Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Usaron en los 60 a soldados franceses como cobayos

Fue para ver los efectos de la radiactividad

Miércoles 17 de febrero de 2010
0

PARIS.- Francia expuso deliberadamente a miles de personas a explosiones nucleares realizadas en Argelia durante la década de 1960, para investigar los efectos de la radiactividad, según reveló un informe secreto publicado en el diario francés Le Parisien.

El gobierno francés utilizó unos 150.000 civiles y soldados en las 210 pruebas atómicas que se realizaron en el Sahara y la Polinesia entre 1960 y 1966 como cobayos, con el fin de "investigar los efectos fisiológicos y psicológicos del arma nuclear en los seres humanos, para obtener los elementos (informativos) necesarios para la preparación física y la formación moral del combatiente moderno".

Aunque el gobierno francés sostuvo que las pruebas fueron realizadas de la forma más segura posible, un informe oficial del Ministerio de Defensa de ese período, conocido como " Gerboise verte " da cuenta de que el ejército envió deliberadamente a 300 soldados a una maniobra realizada el 25 de abril de 1961.

Unos 35 minutos después de la explosión, una parte de las tropas avanzó a pie hasta situarse a 700 metros del centro de la detonación. Y una patrulla de vehículos todo terreno recibió la orden de llevar a cabo una incursión sobre el punto cero para estudiar la posibilidad de un ataque en una zona contaminada. "Esa patrulla estuvo parada a 275 metros del punto cero", afirma el documento.

Algunos veteranos dijeron que también recibieron órdenes de permanecer tendidos y con los ojos cubiertos durante las pruebas nucleares, vestidos sólo en pantalón corto y camiseta.

Tras las pruebas, los militares concluyeron que el comandante "nunca debía entrar en la zona contaminada". También dijo que los soldados parecían "capaces de combatir" y que su moral no se veía muy afectada.

Muchos de los hombres utilizados como conejillos de Indias enfermaron más tarde de cáncer u sufrieron otras consecuencias de la radiactividad. De los 4800 sobrevivientes de las pruebas que actualmente integran la asociación de veteranos de Aven, un 35% sufre cáncer y sólo el 10% está sano.

Cincuenta años después de las primeras pruebas atómicas, Francia anunció que este año, por primera vez, pagará una indemnización a las víctimas de las pruebas nucleares en Argelia entre 1960 y 1966.

Sin embargo, el ministro de Defensa francés, Hervé Morin, afirmó no conocer el informe, pero dijo que la radiación a la que fueron expuestos los soldados fue muy débil.

Agencias DPA y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas
5