Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Morales: "No habrá negociaciones"

Según el senador jujeño, la oposición irá con la misma propuesta a la próxima sesión por el reparto de las comisiones en la Cámara alta; Elisa Carrió afirmó que buscará un acuerdo de los líderes opositores para no asistir a la Asamblea Legislativa del próximo lunes si el Gobierno no garantiza el funcionamiento del Congreso; Duhalde cuestionó a la oposición por haber actuado con exceso de confianza

Jueves 25 de febrero de 2010 • 22:58
0

El presidente del bloque radical del Senado, Gerardo Morales afirmó hoy que la oposición no introdujo cambios a su propuesta de tener mayoría en todas las comisiones y la presidencia en 13 y sostuvo que "no hay negociación (desde ayer ) ni tampoco habrá negociaciones".

"Vamos con los 36 senadores y con la misma propuesta", sostuvo Morales en diálogo con periodistas acreditados en el Senado, al tiempo que sentenció: "No hay modificación, ni negociación, ni habrá ninguna negociación".

Morales definió que seguirá con "el planteo que hice ayer en el recinto ante (el presidente del Senado, Julio) Cobos". Según indicó, volverá a presentar el contenido del acta firmada por 36 legisladores de la oposición, que no pudo ser votada el miércoles por el retiro sorpresivo del oficialismo.

Foto: Archivo

Sostuvo además que los justicialistas disidentes Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero "son los encargados de estar en contacto con Carlos Menem", cuya ausencia del Congreso dejó sin quórum propio a los sectores contrarios al gobierno nacional.

En diálogo telefónico, el senador jujeño afirmó que el radicalismo concurrirá a la Asamblea Legislativa de inicio de las sesiones ordinarias en la que la presidenta Cristina Fernández expondrá su plan de acciones para el tercer año de mandato.

Carrió. La titular de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, anunció esta mañana que le pedirá a los líderes de los distintos bloques legislativos que no concurran a la inauguración del período de sesiones ordinarias, que tendrá lugar el próximo lunes, si desde el oficialismo no se "garantiza el funcionamiento" del Congreso, tras la fallida sesión preparatoria de ayer en el Senado.

En declaraciones a radio Mitre, Carrió afirmó que la oposición no puede "jugar débil" ante el oficialismo. "El kirchnerismo juega muy fuerte, lo demostró ayer, nosotros no podemos jugar débil", sentenció la diputada de la CC.

Además, adelantó que buscará "un acuerdo de las autoridades de las presidencias de los bloques" ante la posibilidad de que el kirchnerismo "pare de hecho" al Congreso "como lo hizo con el Senado" ayer.

"Nosotros tenemos que hablar con las autoridades de cada cámara diciendo que vamos a la Asamblea Legislativa si se garantiza el funcionamiento de las sesiones, porque ¿qué sesiones va a inaugurar la Presidenta si al mismo tiempo las impide?", argumentó la dirigente opositora.

"Ingenuidad". Así calificó Carrió a la actitud de los bloques opositores en el Senado de realizar votaciones separadas para la elección de las autoridades de la Cámara y para la conformación de las comisiones. También comparó lo ocurrido ayer con la sesión preparatoria de la Cámara de Diputados del 3 de diciembre pasado, en la que la oposición se impuso con quórum propio al kirchnerismo.

La diputada también consideró que "el Senado tiene que corregir en el futuro, porque cualquier legislador experimentado sabía que podía suceder", en referencia a la ausencia del senador Carlos Menem, que privó a los bloques no oficialistas de alcanzar el quórum propio.

Críticas de Duhalde. Eduardo Duhalde se metió esta mañana de lleno en el debate por el fracaso de la sesión en el Senado en la que la oposición pretendía quedarse con el control de las comisiones.

No sólo cuestionó a Carlos Menem por haber faltado al debate, y haber terminado así con el quórum propio de la oposición. También advirtió que los senadores enfrentados con la Casa Rosada se manejaron ayer con un exceso de confianza y que no es la primera vez que el Gobierno los "engaña".

"La oposición en su conjunto confió de quien creo hoy no se puede confiar. No estoy hablando sólo de Menem, estoy hablando del Gobierno que el año pasado engañó a los partidos minoritarios para que votaran la ley electoral [de reforma política] diciendo que iban a poder participar, y después la señora Presidenta, olvidándose de los compromisos los vetó", recordó el ex presidente en declaraciones a radio Continental.

En el mismo sentido, cuestionó que la oposición haya aceptado abrir la discusión sobre la integración de las comisiones, que tradicionalmente se vota "a libro cerrado", aunque esta vez debió resolverse en el recinto, justamente, porque el oficialismo y el antikirchnerismo no logaron un acuerdo previo.

Por último, describió como "extorsivo" y como una actitud "de picardía" el determinante faltazo de Menem.

Instituciones. En tanto, Carlos Reutemann (PJ-Santa Fe) alertó sobre la posibilidad de que lo ocurrido en el Senado alta esconda un intento por impedir que el Congreso empiece a funcionar normalmente. "La actitud del bloque de senadores del Frente para la Victoria lesiona gravemente la calidad de las instituciones y no ayuda a la convivencia democrática que los argentinos exigen a partir del resultado de las elecciones del pasado 28 de junio", advirtió.

Sin hacer ninguna alusión a la determinante ausencia de Menen, el ex gobernador santafecino consideró que "no permitir que se constituyan las comisiones del Senado es una forma de impedir el normal funcionamiento de uno de los poderes del Estado", por lo que concluyó que lo ocurrido ayer en el Congreso "representa un peligroso antecedente".

"Concepción fascista". Por su parte, el senador Luis Juez (Frente Cívico-Córdoba) arremetió contra el jefe del bloque kirchnerista en el Senado, Miguel Pichetto (Río Negro), que ayer fue el ejecutor de la inesperada maniobra oficialista, y contra todo el bloque del Frente para la Victoria (FPV). "Violaron el cumplimiento de la palabra. Se comprometieron a una determinada conducta y no cumplieron", denunció. "Lo grave es que para esta gente la democracia sólo sirve cuando les sirve a ellos. Tienen una concepción fascista del Estado, según la que cualquier persona que no piensa como ellos es un desestabilizador", añadió.

Fiel a su estilo irónico, completó: "Tanta democracia seguida le hace mal al kirchnerismo: a la mañana la justicia le había impedido el uso de las reservas del [Banco] Central, y si encima a la tarde sufrían una derrota en el Congreso iba a ser terrible, así que había que abortar la sesión como fuera".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas