Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las autoalabanzas de Cristina

Roberto Cachanosky

SEGUIR
LA NACION
Viernes 26 de marzo de 2010 • 02:34

Mientras Hugo Moyano y Amado Boudou debaten sobre si hay inflación o tensiones por el crecimiento, Cristina Fernández continúa con sus discursos diarios hablando loas del modelo económico que implementaron ella y su marido.

Según Cristina Fernández, en doscientos años de historia económica argentina nunca creció como con ellos. El país logró el desendeudamiento, bajaron la pobreza, implementaron un modelo productivo de inclusión social y demás autoalabanzas.

cerrar

En uno de sus últimos discursos, hablando de las políticas económicas, sostuvo Cristina Fernández que no nos vendan gato por liebre porque, según ella, el matrimonio escribió su propio manual de crecimiento que es imbatible a nivel mundial y mejora de la población.

Frente a las continuas autoalabanzas que el matrimonio hace de su política económica, nos encontramos con los siguientes datos del Indec sobre los costos de alimentar a una familia.

Como se sabe, la Canasta Básica Alimentaria es una canasta de alimentos que tiene que consumir una persona que incluye una cantidad de requerimientos kilocalóricos y proteicos para no desnutrirse. Esa incluye: pan, papas, frutas, carne, huevos, fideos, aceite, queso, leche, entre otros.

Ahora bien, según el Indec, en el mes de febrero pasado una familia con el hombre de 35 años, la mujer de 31 años, una hija de 8 años y un hijo de 5, puede alimentarse con las proteínas y las calorías necesarias con un presupuesto mensual de $ 515,59. Es decir, una familia de estas características no es indigente y puede alimentarse adecuadamente con esa cifra. Esto quiere decir que, según Cristina Fernández, una familia puede comer adecuadamente con $ 17,18 pesos por día. Con ese monto, según Cristina Fernández, la familia no es indigente, con esos 17 pesos pueden desayunar, almorzar, merendar. Algo así como que con $ 4,30 por día una persona adulta o un chico pueden alimentarse adecuadamente.

Si para Cristina Fernández es exitoso decir que hoy en la Argentina una familia como la descripta no es indigente porque puede alimentarse con $ 17 por día, caben dos posibilidades: o nos quiere vender gato por liebre o hace tiempo que no pisa un supermercado.

Si uno lo ve con un poco más de severidad, que Cristina Fernández hable todos los días autoalabándose y use palabras como inclusión social, justicia social y demás frases bonitas, suena a un verdadero cachetazo para millones de argentinos que realmente están pasándola muy mal y encima les dicen que con 17 pesos por día puede alimentarse una familia.

En esta nota:
Te puede interesar