Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vistiendo a Alicia

Un grupo de diseñadores y fotógrafos recreó la magia de Alicia en el país de las maravillas en una producción inspirada en la versión de Tim Burton

Domingo 21 de febrero de 2010

Los personajes de Alicia en el país de las maravillas saltaron de las páginas del libro a la pantalla grande, y luego desfilaron por una producción de moda. Un equipo de diseñadores y fotógrafos lookeó a seis de los personajes creados por Lewis Carroll, a días del estreno de la película de Tim Burton, que llegará a los cines argentinos el 4 de marzo.

Sin necesidad de releer ni una línea, Pablo Ramírez, Vero Ivaldi y Marcelo Cantón, junto con los fotógrafos Franco Musso y Luciana Val, trabajaron en Alicia Lab, un laboratorio interdisciplinario que vistió y fotografió a Alicia, el Sombrerero, las reinas de corazones y blanca, el Conejo Blanco y el Gato de Chesire. Las imágenes se proyectarán en la próxima edición de BAFWeek y se subastarán a beneficio de la fundación Make a Wish.

Aunque cada uno tenía sus preferencias, Ramírez e Ivaldi se dividieron los personajes por sorteo. El gato fue todo un desafío para él y lo resolvió fragmentando el cuerpo en tres partes: cuerpo-abrigo, cabeza-maxibolso y cola-estola. El diseñador, que se declaró más fan de Dorothy, de El mago de Oz , para el traje de Alicia jugó con las escalas: "Como el personaje tiene una parte oscura, el interior de su traje es negro". La Reina de Corazones, en negro absoluto y versión vampiresa, tiene el sello único del estilo Ramírez.

Como no hace indumentaria masculina, Vero Ivaldi pensó que vestir al Sombrero sería más que dificultoso. Pero no fue así, se entusiasmó trabajando un abrigo con paños negros y grises, con un touch de lanas en rojo, y completó con un pantalón dandy. Para la Reina Blanca, se basó en simetrías, superposiciones y en las formas geométricas de las piezas de ajedrez, y prefirió los distintos tonos de tiza de lanas, en un anticipo de su próxima colección. El conejo lleva un traje de piel blanco sucio y levita.

Entre los zapatos, creados por Cantón, dueño de la firma Mishka, predominan los abotinados y el negro. La make-up artist Vero Momenti se encargó del maquillaje; el peinado estuvo a cargo de Lucas Barbolla y Facundo Díaz, para Estudio H. Musso y Val ambientaron las tomas con la ceremonia del té, cerraduras, relojes y piezas de ajedrez. Siempre, pensando en un espacio elegante y no tan escenográfico. Los fotógrafos, instalados hace años en Francia, inauguraron un estudio propio en su Buenos Aires querido, y en ese espacio el equipo trabajó. Y se divirtió.

Por Mariángeles López Salón mlsalon@lanacion.com.ar

A tomar el té

Los seis vestidos y sus escenografías se exhibirán esta semana en BAFWeek. Además, se proyectarán las tomas realizadas por Luciana Val y Franco Musso. Las fotografías se subastarán en un Tea Party, el 22 de marzo próximo, en el Hotel Alvear.

Más datos

www.disneylatino.com

Te puede interesar