Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tigre ganó en el juego de los errores

Derrotó a Huracán por 3 a 2 en un cotejo dominado por las imprecisiones y el bajo nivel; el conjunto local se fue silbado por sus hinchas

Lunes 08 de marzo de 2010
0

Por Patricio Insúa Para LA NACION

En Parque Patricios, Huracán y Tigre expusieron buena parte de los errores que los llevan a ser los dos equipos que menos puntos sumaron en lo que va de la temporada. En ese contexto fue el visitante el que sacó mejor provecho de las fallas rivales para llevarse un triunfo que le da cierta tranquilidad y una mejor perspectiva.

Esta vez, las errores y desatenciones dieron lugar a la concreción de cinco goles, tres de pelota parada. Cada vez que el balón llegaba a las áreas el peligro estaba presente. Los pases sin destino se multiplicaron para hacer imposible la generación de circuitos de juego; entonces, los pelotazos largos y la búsqueda del error contrario eran la forma de provocar peligro.

Huracán buscó con los desbordes de Gino Clara y los intentos de Patricio Toranzo, pero Tigre no lo perdonó en las únicas dos llegadas a fondo que tuvo en el comienzo. Primero, Leandro Lazzaro cabeceó un centro desde la derecha sobre la posición de Gastón Monzón, el arquero dio rebote y la pelota le pegó a Paolo Goltz para terminar dentro del arco de Huracán. La jugada se había iniciado con una falta de Castaño sobre Toranzo que el árbitro Luis Alvarez no sancionó. Sobre el final de la primera etapa, Luna ganó una pelota en la mitad de la cancha, habilitó a Lazzaro, quien envió un centro desde la izquierda, Claudio Morel cabeceó sobre Goltz y en la línea el propio Luna convirtió de taco . A los 28, Eduardo Domínguez había puesto la igualdad transitoria de cabeza al peinar un tiro libre frontal.

En la reanudación del partido, Huracán llegó rápido a la igualdad por intermedio de Gastón Esmerado, también de cabeza tras un córner. El local buscaba en la marea de sus propios errores cuando Claudio Pérez peinó un tiro libre para poner el 3 a 2 que sería definitivo.

En medio de los errores generalizados, Tigre festejó otro triunfo como visitante, el tercero en el certamen, materia que no aprobó aún en su estadio de Victoria.

A Huracán, además de la preocupación por la derrota y la reiteración de errores, lo acompañó un coro de silbidos de su gente en la salida del estadio Ducó.

Dos bajas para el equipo de Caruso Lombardi Maximiliano Oliva sufrió la fractura del malar en un choque con Luciano Nieto y fue reemplazado por Ramiro Leone; en tanto que Rubén Botta recibió de Gastón Esmerado un planchazo en el pie y padeció un esguince severo en el tobillo derecho.

LA ACTITUD Rivoira lamentó los errores, pero piensa en el futuro

"Estuvimos mal en los pases y cometimos errores difíciles de explicar. Se perdió una batalla, hay que pensar en lo que viene", sostuvo el conductor de Huracán, Héctor Rivoira.

LO BUENO Y LO MALO Un técnico preocupado, más allá del triunfo

"Concretamos las jugadas que tuvimos, eso es bueno. Me preocupan las lesiones y los goles de pelota parada", señaló el entrenador de Tigre Ricardo Caruso Lombardi.

LA FRASE "Necesitábamos ganar de visitantes y lo hicimos"

"Fue difícil porque Huracán juega muy bien; me voy contento porque necesitábamos ganar de visitante y lo hicimos", afirmó Carlos Luna, autor del segundo gol de Tigre.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas