Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El oficialismo, más cerca de evitar la derogación del DNU

La oposición perderá el voto de los senadores pampeanos, clave en su pelea con el Gobierno

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 10 de marzo de 2010
0

La decisión del Poder Ejecutivo de impulsar el proyecto de ley de los senadores del PJ de La Pampa Carlos Verna y María Higonet puso en serias dudas la posibilidad de que la oposición pueda derogar en la Cámara alta el decreto de necesidad y urgencia que crea el Fondo de Desendeudamiento (Fondes), al tiempo que reavivó los ánimos de un kirchnerismo que, apenas unas horas antes, parecía derrotado.

Según confiaron voceros cercanos al ex gobernador Verna, los senadores pampeanos no se sumarían a una eventual sesión para derogar el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 298/10, razón por la cual el frente legislativo no oficialista perderá dos votos clave en su lucha contra el Fondes.

Sin embargo, voceros del radicalismo aseguraron que Verna se habría comprometido a derogar el decreto la semana próxima. Al respecto, tanto la UCR como el PJ disidente confirmaron ayer que el lunes se reunirá la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, ya con mayoría opositora, para dictaminar en contra de la medida del Gobierno y llevarla al recinto el miércoles siguiente.

"No creo que este proyecto vaya a impactar en la mayoría opositora", se sumó, optimista, el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá (San Luis).

Además, el mosaico de senadores no oficialistas decidió avanzar en la sesión de mañana con una agenda fuertemente antikirchnerista, que contempla el rechazo al pliego de Mercedes Marcó del Pont como presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), quien expondrá hoy al mediodía ante la Comisión de Acuerdos, y la coparticipación del impuesto al cheque.

En un escenario con un cambiante equilibrio numérico, el rumbo tomado por Verna e Higonet le facilitaría al oficialismo tener una mayoría de 37 senadores que, aunque circunstancial, le permitirá aprobar el proyecto y girarlo a la Cámara de Diputados, dándole una salida impensada apenas 24 horas antes.

Así lo demostró el jefe de la bancada oficialista de la Cámara alta, Miguel Pichetto (Río Negro), quien se deshizo en elogios a la iniciativa de Verna.

"Me parece que es un camino muy interesante que demuestra una voluntad de encontrar una solución para una deuda no generada por el Gobierno", afirmó Pichetto.

Por lo pronto, en el oficialismo ya tienen pensado iniciar la semana próxima el tratamiento de la iniciativa en las comisiones de Legislación General y de Economía.

La idea es obtener dictamen y dejar el proyecto listo para su discusión en el recinto siete días después.

Si bien todo indica que el proyecto no sería sancionado por la Cámara baja (como se informa por separado), el hecho de que el Senado no pueda derogarlo por la deserción de los pampeanos beneficiará al Gobierno, ya que la ley que reglamentó los DNU establece de manera taxativa que para dejar sin efecto un instrumento de esas características se necesita el rechazo de ambas cámaras parlamentarias.

El anuncio de la presidenta Cristina Kirchner le permitió al oficialismo del Senado dar un giro de 180 grados a un escenario que se presentaba complicado luego de que, a media tarde, la oposición transmitiera su decisión de romper las negociaciones que habían iniciado anteayer con el oficialismo y quedarse con la mayoría en la comisión bicameral que debe analizar la legalidad del controvertido decreto de necesidad y urgencia.

La ruptura se produjo como consecuencia del fuerte rechazo que en el interior de la coalición de senadores no oficialistas provocaron los términos de las negociaciones que habían entablado el lunes Pichetto y el jefe del bloque radical, Gerardo Morales (Jujuy).

El senador radical debió dar por terminadas las negociaciones luego de escuchar las quejas de Rodríguez Saá, del cordobés Luis Juez (Frente Cívico y Social) y de su propio partido, en particular del jefe del bloque de Diputados, Oscar Aguad (Córdoba), en una caldeada reunión en la sede del comité nacional de la UCR.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas