Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El voto latino será clave para los comicios legislativos de noviembre

Decidirán en forma directa 40 cargos electivos; los republicanos pueden capitalizar el descontento

Domingo 21 de febrero de 2010
0

Cuando faltan diez meses para las elecciones de mitad de mandato del próximo 2 de noviembre, el voto de los 10 millones de hispanos registrados en Estados Unidos tendrá un impacto que ninguno de los partidos políticos podrá ignorar.

De acuerdo con un estudio publicado este mes por la organización America’s Voice, 40 cargos electivos, entre senadores, diputados y gobernadores, dependerán del voto latino, sobre todo en los estados de California, Nuevo México, Arizona y Texas.

En 2008, la comunidad latina se volcó a las urnas con números abrumadores, para ayudar a elegir al primer presidente negro de los Estados Unidos, con la esperanza de conseguir la reforma del sistema inmigratorio, un seguro médico universal y trabajo digno en medio de una gran crisis económica.

Poco más de un año después, la ilusión de la minoría más grande de los Estados Unidos se está convirtiendo en frustración y decepción, debido a la lentitud del presidente Barack Obama y de su partido para cumplir con sus promesas. Y eso puede influir decisivamente en las elecciones de fin de año.

Frustración

"Hay una sensación de frustración creciente con Washington. Los latinos están buscando mandar este mensaje con su voto", dijo a La Nacion Brent Wilkes, director ejecutivo nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos.

"Sin embargo, creo que los latinos votan muy inteligentemente. Prestan mucha atención a la información y responden no solamente al mensaje de los candidatos, sino a sus acciones", dijo Wilkes.

Aunque tienden a inclinarse por el Partido Demócrata –de hecho, de los 10 millones que votaron en 2008, el 70% eligió a Obama–, Erendira Rendon, una organizadora comunitaria de origen mexicano, explicó a La Nacion que ahora es el momento de que también el Partido Republicano trate de conseguir el voto latino, ya que, aunque el paquete de estímulo aprobado durante el año pasado ayudó financieramente a las comunidades hispanas, la falta de avances en las reformas de los sistemas sanitario e inmigratorio juegan en contra del oficialismo.

"Creo que muchos demócratas dan por sentado el voto latino, pero esta comunidad se va a acordar de las promesas de campaña que hizo Obama", dijo Rendon, que vive en Chicago, ciudad que tiene la quinta población hispana de los Estados Unidos, en cuanto a tamaño.

Al igual que en Illinois, también se verá el impacto electoral en las regiones con gran concentración de latinos, entre ellas los estados de Texas y Florida, en los que según America’s Voice, el presentismo electoral de la comunidad latina pasó del 31% al 81% entre 2000 y 2008.

Según Wilkes, en las elecciones de mitad de mandato de 2006, el 55% de los latinos estaban habilitados para votar y de ellos, el 60% fueron a las urnas. Dijo que se verán números semejantes en noviembre, y agregó que en elecciones no presidenciales es más difícil animar a las personas a que vayan a votar.

La economía, tema crucial

Ellie Klerlein, directora adjunta de campañas nacionales para el Consejo Nacional de La Raza, dijo a La Nacion que, entre los temas más importantes para la comunidad hispana, está la economía, una gran preocupación para muchas de las familias de esta minoría, ya que muchos no tienen trabajo y están perdiendo sus casas.

A la vez que realiza programas sociales para tratar de combatir los efectos de la crisis a través de clínicas de salud y subsidios para viviendas, La Raza aprovecha esas ocasiones para registrar a los latinos para votar.

"Vamos a votar al candidato que pueda hacer cambios para nuestra comunidad", dijo Klerlein, quien negó que los latinos votaran automáticamente a los demócratas, y afirmó que hay republicanos moderados han tomado decisiones favorables para la comunidad hispana.

"Los latinos aún tienen esperanzas de que la ansiada reforma migratoria puede concretarse. Si ven que no es así, pueden cambiar de idea y también modificar el resultado de las elecciones", aseguró la representante de La Raza.

La comunidad hispana es, en promedio, bastante joven en comparación con otros grupos. "Cada año, 400.000 jóvenes latinos alcanzan a la edad para votar", explicó Klerlein. "Somos una comunidad creciente y joven", añadió.

Carly Stingl

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas
5