Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La compu

Cómo etiquetar 2000 fotos sin usar marcador

Tecnología

¡Es tan fácil! Ni se da cuenta uno de lo que está haciendo. Y luego pasa meses postergando el difícil momento de pagar las consecuencias.

Me refiero -no piense mal- a sacar fotos. Con dos tarjetas de 8 GB, un par de cámaras y cuatrillones de oportunidades, la cifra de tomas durante mis muy postergadas vacaciones se disparó a valores de cine catástrofe. Más de 2000 imágenes y cerca de 200 videos obtenidos en cinco ciudades durante quince días. Qué lindo, qué bonito, cuántos recuerdos. Sí, claro, pero dentro de un año vamos a tener que echar mano de esas terapias que te llevan a las vidas pasadas para recordar por qué exactamente tomamos ciertas fotos.

Los videos son, en cierto sentido, menos complicados. Siempre les añado un poco de locución -es parte de mi oficio, después de todo- y de esa forma me aseguro que podré rememorar, en el futuro, por qué grabé un minuto entero de un cielo que parece despejado. Pero si hay muchos clips, ¿cómo hallar el de una ciudad, una plaza, una escultura en particular? ¿Abrir cada uno? ¿Con QuickTime ? ¿Alguien ya ha encontrado la poción para vivir 500 años?

Había que etiquetar unas 2000 fotos y alrededor de 200 videos, y no precisamente con un marcador. Nunca me había encontrado en una situación así y en general me alcanzaba con clasificar las imágenes en carpetas y echar mano de lo que se conoce como datos EXIF ( Exchangeable Image File Format ), que almacenan, entre otras cosas, la fecha y hora de la toma. Con ciertas cámaras y celulares hoy es posible geoetiquetar ; es decir, usar el GPS para guardar dentro de la imagen las coordenadas donde estaba el dispositivo en el momento de sacar la foto. Sumamente útil, pero de poca utilidad si la imagen o el video tienen un valor emotivo. Las etiquetas personalizadas son, diría, el epígrafe cotidiano, esa frase escrita en el respaldo de una antigua foto que convierten un grupo de desconocidos en nuestros bisabuelos, sus hijos y sus nietos.

Primero, el backup

Quienes se dedican a archivar fotos digitales acá en el diario saben que basta una etiqueta mal puesta para que una o más fotos desaparezcan bajo un océano de bits. Es un hecho: sacamos demasiadas fotos. Decidí tomármelo en serio, aunque el regreso a las tareas cotidianas me dejaba poco tiempo para investigar. Pero esta circunstancia es la de todo el mundo y creaba condiciones más realistas para hallar la solución.

Antes de ninguna otra cosa, copié el contenido de ambas tarjetas de memoria al disco de mi computadora principal. De allí, durante la noche, automáticamente, se harían copias de respaldo en otro disco dentro de esa misma PC y en el de otra máquina conectada en red. Hice también una doble copia en DVD. Sí, suena tan paranoico como para regalarme una camisa de fuerza USB, pero la verdad es que esas fotos no podían volver a tomarse. Es muy cómodo no cargar con rollos de negativos, pero las fotos digitales carecen de encarnadura, son meros números almacenados en un soporte muy frágil. La única forma de contrarrestar el riesgo es multiplicar las copias.

Luego, me puse a experimentar con la clasificación. Quería cumplir con tres objetivos. Primero, que el método fuera portátil. En otras palabras, que al copiar una foto, copiaba sus etiquetas. Usaría, por supuesto, metadatos, es decir, texto incrustado en el mismo archivo de imagen; casi seguramente, etiquetas IPTC. Segundo, tenía que poder implementarlo por medio de un programa gratis de Windows y ser leído por software para Linux. Tercero, tenía que poder etiquetar fotos y videos en masa. Si tenía 135 fotos de la Acrópolis, quería poder colocar esa etiqueta en las 135 a la vez con un solo clic.

Después de varias pruebas me quedé con dos programas bien conocidos: Picasa ( www.google.com/picasa/ ) y XnView ( www.xnview.com ).

El primero, software para encontrar, organizar, ordenar y compartir fotos de Google, es bonito y de lo más automágico . Ambas cosas juntas siempre me causan un poco de desconfianza, pero en este caso hace bien su trabajo. Para algunos, es una bendición. Personalmente, prefiero el XnView .

Para insertar tags IPTC con Picasa hay que apretar el botón Etiquetas , abajo a la derecha, o usar el atajo Control + N , y crear las que necesitemos. Después se seleccionan y se añaden a los archivos de imágenes con un clic. En el XnView , hay que seleccionar las imágenes e ir al menú Editar> Metadatos> Editar datos IPTC (o Control+I).

Parecía que esto iba a ser como coser y cantar, pero pronto (qué raro) empezaron a aparecer nubarrones. Etiquetas insertadas con Picasa no siempre eran reconocidas por Windows 7; y descubrí que, se lo pidiera o no, el software de Google añadía Picasa 3.0 como origen de los archivos. Esto no sólo no era cierto, sino que había sido efectuado sin preguntarme de forma explícita. No es raro que los programas hagan esto, pero deberían primero preguntar y hasta darnos la posibilidad de editar esa información, como hace GIMP ( www.gimp.org ).

Más oscuro se puso el paisaje cuando descubrí que el buscador de XnView no parecía ser capaz de encontrar archivos basándose en etiquetas. O, al menos, no hallé la forma luego de dedicarle 50 segundos (no tiene uno más que eso para aprender a usar un cuadro de diálogo, punto). Tampoco me permitía agregarles etiquetas a los videos QuickTime , cosa que Windows hacía sin problemas. Lo mismo que Picasa , que, obvio, descolló en las búsquedas.

Estaba en un brete, experimentando con varias aplicaciones, algunas para Linux, cuando recordé las Propiedades de los documentos en Windows XP y Seven. ¿Era mi deseo de encontrar una herramienta simple y rápida o había visto allí, en la pestaña Resumen , las categorías Título, Asunto, Palabras clave y Comentarios ?

Lo verifiqué y así era. En Windows 7 la pestaña se llama Detalles . Lamentablemente, ambos conjuntos de metadatos (el de XP y el de Seven) no son 100% compatibles. Las Palabras clave ( Etiquetas , en Seven) se preservan, pero no así el Título, Asunto y otros campos. Había que limitarse a las keywords , entonces.

Seleccioné varios archivos en Seven y agregué etiquetas. Funcionó bien y rápido. Los copié por red a XP e hice una búsqueda, y aparecieron de inmediato. Excelente. ¿También funcionaba con los videos? Sin problema, en el caso de los QuickTime (.mov) que produce mi cámara.

Hice el proceso inverso. Etiqueté y titulé fotos en XP y las transferí a Seven. En este caso, Windows leía tanto las etiquetas como el título. Está bien, era lógico. El sistema más antiguo debía ser compatible con el más nuevo, no al revés.

IPTC, XMP y yo qué sé

El procedimiento no podía ser más simple. Seleccionar las fotos, apretar botón secundario (el derecho, para los diestros), elegir Propiedades , ir a la pestaña Resumen ( Detalles , en Windows 7), editar las Palabras clave ( Etiquetas , en Windows 7) y Título y apretar el botón Aceptar .

Genial, pero había un problema: uno escribe etiquetas para el futuro y ninguna de estas propiedades añadidas por Windows a los archivos correspondía al estándar IPTC (o cualquier otro, para el caso). Descubrí esto al procesar las imágenes con un excepcional programa gratis llamado PhotoMe ( www.photome.de ), que extrae y en ciertos casos permite editar la masa de metadatos incrustados en las imágenes.

Como dije, los metadatos IPTC eran la mejor apuesta a futuro porque son los que se usan con mayor frecuencia entre diversas plataformas y, además, responden a un consorcio de varias empresas y organizaciones (IPTC viene de International Press Telecommunications Council ). En cambio, las palabras clave de Windows (identificadas como Microsoft.Keywords por PhotoMe ), con todo y cumplir con el objetivo de ser fáciles de usar y aplicables en grupo, no me garantizaban seguir siendo legibles en el porvenir ni que pudiera interpretarlas con un software para Linux.

Por el contrario, XnView y Picasa , que por un rato había dejado de lado, implementan el estándar IPTC de manera rigurosa. Así que supuse, prima facie, que la solución estaba en alguno de estos dos programas. Quedaba, no obstante, un alfil en una esquina del tablero, al que no le había prestado atención: la Galería Fotográfica de Windows Live.

El más nuevo de los estándares de metadatos para imágenes es XMP ( eXtensible Metadata Platform ), de Adobe. Resultó no sólo que la Galería Fotográfica (que se baja como parte de Live) usa este formato, ¡sino que es capaz de convertir a XMP todas las etiquetas no estándares insertadas por Windows! Verifiqué esto con la versión gratis de otro buen software de metadatos, el FreeVimager ( www.contaware.com ).

¿Extraviado? Sí, lo mismo me ocurría a mí. Pero el torbellino de siglas y formatos estaba empezando a ponerse en foco, para mantenernos en tema. IPTC, que es usado por fotógrafos, diarios y agencias de noticias y de imágenes, era lo más seguro para que el archivo de fotos siguieran teniendo epígrafes en el futuro y entre plataformas. XMP, por otro lado, era otra apuesta certera, aunque no me parecía conveniente quedar adherido a las decisiones de Adobe (o de cualquier otra empresa). Las etiquetas añadidas por medio de las Propiedades de Windows eran lo menos adecuado, aunque fuesen la manera más cómoda de trabajar, a menos que luego se procesaran todas las fotos usando la Galería Fotográfica . Lo más lógico, desde luego, en ese caso, era echar mano directamente de la Galería .

Las opciones eran éstas, al menos en Windows. Finalmente, me incliné por XnView , quizá por costumbre. Pero encontrar el procedimiento de etiquetado era sólo la mitad de la historia.

Dónde estás, dónde vas

De poco sirven los metadatos si después los procedimientos de búsqueda son lentos o no los reconocen. Lo que me puso en rumbo de colisión con el buscador de Windows 7, que era algo así como una asignatura pendiente. ¿Dónde estaban todas mis opciones y filtros? ¿Cómo iba a encontrar algo con tan pocas herramientas? ¿Dónde consignar las etiquetas que deseaba hallar?

Descubrí que los filtros de Seven tienen algunos trucos muy interesantes. Por ejemplo, aparecen y desaparecen de acuerdo con el tipo de biblioteca en la que hayamos añadido los archivos. No, no carpetas, sino bibliotecas. Acá es donde la cosa se complica un poco, porque siempre hemos hablado de carpetas, pero el nuevo método anda bien y, a la larga, simplifica las búsquedas.

Si usted guarda 2000 fotos en una carpeta y usa el panel de búsqueda (arriba a la derecha) para hallar un grupo en particular sobre la base de las etiquetas, descubrirá que los filtros que esa carpeta ofrece ( Fecha de modificación y Tamaño ) no sirven. La conclusión inmediata es que hay que ir a las Propiedades de la carpeta y cambiar su tipo a Imágenes en la pestaña Personalizar . Pero esto tampoco funciona.

Lo que hay que hacer es añadir la carpeta de fotos a una biblioteca de imágenes . Si preferimos no usar la predeterminada de Windows se puede crear una nueva. Basta abrir el navegador de Windows y en el panel de la izquierda hacer clic con el botón secundario del mouse sobre Bibliotecas y elegir Nuevo . En las Propiedades de esa biblioteca es donde optaremos por convertirla en una de imágenes, en lugar del default, que es Elementos generales .

Para incluir la carpeta con nuestras 2000 fotos en la nueva biblioteca, hay que darle un clic con el botón secundario y elegir Incluir en biblioteca .

Sin embargo, y ésta es otra buena noticia, si uno busca por etiquetas en una biblioteca de Elementos generales , Windows 7 también encontrará las fotos y los videos correspondientes. Tardará un poco más, eso es todo.

En XP, ya se sabe, el buscador es lento y primitivo, pero hace su trabajo. Con las máquinas modernas, al revés que cuando salió este sistema, conviene dejar el servidor de indexado activo; esto acelera bastante el proceso. También se puede instalar Google Desktop o Windows Search . O usar Picasa .

Ahora, ¿cómo hallar una foto o un video con el buscador básico de XP? Hay que poner una o varias etiquetas en la segunda caja de texto, donde dice Una palabra o frase en el archivo .

La otra buena noticia es que el buscador de Seven sabrá dar con las imágenes que contienen ciertas etiquetas cualquiera que sea su formato. .

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP