Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Admiten que no se instrumentó la ley que controla a los patovicas

Tras los nuevos hechos de violencia en boliches, Oscar Castellucci, padre de una víctima, indicó a lanacion.com que, pese a que es obligatoria, no se otorgó la habilitación a ningún custodio; desde Seguridad bonaerense dijeron que están "en plena organización del mecanismo"

SEGUIR
LA NACION
Viernes 26 de marzo de 2010 • 15:46
0

Los recientes hechos en los que jóvenes resultaron gravemente heridos por personal de seguridad de boliches engrosaron la larga lista de casos de violencia por parte de los llamados "patovicas" y demostraron que, a pesar de existir legislación, el problema está lejos de haber sido solucionado.

Ayer, un grupo de vecinos incendiaron la puerta de la disco Nexo de Temperley, donde en la madrugada del miércoles un patovica le habría pegado a un joven en la frente con una manopla, provocandole hundimiento de cráneo. Esa misma noche, varios jóvenes fueron heridos a la salida de un local bailable de la Costanera porteña.

Oscar Castellucci, padre de Martín, que murió víctima de la violencia de un custodio de un local nocturno de Lanús, y quien encabezó una lucha por los derechos de la juventud, aseguró a lanacion.com que la ley reglamentada en octubre del año pasado en la provincia de Buenos Aires aún no tuvo instrumentación.

La ley provincial 13.964 adhiere a la nacional 26.370 y prevé la creación del Registro Provincial de Personal de Control de Admisión y Permanencia, con el otorgamiento de una credencial identificatoria. "Ningún carnet fue emitido en todos estos meses", aseguró Castellucci.

Desde el ministerio de Seguridad Bonaerense admitieron a lanacion.com que la ley todavía no fue puesta en práctica e indicaron que están "en plena organización para implementar el mecanismo para que quienes figuren en el registro de custodios tengan el perfil adecuado".

Fuentes de esa cartera indicaron que se trata de un proceso "complejo" que está siendo coordinado por cuatro sectores: el ministerio de Educación, a cargo de los planes de capacitación, el ministerio de Trabajo, que debe asegurarse que los boliches de la provincia se ajusten a las normas laborales, la secretaría de Derechos Humanos, que deben hacer un "examen riguroso de los antecedentes y el perfil de la persona" y, finalmente, el nimisterio de Seguridad, a cargo de llevar el registro y otorgar las credenciales.

"Lo que queremos es que se cumpla con el espíritu de la ley, que es quienes cumplan la actividad den seguidad y no sean, por el contrario, los que provocan la inseguridad de los chicos que van a divertise", agregó la fuente.

Según se estipula, quienes quieran ser custodios en locales nocturnos deben tener estudios secundarios completos, un certificado de antecedentes penales y un certificado de aptitud psicológica, además de haber asistido a una capacitación.

Según indicó Castellucci la dificultar de instrumentarlo reside en que en la práctica resulta fácil pasar por alto los requisitos para ser "patovica". "Hay muchos cursos truchos, que duran doce horas y son dados por empresas privadas, por eso planteamos que tiene que haber una currícula oficial y ser otrogada por el Estado", planteó Castellucci.

Hasta el momento se estableció un centro oficial en La Plata pero todavía no fue puesto en funciones. "Se espera lleve el nombre de Martín", agregó.

En tanto, adviritó que "el 90% de este personal está en negro y nada de lo que se planifica existe si no se blanquea". Castellucci indicó que en el ambiente de la noche se conoce que los "patovicas" provienen de agencias que funcionan de manera irregular, sobre las que no se ejerce ningún control.

"La noche con los pibes es un tema muy complejo, hace fañta personal muy capacitado y va a ser un proceso largo hasta que se vean los cambios. Creo que la mejor manera es que funcionen las instituciones", concluyó.

cerrar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas