Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La salud mental llega a las compañías

Carmen Sánchez Silva El País

Domingo 04 de abril de 2010
0

MADRID.- Humanae es el nombre de una fundación creada con objeto de democratizar los tratamientos de los trastornos de salud mental, la epidemia silenciosa del mundo desarrollado, según la Organización Mundial de la Salud. La psiquiatra Rafaela Santos se unió a la psicóloga Pilar Sucre para poner en marcha el proyecto sin fines de lucro, mientras seguían trabajando en su consulta privada. Era 2004. Hoy ambas profesionales se dedican por entero a la fundación; ellas y otros 12 profesionales en estos casi seis años han atendido a más de 200 familias con y sin recursos. Porque esta fundación se caracteriza por tratar a los pacientes y su entorno.

Ahora, la Fundación Humanae quiere llegar a la empresa y quitarle la ansiedad que la crisis ha instalado entre sus directivos y plantillas en general. "Una de cada cuatro personas padece ansiedad -dice Rafaela Santos, su presidenta-. Cuando hay crisis, los problemas psiquiátricos se disparan. La gente tiene problemas graves que desatan miedo, inseguridad..., crecen las depresiones reactivas, los suicidios."

El fin de Humanae, según Santos, es trabajar en la prevención de la depresión y los trastornos de la personalidad, que tanto están aumentando en los últimos años en España. "Hay muy poca prevención en psiquiatría. Se empieza a dar importancia ahora a los trastornos de personalidad, que antes no se trataban. Pero se sigue ocultando la depresión. Es curioso que esto continúe pasando y que, por ejemplo, esté bien visto decir que se tiene estrés -sostiene-. Si se realizan programas de prevención, con muy poco que se invierta se consigue mucho, tanto desde el punto de vista del daño como desde el del costo público. Hoy, un gran porcentaje del gasto en salud está determinado por la ansiedad, la depresión y las bajas laborales."

La psiquiatra afirma que toda depresión se puede curar. Y que muchas veces, cuando se hace crónica, es porque hay que tratar la estructura de la personalidad del paciente, que está dañada; algo que no suele hacerse porque requiere mucho tiempo y que el equipo de Humanae sí trabaja. Para evitar llegar al tratamiento, la fundación dispone de un programa de desarrollo personal con el que se pretende desarrollar las propias capacidades de las personas y hacerlas más fuertes ante la adversidad. Trabaja la resiliencia y la inteligencia emocional, dos herramientas que están muy de moda. Y que ahora pone al servicio de la empresa.

La fundación se financia con las cuotas mensuales que cobra a sus usuarios, a los que tienen dinero. Porque este equipo multidisciplinario trata a sus pacientes con terapia individual, talleres de aprendizaje, psicoeducación familiar, sesiones de inteligencia emocional..., es decir, mediante un compendio de técnicas por las que cobra hasta 200 euros mensuales, "dependiendo de los recursos que tenga la persona".

"Pero todos reciben la misma atención", aclara Santos. Humanae recibe también algunos aportes empresariales, como el que realiza Barclays, de 10.000 euros.

©El País, SL

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas