Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cómo elegir una cámara fotográfica digital hogareña

Tecnología

Las claves principales están en la calidad de la lente, un zoom óptico de 3X o superior y resolución igual o mayor a 6 megapíxeles; los detalles a tener en cuenta

 
 

La decisión de compra de una cámara fotográfica digital muchas veces depende de un cónclave familiar que elige la marca y el modelo en función de un presupuesto limitado que puede estirarse un poquito más ante una oferta muy tentadora. Entonces, y para saber elegir el modelo que mejor aproveche el dinero a invertir, se recomienda conocer los principales elementos y componentes a tener en cuenta en estos equipos.

Foto: Archivo 
 

Resolución. A esta altura de la era digital son muchos los que saben que cuanto mayor sea la cantidad de megapíxeles de resolución máxima que ofrezca una cámara, mejores serán las condiciones para obtener imágenes de gran calidad. Pero dejando de lado la vieja y discutible idea de "lo que abunda no daña" es bueno saber que 3 megapíxeles alcanzan para la obtención de buenas fotos familiares. Esta resolución asegura que las imágenes se puedan imprimir en tamaño 13 x 18 cm o 20 x 25 cm con muy buena calidad.

Con resoluciones por arriba de los 6 megapíxeles ya se tiene asegurada una calidad de resolución que cubre cualquier exigencia no profesional. Por eso, y ante los actuales modelos que ofrecen generalmente más de 8 píxeles de resolución, la decisión de compra puede tomarse a través de otro aspecto.

Vale aclarar que aunque las cámaras consignen promocionalmente su máxima resolución, ésta puede ajustarse a formatos menores para obtener imágenes de inferior calidad y de espacio de almacenamiento más reducido.

Óptica. En la toma de una fotografía, el primer factor que determina la calidad de la misma es la óptica a través de la cual se capta una imagen. Por eso, cuanto mejor sea el juego de lentes que componen el zoom, mayores serán las posibilidades de obtener una buena foto. Aclarado esto, se puede asegurar que la óptica es tan o más importante que el resto de los componentes de la cámara. Entonces, y a la hora de elegir un equipo, es importante decidirse por uno que cuente con óptica de marca reconocida. Y vale aclarar que la marca de la lente puede ser la misma del equipo (por ejemplo: Canon, Kodak ) o llevar otro nombre ( Nikkor , Leica , Lumix , Carl Zeiss o Schneider Kreuznach ).

Foto: Archivo 
 

Otro aspecto importante a considerar en el zoom es la capacidad de acercamiento que posee (por ejemplo: 3X). Y en este aspecto conviene aclarar que no hay que confundir (o dejarse engañar) con zoom óptico, zoom digital o la combinación entre ambos. El zoom que hay que tener en cuenta es el óptico (se recomienda 3X o superior), que se logra a partir del juego de lentes de la cámara. En cambio, el aumento digital -que se obtiene mediante un software incluido en el equipo- deteriora la calidad de la imagen y logra el mismo resultado que se obtiene agrandando la foto con cualquier programa de edición fotográfica.

Batería. Mientras que existen cámaras que utilizan pilas del tipo AA recargables, se ofrecen modelos que incluyen baterías especiales. En caso de decidirse por un equipo con pilas AA, también se deberá comprar un cargador de baterías. En cambio, en los equipos que utilizan baterías especiales, ya se incluye el dispositivo de recarga de la misma.

La ventaja que ofrecen las cámaras que utilizan pilas AA es que ante la descarga de las mismas se puede utilizar un par de pilas (aunque sean las alcalinas comunes) para salir del paso y salvar la situación. Además, comprar dos adicionales es más barato que comprar una batería recargable especial para cámara fotográfica.

Foto: sdcard.org
 

Almacenamiento. Las imágenes tomadas con las cámaras fotográficas digitales se graban en la memoria interna del equipo y en una tarjeta de memoria (del tipo SD , Memory Stick y CompactFlash , entre otras). Generalmente, la memoria interna de los equipos es muy limitada y se utiliza como pequeña reserva auxiliar. Entonces, y como todas las imágenes van a parar a la tarjeta de memoria que utilice la cámara, es conveniente que la misma ofrezca una gran capacidad de almacenamiento, aunque hay quienes prefieren repartir el espacio total en dos tarjetas (por ejemplo: en vez de una tarjeta de 8 Gigabytes, dos de 4 Gigabytes) para minimizar riesgos.

Generalmente, las cámaras digitales que se ofrecen el mercado incluyen tarjetas de memoria. Y para tener una idea de cuántas fotos entran en una de ellas, aquí va un ejemplo: si la resolución de cada imagen tomada es de 8 MB (Megabytes), en una tarjeta de 4 GB (Gigabytes) se pueden guardar alrededor de 500 fotografías. Para que entren más imágenes hay dos opciones: comprar una tarjeta de mayor capacidad o disminuir la calidad de resolución de las imágenes que se toman.

Tamaño. Hay que tener cuidado con los equipos muy pequeños. Porque aunque se vean muy cómodos para transportar, cuanto más diminutos sean más limitados serán algunas de sus funcionalidades. Por ejemplo, la reducción en su espesor limitará la capacidad del zoom óptico y restará nivel de acercamiento. También podrían tener una batería de menor capacidad, una pantalla de visualización de imágenes más chica y ser más incómodos para manipular. Demás está decir que hay veces que "todo no se puede".

Foto: Archivo 
 

Conectividad. Para descargar las imágenes a la computadora, generalmente las cámaras digitales se conectan al puerto USB de las PC a través de un cable que ya viene incluido en su caja. Es preferible que el puerto USB sea del tipo 2.0 ya que transfiere las imágenes más rápidamente que el 1.1.

Las cámaras digitales pueden incluir otros puertos (y hasta el cable correspondiente) que permite conectar y ver las imágenes y videos en televisores que incluyan entradas de audio y video del tipo RCA (hoy en día, cualquier TV que esté conectado a una videocasetera o reproductor de DVD) y también en equipos de TV de alta definición.

Video. Si bien no es la funcionalidad principal de la cámara no está de más que incluya la posibilidad de grabar videos con audio. Y ya que estamos, es importante que los FPS (cuadros por segundo) que ofrezca esté cercano a los 30 para que tenga una buena calidad de imagen.

Adicionales. Es imprescindible que las cámaras incluyan flash para realizar tomas en bajas condiciones de luz y traigan consigo las aplicaciones necesarias para conectarlas a las computadoras y armar álbumes de fotos. También es aconsejable que proporcionen la opción de tomar fotografías en modalidad manual (para ajustar parámetros a voluntad).

Foto: Archivo 
 

Asegurada la calidad de las principales funcionalidades de la cámara, se pueden revisar otras características adicionales que, ante una paridad de equipos, pueden inclinar la balanza. Por ejemplo, desarrollos como el estabilizador de imágenes (para evitar las ya tradicionales "fotos movidas"), el detector de sonrisas (para tomar la imagen en el mismo momento que el retratado expresa su alegría), el "display" frontal (para verse en el momento de "autosacarse" fotos) y efectos para editar y hasta decorar las fotografías serán siempre bienvenidos.

¿Qué otro consejo le darías a una persona que quiere comprar una cámara digital?

.

Por Claudio Veloso Para lanacion.com
TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015