Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La enfermedad renal es hoy una epidemia

En el país hay 4 millones de personas con problemas renales y más de la mitad lo desconoce. Por Víctor Ingrassia

SEGUIR
LA NACION
Jueves 11 de marzo de 2010 • 09:27
0

"A la enfermedad renal se la puede considerar hoy una nueva epidemia". Con esta frase contundente el doctor Luis Santiago Re, especialista en Nefrología, Medio Interno y Trasplante Renal asegura que cada vez más personas tienen enfermedad renal crónica, con el consiguiente riesgo de padecer problemas cardíacos y cerebrovasculares.

En el marco de una gran campaña de difusión por el Día Mundial del Riñon, hoy 11 de marzo, el experto habló con lanacion.com y aseguró que dos millones de personas en nuestro país padecen de Enfermedad Renal Crónica (ERC) y lo desconocen, según datos recientes del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

Además, según informes de la Sociedad Argentina de Nefrología, el 10 % del total de la población argentina tiene problemas renales. "Mucha gente ya está en la fase de insuficiencia renal cuando llegan al médico, evidenciando una prevalencia grande de diabetes e hipertensión arterial", alertó el especialista.

Re indicó que en aquellos que tiene ERC, el riesgo de padecer problemas cardíacos y cerebrovasculares es diez veces mayor y pueden incrementar la presencia de otros problemas de salud, por lo que la detección y tratamiento temprano de la enfermedad es clave para retrasar su progresión y consecuencias. Una de las complicaciones más graves es la anemia renal, habitual en la enfermedad renal crónica y una verdadera epidemia cuya magnitud aumentará de forma significativa en los años venideros.

Según el especialista, para el año 2025 habrá unas 300 millones de personas diabéticas, mientras que hoy unas 500 millones tienen algún grado de insuficiencia renal, casi un 10% de la población mundial. Pero lo preocupante es que hay dos millones de personas en diálisis y éste número se duplica cada diez años.

"En la Argentina hay 26.000 personas en diálisis, de los cuales entre el 90 y el 94% están en hemodiálisis y el resto en diálisis peritoneal. Y esa cifra crece a una tasa del 8% anual, lo que implica un gasto excesivo en el presupuesto de salud de un país para una enfermedad prevenible y evitable", analizó Re. Actualmente, existen casi 5000 pacientes inscriptos en la lista de espera para recibir un trasplante de riñón según cifras del Incucai.

El especialista en nefrología indicó que el objetivo de la campaña por el Día Mundial del Rinón es difundir los cuidados y concientizar a la población sobre la importancia de la detección temprana de enfermedades renales.

Mitos. El doctor Re desterró algunos de los prejuicios más comunes en la enfermedad del rinón.

-"Las enfermedades renales rara vez se manifiestan por dolores en la espalda". Incorrecto: La causa más frecuente de consulta es la aparición de dolores de espalda y columna.

-"Yo orino mucho y no tengo problemas en los riñones". Incorrecto: Eliminar líquido no significa depurar las tóxinas del cuerpo si un riñon funciona mal.

-Los diabéticos dicen que sienten el nivel de azúcar. Incorrecto. La diabetes es una enfermedad que ataca los nervios. Los síntomas de la glucemia se pierden y por eso es importante realizarse monitoreos frecuentes.

-"Si tengo la presión normal no es necesario que tome medicación contra la diabetes". Incorrecto: Los medicamentos protegen al riñon para que no entre en insuficiencia.

-"Si tengo una enfermedad renal, me afecta seguro a un solo riñón. Igual tengo otro". Incorrecto: Generalmente afecta a los dos riñones.

-"Si me falla el riñon me lo curo con un transplante renal". Atención: No es recomendable llegar al punto de someterse a un transplante de riñón. Además de una larga espera, en caso de operarse uno debe hacerse controles periódicos y tomar medicamentos de por vida.


Diez formas de cuidar los riñones: 1- Hacer ejercicio 2- Controlar de presión arterial 3- No abusar de analgésicos (aspirinas ibuprofeno), ya que a largo plazo tomados en forma continua, causan daño 4- Controlar el peso 5- Realizarse chequeos médicos 6- Llevar una dieta sana y equilibrada sin consumir en exceso grasas e hidratos de carbono 7- Hacer deporte y evitar el sedentarismo 8- Evitar el tabaquismo. El tabaco hace disminuir la llegada de sangre a los riñones. Además ayuda al desarrollo de cáncer de riñón. 9- Conocer su historia familiar. Saber si hay antecedentes de la enfermedad en la familia 10- Enmarcado todo esto en un programa de salud organizado.
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas