Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se afianza la piratería en el mercado argentino

Hay nuevas redes de falsificadores; advertencia por los libros

Viernes 23 de abril de 2010
0

La piratería se está transformando en una industria en la Argentina, y mientras los consumidores se conforman con copias que ni siquiera "parecen legales", se amplía la oferta de productos pirateados.

Así lo señalaron referentes de asociaciones dedicadas a la protección de la propiedad intelectual, que se reunieron ayer para analizar el flagelo cuando faltan tres días para celebrarse el Día Mundial de la Propiedad Intelectual. La piratería es un negocio millonario. Sólo la venta ilegal de software mueve 1318 millones de pesos, de acuerdo con Business Software Alliance (BSA), organización dedicada a la defensa de la propiedad intelectual.

En la industria del cine, los autores pierden más de $ 685 millones anuales, a lo que falta sumar las pérdidas de las salas. En el mercado del video hogareño, el 68% de los 1015 millones que se mueven al año corre por el circuito ilegal. La música también sufre: el 60% de las ventas corresponde a CD piratas, y en el universo virtual la piratería supera el 90 por ciento.

Si el mercado se mira en su conjunto con la lupa de 2008, el cálculo apunta a un consumo de productos piratas por 2660 millones de pesos, cifra que hoy resulta mucho mayor con el boom de ferias como La Salada. Más allá de las cifras, la advertencia de los expertos se centró en la transformación del circuito ilegal en una industria que se desarrolla y tiende puentes con otros sectores turbios, como el tráfico de medicamentos.

María Monserrat Guitart Piguillém, vocera de BSA, advirtió que "está creciendo la copia con fines de lucro, que se suma a la piratería particular. Esto se ve en las replicadoras de discos que buscan ingresar en el país. La Aduana incautó tres en 2009 y cuestan más de 40.000 dólares cada una. Son compradores con poder adquisitivo, unos vinculados con el caso de la efedrina".

"Cuando se cruzan las industrias ilegales es señal de que se está montando todo un aparato", añadió. Piguillém y Hernán Alberti, de la asociación Software Legal, destacaron que el índice de piratería de software viene cayendo y el año pasado bajó un punto. Sin embargo, también reconocieron que esa baja responde a las fuertes ventas de notebooks que vienen con software legal precargado. Hoy el índice de piratería de software asciende al 73% y supera al promedio de América latina, del 63 por ciento.

Hecho en Argentina

Magdalena Iraizoz, vocera de Cadra, una asociación que lucha por los derechos de autor de escritores y editores de libros, reconoció que "este verano explotaron los libros piratas de todo tipo y se venden principalmente en quioscos de revistas".

"Antes los libros venían de los países limítrofes, pero ahora se imprimen en la Argentina, en imprentas que no son tan chicas. Es una cuestión de demanda y de costos de producción y los libros son un 40% más baratos. Pero en muchos casos el texto ni siquiera es el mismo", señaló, luego de destacar un mayor número de allanamientos.

¿Cómo luchar contra la piratería? "Esto no es una cuestión de dinero, porque frente a pagar un peso o nada, el consumidor paga nada, no importa el monto. Es un tema cultural y se tiene que cambiar desde la concientización y la educación", coincidieron en señalar los referentes.

73% Ilegalidad

Es el índice de piratería de software en el país. Representa pérdidas para la industria de más de 1300 millones de pesos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas