Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por el sismo, Chile replantea sus negocios con la Argentina

Sus empresas aumentan las importaciones y tercerizan producción; riesgo de que recorten inversiones

Domingo 28 de marzo de 2010
0

Carlos Vergara Corresponsal en Chile

SANTIAGO, Chile.- El brutal sismo del 27 de febrero dejó graves secuelas en la economía chilena, con daños materiales calculados en unos US$ 30.000 millones –17% del PBI– e industrias completamente paralizadas. La relación comercial con los países vecinos, incluida la Argentina, debió ser redefinida ante los dramáticos problemas de producción, transporte y logística que ha vivido el país durante el último mes.

Por lo pronto, ya se palpan los primeros indicios: diversas empresas chilenas consultadas por La Nacion reconocieron que continuará la progresiva caída de inversiones directas de los últimos años en la Argentina (US$ 170 millones en 2009), al tiempo que aumentará la importación de materias primas y la tercerización de la producción. De esta manera, la Argentina, el principal destino histórico de las inversiones chilenas, deberá reenfocar su estrategia con el vecino cordillerano, atendiendo a sus nuevas prioridades, establecidas después del sismo.

Pese a que el motor de la economía chilena se concentra en el norte –escenario de la gran minería– y el área metropolitana de Santiago, las regiones del Maule y del Bío Bío –las más afectadas por el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter y su posterior tsunami– aportan el 14% del PBI y son la base de industrias emblemáticas, como la pesquera, forestal, vitivinícola, siderúrgica y astillera.

De acuerdo con un informe encargado por la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), los sectores más castigados por el terremoto son el forestal, el siderúrgico y el pesquero, con daños inconmesurables. Las celulosas pierden 2% de su producción anual con cada semana de paralización. La Compañía de Acero del Pacífico (CAP) tiene a su principal filial, Huachipato, inactiva y aún no se sabe cuándo retomará la producción. La zona afectada también concentra el 50% de las pesqueras del país, mientras que Asmar, el astillero más grande de Sudamérica, quedó por los suelos.

Pero la crisis chilena ha buscado auxilio externo, destapando numerosas oportunidades comerciales para las empresas argentinas. Vidrios Lirquén, el principal y único fabricante de vidrio flotado de Chile, reportó la pérdida total de su stock y la paralización de la producción en su planta de Concepción. Sin otra opción, ha comenzado a importar directamente desde la Argentina y Brasil. La siderúrgica CAP también anunció el aumento de sus importaciones.

En el área de las bodegas, el panorama también es desolador. De acuerdo con la agrupación Vinos Chile, las pérdidas equivalen al 12,5% de la producción de 2009. La opción de recurrir a las bodegas de Mendoza está siendo sondeada, según revelan fuentes del gremio. Por ejemplo, Zuccardi está recibiendo pedidos de compradores de EE.UU., Brasil, Canadá y Europa que usualmente adquieren vino chileno.

Indura, fabricante de gases, equipos y abrasivos para diversas industrias, consiguió en la Argentina un proveedor que supla los problemas existentes en Chile. "La paralización de CAP nos ha afectado porque ellos nos proveen de materia prima para elaborar electrodos. No obstante, los estamos importando desde la Argentina", explica el gerente general de Indura, Jaime Castañeda.

Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) anunció que importará la producción elaborada en su filial argentina (que produce las marcas Schneider, Imperial, Salta, Santa Fe, Palermo, Bieckert, Córdoba, Budweiser y Heineken) para sustituir las pérdidas en su planta de Santiago, cuya productividad no será restablecida hasta junio. Para ello, establecerá una sede en Mendoza.

Entre las cadenas comerciales, el panorama aún está en etapa de evaluación. Fuentes de Falabella y Cencosud explicaron que los planes maestros para el presente año, incluyendo sus inversiones en la Argentina, sólo serán revisados una vez que se tenga claridad sobre la posible alza de impuestos a las empresas esbozada por el gobierno de Sebastián Piñera para financiar a la reconstrucción.

El turismo, que bregó el año pasado con la gripe AH1N1, enfrenta hoy el miedo a un nuevo movimiento telúrico, lo que ha llevado a que cientos de turistas a bajar sus reservas para esta Semana Santa. Diversas campañas publicitarias trabajan en recuperar la imagen de Chile -sumamente dañada tras el terremoto y los saqueos- para así evitar la fuga de turistas hacia la Argentina, Perú o Brasil. Una de las principales apuestas del gobierno es la tercera edición sudamericana del Rally Dakar, que fue confirmada para Chile y la Argentina entre el 1° y el 16 de enero de 2011.

17% perdidas/PBI

Son los daños materiales ocasionados por el sismo del 27 de febrero en Chile, en relación a su economía.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas