Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El costo de vida / Los combustibles superaron la inflación

La nafta tuvo otro aumento y ya no existe gasoil a menos de $ 3

Economía

Todas las petroleras elevaron los precios el fin de semana; la súper acumula un alza del 13% en el año

Por   | LA NACION

El último fin de semana sorprendió a los automovilistas con nuevos aumentos generalizados en las distintas variedades de combustibles. Las subas en las estaciones de la Capital Federal llegaron en algunos casos al 8% y llevaron a que ya no se consiga en el país gasoil a menos de 3 pesos el litro.

El viernes pasado, YPF había iniciado esta nueva ronda de remarcación en los surtidores, con el cuarto aumento en el año (un 22,4% acumulado) en la nafta premium, con el argumento -esgrimido por sus voceros- de que "sólo apunta al sector de la gente que puede pagarlo". Fue el preludio de las alzas que dos días más tarde aplicaría a los combustibles más populares: el gasoil (hoy a $ 3,019) y la nafta súper ($ 3,501), que ahora acumulan aumentos en poco más de tres meses de 13,6% y 12,6%, respectivamente.

La mayoría de los economistas considera que durante el primer trimestre la inflación rondó el 8%, aunque para el Indec probablemente se ubicará entre 3 y 4% (el dato oficial se conocerá mañana).

Las subas que aplicó la petrolera gerenciada por el grupo Eskenazi -que controla el 57% del mercado de combustibles- empujó a sus principales competidoras a mover sus precios para arriba, con el objetivo de no ganar mayor participación de mercado: todavía están frescos los recuerdos de los quiebres de stock que se produjeron hace poco más de un mes porque las refinerías no alcanzaban a suministrar suficiente combustible.

"El objetivo es achicar la brecha de la competencia para evitar que el mercado nos ponga en una posición que no queremos -confirmaron fuentes de YPF, que indicaron que en el país los últimos aumentos habían promediado un 4,9%-. Estos valores hacen que no haya colas en las estaciones ni quiebres de stock, y que se pueda mantener una lógica empresarial normal."

Shell volvió a ubicarse un escalón por encima del resto en materia de precios. Aunque las últimas subas rondaron el 4%, en lo que va del año fue la que aplicó los mayores aumentos a los combustibles más utilizados. En la mayoría de sus estaciones porteñas el gasoil subió 18,5% y la nafta súper, 13,9%. Hoy se venden a $ 3,399 y $ 3,699, respectivamente. Para las variedades premium, los aumentos acumulados se ubican entre el 22 y el 24 por ciento (la nafta hoy se vende a $ 4,399 y el diésel, a $ 4,099).

Esso y Petrobras reubicaron los precios de sus combustibles premium en línea con la nueva franja que fijó YPF, pero hasta ayer no habían tocado la nafta súper (se descuenta que lo harán en los próximos días). La petrolera de origen norteamericano también aumentó el gasoil, para ubicarlo en un punto intermedio entre YPF y Shell: 3,169 pesos el litro.

Dos tercios del total de combustibles que se expenden en la Argentina son gasoil. Su importancia es aún mayor en los sectores productivos, y algunos representantes del campo advirtieron que su escasez podría retrasar la cosecha.

Brechas

Todos estos movimientos acortaron las brechas relativas que existían entre las distintas petroleras, entre los distintos combustibles de cada marca y entre la Capital Federal y el interior.

No obstante, en las provincias las naftas y el gasoil se siguen vendiendo más caros. En Mendoza, por ejemplo, YPF vende la nafta súper a $ 3,897 y el gasoil, a $ 3,099. En Tucumán, la Fangio XXI (premium) se comercializa a $ 4,459, mientras que en la provincia de Santa Fe hay estaciones YPF que venden el gasoil a 3,189 pesos.

Dentro de la canasta de productos que se utilizan para medir la inflación, los combustibles tienen un peso relativo cercano al 2%. Esto significa que si las naftas y el gasoil aumentaron en lo que va del año entre 12 y 24%, su contribución a la suba de precios acumulada en 2010 fue de un cuarto a medio punto de inflación.

"Sin embargo, el aumento de combustibles es delicado porque empieza a haber presión sobre el transporte de pasajeros y de carga. Genera un efecto cascada importante en toda la economía", explicó el economista Osvaldo Cado, de la consultora Prefinex. En el caso del transporte de pasajeros (alrededor del 3% del PBI argentino), el impacto se notará primero en el índice de precios mayoristas.

Con todo, los precios de los combustibles siguen muy por debajo de los de los países vecinos. Según datos que surgen de un informe que difundió ayer la consultora Montamat y Asociados, el precio del gasoil en Uruguay es un 81% más caro que el que tiene YPF en Buenos Aires (la brecha con Brasil es 40%). En el caso de la nafta súper, ambos países la tienen un 60% más cara.

$ 3,019
El gasoil más barato

  • Hasta la semana pasada, YPF todavía lo vendía en Buenos Aires a menos de 3 pesos ($ 2,828 el litro).

2%
Incidencia en la inflación

  • Aunque tienen un peso relativo bajo en los índices de precios, los combustibles generan un efecto cascada en la economía.
TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil