Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cómo el terremoto acortó lo que dura un día

El Mundo

Alteró en unos 8 cm el eje de rotación

Desde su nacimiento, la Tierra gira sobre su eje, que la atraviesa de polo norte a polo sur, y es la velocidad con la que gira la que determina la duración del período de rotación, que no es otra cosa que la duración del día. Pero ¿qué sucede si cambiamos el eje de rotación? También se modifica la duración del día.

Y eso es lo que sucedió con el terremoto que golpeó a Chile el 27 de febrero pasado, según afirmó Richard Gross, geofísico del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, según sus siglas en inglés) de la agencia espacial de Estados Unidos.

Gross calculó a través de modelos matemáticos que el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter produjo una redistribución de la masa de la Tierra de tal magnitud que corrió unos 8 centímetros -o, en unidades de medida angular, 2,7 milisegundos de arco- su eje de rotación.



El resultado es que, ahora, los días son 1,26 microsegundos (un microsegundo es la millonésima parte de un segundo) más cortos que antes del 27 de febrero. No es mucho, pero según los científicos es "para siempre", o al menos hasta que otro evento vuelva a introducir alguna modificación en el eje de rotación.

Eso ya fue verificado por primera vez en 2004, cuando a raíz de un terremoto de 9,1 grados que afectó a la isla de Sumatra, en Indonesia, la longitud del día se acortó unos 6,8 microsegundos.

Disco de playa

"La energía que se libera durante un terremoto puede ser lo suficientemente alta como para modificar el momento de inercia, que es una ley de la geofísica, que a su vez modifica la velocidad con la que rota la Tierra", dijo a LA NACION el físico Juan Francisco Vilas, profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador superior del Conicet.

"Lo que se produce durante el terremoto es una redistribución de la masa de la Tierra, lo que a su vez modifica el eje de rotación", agregó Vilas. La redistribución de la masa de la Tierra es el resultado de los movimientos de cientos de kilómetros de rocas que cambian de ubicación como resultado del movimiento de las placas tectónicas involucradas en el sismo.

 
 

Un ejemplo es que la isla Santa María, que se encuentra cerca de la ciudad chilena de Concepción, se habría elevado dos metros a raíz del sismo, señaló Andreas Rietbrock, profesor de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Liverpool, Inglaterra.

Al modificarse el eje de rotación, como resultado de la distribución de la masa, se altera la velocidad de rotación. "Pensemos en un disco que gira sobre su eje como los que se usan para jugar en la playa -ilustró Vilas-. Si cambiamos su eje de rotación, el disco comenzará a girar bamboleándose, y eso afectará la velocidad con la que gira."

En este caso, el terremoto afectó ligeramente -o, mejor dicho, casi imperceptiblemente- el eje de la Tierra. Y ahora la Tierra ya no gira como antes. Aunque no se note. .

Sebastián A. Ríos LA NACION
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConflicto en Medio OrienteLa pelea con los holdoutsEl derribo del avión de Malaysia Airlines