Teatro Colón Sergio Renán. Renán pasó 60 días en coma y otros 130 con cuidados intensivos debido a la pancreatitis aguda fulminante que lo afectó en febrero de 1997. Logró sobreponerse a la infección, que es mortal en el 85 por ciento de los casos como el suyo.

"En vez de disolver los alimentos, te disuelve a vos." Así definía el bajista del grupo de rock Divididos Diego Arnedo la pancreatitis aguda que lo afectó a principios de año.

La pancreatitis es una inflamación de la glándula pancreática, que entre muchas otras funciones regula las enzimas para la digestión. En el 80 por ciento de los casos es provocada por una litiasis biliar (cálculos) y en el 20 por ciento restante se manifiesta por otros motivos, como el alcoholismo y enfermedades infecciosas.

Los síntomas generales son dolores abdominales, vómitos, diarrea y fiebre, y a veces ictericia (color amarillento en la piel).

El ex delantero de Vélez y Boca Humberto Daniel Gutiérrez fue víctima del mal y murió cuando iba al hospital San Bernardo, en Salta.

"Está en relación con el metabolismo hepático. Cuando se rompe el equilibrio de las sales biliares, las precipita, y así comienzan los cálculos. Ese cálculo pasa de la vía biliar al páncreas y eso produce una hipertensión de este conducto, que genera una bilis que la inflama y desencadena la pancreatitis, a veces mortal" explicó a La Nación el cirujano de planta de la clínica Suizo Argentina Gabriel Wigutov.

La enfermedad puede presentarse en los grados leve, moderado (que no causan mayores trastornos ) y grave. Entre estas últimas, hay una que produce muerte del tejido pancreático y que puede conducir a la muerte.

"El tratamiento consiste en la estabilización clínica del paciente y corrección de las alteraciones metabólicas. Si es grave se la trata en cuidados intensivos.Luego se intenta determinar la causa original que la desencadenó. Por ejemplo, si es litiásica, hay que remover los cálculos, drenar la vía biliar y sacar la vesícula", dijo el cirujano.

Además de la parte netamente funcional del cuerpo, la enfermedad también se manifiesta debido a cuestiones psicológicas; los problemas o disgustos cotidianos aportan su granito de arena a la concreción del cuadro.

Cuando es moderada o leve, las repercusiones psicológicas del tratamiento no son muchas, ya que es breve y llevadero. Esto se complica cuando el diagnóstico es pancreatitis aguda, porque los cuidados deben ser máximos. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerTensión racial en Estados UnidosImpuesto a las GananciasSuperclásico