Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Qué estás haciendo ahora?

Es la cara visible de Twitter, la red de información que está de moda. En entrevista exclusiva con LN R , cuenta el origen y el futuro de este fenómeno que ya convoca a 100 millones de usuarios alrededor del globo

Domingo 25 de abril de 2010
0

Twitter es la palabrita de moda. ¿Qué es? ¿Para qué sirve? Así como pasó con Google, Yahoo! y Facebook, hoy esta red está en boca de todos, y mucho de eso tiene que ver con Christopher Isaac Stone, el emprendedor de 36 años que habla por primera vez con un medio argentino, luego de casi un año de buscar espacio en su agenda de viajes, charlas y administración de esa máquina impulsada por 140 caracteres.

Más conocido en el mundo como Biz, Stone es el encargado de dar la cara por la empresa. Los mails que les llegan a los usuarios están firmados por él. Si bien los fundadores de Twitter son tres -Jack Dorsey, inventor del concepto; Evan Williams y él-, Stone es quien tiene más seguidores: 1.650.000 personas están interesadas en cada mensaje de 140 caracteres que publica este joven de Massachusetts que lleva sobre sus espaldas el peso de intentar encontrar un modelo de negocio que le sirva a la empresa y a inversores de la talla de Morgan Stanley.

Si bien la compañía deja su lado cool y muestra su gusto por la reserva al no dar números demasiado certeros, Stone dice a LN R que Twitter creció en América latina un 100% desde junio, mientras que en la Argentina esta alza fue del 700%. Ante la pregunta, Biz no aclara si esto es en tweets, usuarios o qué. Sin embargo, la cantidad de usuarios públicos ha crecido a los ojos de cualquier navegante on-line, sobre todo impulsado por la presencia en los medios y los usuarios famosos (ver aparte).

cerrar

Twitter ya forma parte de la "cultura web", a tal punto que al buscar en Google News noticias sobre esta plataforma aparecen más de 70 mil notas sólo en la versión en español, un número similar al que se encuentra buscando "Google". Las dos empresas también comparten el hecho de que sus nombres lograron convertirse en verbos, lo que para muchos significa un éxito del marketing difícil de revertir: "googlear" y "twittear" forman parte del lenguaje on-line. En este contexto, luego de las presentaciones formales, en las que desliza que cree que todos los candidatos argentinos en las elecciones de 2011 tendrán cuenta de Twitter, comienza la entrevista.

Nacimiento rapido

-Hay decenas de definiciones sobre qué es Twitter, ¿cuál es la tuya?

-Es una fuente muy rica para información en tiempo real. La idea nuestra es que esa información llegue a todo aquel a quien le pueda interesar; en eso nos estamos enfocando. Como mejorar el flujo de datos para mostrar las cosas interesantes que pasan dentro de Twitter.

-Hoy está en boca de todos. Como emprendedores, ¿cómo hicieron para generar el ruido inicial?

-Al principio, en 2006, Twitter era una suerte de proyecto paralelo dentro de Odeo [una plataforma de audio que vendieron] y fue creciendo solo. En ese momento era interesante para nosotros, pero no estábamos seguros de que lo fuera para el resto del mundo. De hecho, armamos el primer prototipo de Twitter y se lo presentamos a nuestros amigos para que lo mostraran a sus amigos, de modo de generar una especie de efecto dominó. Los primeros seis meses fue algo muy pequeño: nuestros amigos y familiares lo estaban usando, y realmente nos parecía muy divertido, pero nadie más sabía del tema. Lo que pasó es que de repente un par de bloggers muy populares "postearon" sobre nosotros, y luego fuimos a South by Southwest, una conferencia relacionada con cultura y tecnología, en Austin, Texas. Ahí nos dieron un premio, y empezó a funcionar la bola de nieve. Los medios empezaron a hablar de nosotros como una nueva manera de comunicarse. Además, en 2007, 2008 y 2009, Twitter estuvo presente en casi todo gran evento mundial, desde elecciones hasta catástrofes, pasando por incendios, terremotos, campañas políticas, el Superbowl y los Oscar. La gente estaba usando Twitter, nosotros nos volvimos parte de esos eventos, y como resultado fuimos creciendo.

-Antes trabajaste en Google, luego de que ellos compraran Blogger. ¿Cuál es el vínculo entre estos dos trabajos?

-Desde hace diez años vengo trabajando en plataformas para que los usuarios se comuniquen de manera simple y libre. Internet vino con la promesa de que todo el mundo iba a poder tener una voz; al principio lo hice en Blogger, en Google. El blogging fue genial, pero incluso ahí mucha gente no le veía el sentido a publicar lo que ellos tenían que decir. Un tiempo después, con el nacimiento de las redes sociales, la gente entendió que quizá lo que querían hacer era compartir esa información con sus amigos. Pero, a la vez, compartir la información sólo con los amigos no era tan abierto. Entonces apareció Twitter. Y si bien tenemos puntos de contacto en Twitter, vos no tenés que confirmar una amistad; en ese sentido funciona más como el blogging, que es abierto. La información que mandás a Twitter, si tenés una cuenta abierta, se encuentra en todos los motores de búsqueda al instante; entonces, es muy valorable en cuanto a la apertura. Lo que estuve haciendo fue buscar una mejor forma para que los usuarios se comuniquen.

-En ese contexto, ¿cuál creés que es su competencia?

-No veo que seamos una red social. Tenemos algunos aspectos sociales, pero no somos una red social. Nos veo más como una red de información, y la red la armás como querés. Yo tengo en mis "seguidos" desde amigos y familiares hasta la CNN y The New York Times. Sumo algún diario local, diferentes compañías, la NASA y el almacén de la esquina. Todo ese mix es mi cuenta. Esa es la idea. Al mismo tiempo, no creo que caigamos en una categoría de búsqueda; nosotros sólo proveemos búsqueda sobre nuestros tweets y no hurgamos en la Web. Por eso no creo que nos podamos poner en la misma categoría exacta que otras compañías. Creo que podemos solapar alguna función con compañías como Facebook y Google, pero al mismo tiempo entiendo que hay mucho espacio para que esas compañías sigan trabajando como lo hacen, sin competir necesariamente.

El éxito sin efectivo

Nadie puede dudar de que Twitter está de moda, pero en este crecimiento público no ha podido responder a la pregunta de cómo van a generar ingresos. Si bien hasta ahora producen cash a través de alianzas con terceros y algunos programas puntuales, se espera un plan de negocios más concreto. Mientras tanto, ellos viven tranquilos con los 160 millones de dólares que levantaron de fondos de capital de riesgo.

-Están creciendo mucho y ha habido rumores de compra de todo tipo. ¿Piensan vender?

-No estamos vendiendo. Queremos quedarnos con la compañía y seguir creciendo. Creo que hasta ahora hemos hecho, apenas, la mitad del trabajo. Está probado que Twitter puede ser una gran herramienta, tanto para las personas como para los negocios. Tenemos que probar que hay un negocio alrededor de nosotros sin perder de vista dos metas importantes: generar la cultura interna de ser una fuerza para el bien, como nos gusta decir, y un forjar gran lugar para trabajar. Todo esto, de la mano de construir un negocio que haga dinero y produzca ganancias.

-Recién dijiste que quieren ser "una fuerza para el bien". El eslogan es similar al "no harás el mal" de Google. ¿Cómo actuarían ustedes frente a una situación como la que se vive en China?

-No puedo hablar sobre Google. En cuanto a Twitter, nosotros creemos que el intercambio abierto de información tiene un impacto global interesante. Queremos que nuestro servicio esté abierto a tantos idiomas y dialectos como sea posible. Tampoco tenemos un plan en el corto plazo para poner empleados y computadoras en China. La idea es crecer mucho en San Francisco.

Mantener el crecimiento

-Decís que la Argentina tuvo un crecimiento del 700% en los últimos nueve meses. ¿Qué estrategia tienen para seguir desarrollándose fuera de los Estados Unidos?

-Por un lado, continuar ampliando los idiomas. Hemos logrado el lanzamiento en italiano, francés y español, un mes después de anunciar el programa para que Twitter sea traducido por los propios usuarios. Ese fue un programa piloto, pero resultó tan exitoso que pensamos hacer este mismo programa en el futuro con muchos idiomas alrededor del mundo. Otra de las formas en que queremos crecer es haciendo alianzas con empresas de telefonía móvil de todo el mundo para brindar el servicio a través de SMS, que es como nació Twitter [la limitación de extensión en los SMS es el origen de los 140 caracteres]. Ya llevamos más de 65 alianzas en el mundo y seguiremos creciendo en esa línea. La idea es que cada país tenga un código corto (en los Estados Unidos es 40404), para que los usuarios puedan enviar sus tweets sin necesidad de tener equipos costosos. Con esto estamos creciendo mucho en el Caribe, India e Indonesia.

-Así generan crecimiento en países donde un BlackBerry o un iPhone no son tan comunes, pero la experiencia de Twitter, ¿se aprecia de esta manera o priorizan el crecimiento sobre todo?

-Sí, si bien es limitado, el SMS puede ser muy interesante. En el ADN de Twitter está el SMS; entonces, si bien varios países tienen muchos usuarios con smartphones y buena cobertura, también apuntamos al SMS porque es el más bajo denominador común de envío de datos. Además, hay más de 4000 millones de celulares, mientras que hay menos de 2000 millones de usuarios de Internet.

-Lejos de todo el ruido que los rodea, ¿cuál fue el momento exacto en que te diste cuenta de que Twitter era relevante?

-Creo que todavía me sorprende, pero la primera vez que me enteré de un terremoto en California y fui a Twitter antes de que a cualquier otra cosa, y lo hice como usuario, eso fue lo importante, eso fue un antes y un después. Ahí me di cuenta de que esto venía en serio.


Biz contesta también sobre el uso de aplicaciones de terceros en Twitter

¿Qué es Twitter?

Twitter, que en inglés significa literalmente el "gorjeo de los pájaros", es una red gratuita de información que permite el intercambio de mensajes de 140 caracteres como máximo, contando los espacios. En esa extensión se pueden incluir links a fotos, audios, videos, mapas, etcétera. Nació con la pregunta "¿Qué estás haciendo ahora? como disparador y su crecimiento se dio de la mano de su uso en grandes acontecimientos, a lo que se sumó la apertura de cuentas por parte de celebridades estadounidenses, como Oprah Winfrey.

Intentó ser comprada por varios, entre ellos Facebook, que tomó varias funciones para su propia plataforma. Se estima que tiene 100 millones de usuarios, aunque las estadísticas más optimistas dicen que menos de la mitad twittean con constancia.

Hollywood hace pío-pío Por Natalia Trzenko

Hubo un tiempo, no tan lejano, en que para conocer opiniones, planes o destinos inmediatos de las estrellas de Hollywood sus seguidores dependían de los paparazzi. Incómoda posición entonces para quien adora a un actor, actriz o cantante, pues se sabe que los inescrupulosos fotógrafos no se detienen ante casi nada para obtener la información y sobre todo las imágenes, que luego dan la vuelta al mundo. Gritar, incomodar y hasta provocar a los ídolos es el modus operandi de los intrusos, que hasta hace poco eran la mejor y más íntima fuente de información sobre las estrellas. Hasta que llegó Twitter y, lento pero seguro, como atraídos por una fuerza magnética ineludible, actores, directores y músicos populares comenzaron a escribir sobre el tema que más les importa: ellos mismos. Ciento cuarenta caracteres por vez con alguna foto linkeada (una vez que aprendieron a hacerlo), Demi Moore y Ashton Kutcher, la pareja dorada de Hollywood en cuanto a Twitter se refiere, permitieron que millones de desconocidos conocieran detalles de su intimidad. Esa misma que se desesperan por proteger de las revistas chismosas.

Así, Jane Fonda, una de las hijas dilectas de Hollywood más discretas, no dudó en relatar en su perfil una operación de rodilla que sufrió hace unos meses o en mostrar fotos de ella y sus nietos en un parque de diversiones. Y hasta una leyenda del cine como Elizabeth Taylor escribe cada tanto algún tweet de opinión o de promoción. Porque, claro, para el mundo del espectáculo Twitter es, sobre todo, una gran herramienta de publicidad de sus productos. Ya se trate de una nueva película, ciclo televisivo o disco a punto de ser lanzado, allí están los famosos -o más bien sus trabajadores asistentes-, tipeando sin parar en busca de compradores potenciales. Muy útil para informar sobre la nueva gira, la más reciente edición de un disco o la participación en una película o programa de TV, la página también sirve para aclarar rumores o chismes que las publicaciones amarillistas se ocupan de diseminar. Así, casi diariamente el representante de Britney Spears aprovecha su perfil para reírse de esas revistas, aunque -extraña manera de la desmentira- suele incluir en su tweet el link de la publicación.

Hubo un tiempo, que parece bastante lejano, en que las estrellas del cine, la TV y la música eran conocidos por sus dotes artísticas y sus presentaciones profesionales. Twittermanía mediante, las estrellas se acercan 140 caracteres por vez.

Glosario

Twitter nació en 2006, en idioma inglés; la versión en español tiene menos de un año. Por eso todavía la jerga se constituye básicamente de términos en inglés.

Tweet Mensaje enviado a través de Twitter; no supera los 140 caracteres.

Followers Usuarios que reciben cada tweet que uno realiza desde la plataforma.

Following Usuarios de los que uno recibe cada tweet que realizan.

Retweet Clave en Twitter. Similar al "reenviar" de los e-mails, permite que un tweet sea retweeteado por otro usuario.

Direct Message Mensajes privados (no los ve la comunidad) que se pueden enviar entre dos personas que se siguen mutuamente.

Hashtag Instrumento que ordena la conversación en Twitter. lanacion.com propuso utilizar #cromagnon cuando se realizaba la lectura del fallo de la causa. La comunidad lo utilizó y, con sólo buscar el numeral y esa palabra, se encontraba todo lo que se decía al respecto.

Trending Topic Temas "calientes" en Twitter. En general, se relacionan con sucesos mundiales, como grandes terremotos o celebridades. Ahora la empresa quiere que se dividan por países.

En la política y el deporte también Por Guillermo Tomoyose

Como sucedió en los Estados Unidos con las elecciones presidenciales, o en Irán con las manifestaciones, la política fue un elemento importante para la adopción de Twitter en Argentina. La experiencia local fue el seguimiento, en tiempo real, por parte de los usuarios, de la plataforma, con una etiqueta en común denominada "#urna2009", que permitió debatir y compartir información relacionada con las elecciones legislativas.

Luego de la exitosa experiencia llevada a cabo por Barack Obama ( @barackobama ), con una campaña basada en los servicios de la Web 2.0, que le permitió tomar impulso para llegar a la Casa Blanca, diversos políticos locales adoptaron Twitter para canalizar su comunicación oficial durante las elecciones.

Sin embargo, no todo el flujo de la red de comunicación tiene un carácter político. Frente al terremoto de Chile, desde la Argentina los usuarios adoptaron el servicio para establecer líneas de comunicación a fin de determinar la ubicación de familiares y amigos, brindar consejos ante situaciones de riesgo o indicar puntos de distribución de ayuda humanitaria.

Esta interacción que se genera en Twitter entre los usuarios, a partir del flujo incesante de información en tiempo real, fue una de las características que aprovecharon actores, conductores y deportistas locales.

De esta forma, Georgina Barbarossa ( @geobarbarossa ) utilizó su perfil para comunicar las novedades de la serie en la que participa, mientras que el basquetbolista Manu Ginóbili ( @manuginobili ) suele anunciar por esta vía hechos como la llegada de sus mellizos o los encuentros con Andrés Nocioni ( @soyelchapu ), Fabricio Oberto ( @obricio7 ) o Luis Scola ( @LScola4 ), los argentinos NBA que también tienen presencia en Twitter.

Si bien no cuentan con una presencia oficial en esta red, tanto Messi como Tévez han sido protagonistas en Twitter como temas candentes a nivel mundial (trending topics) debido a sus destacadas participaciones en sus respectivos clubes.

¿Quién es Biz Stone?

Nació en Boston hace 36 años, pero creció en Wellesley, Massachusetts. Ahora vive en Berkeley, en una casa de campo, con su esposa, Livia, ambos veganos, y sus mascotas. Maneja menos de una hora para llegar a las nuevas oficinas de Twitter en San Francisco.

Por el momento no tiene hijos.

Este profesional, que abandonó la universidad, participó en 2000 del lanzamiento de Xanga, una herramienta de publicación que aún sigue viva. Luego escribió un libro sobre blogging ( Who let the blogs out? ) y se sumó a Blogger en 2003, cuando ésta fue comprada por Google. En 2005, abandonó la firma junto a Evan Williams, fundador de Blogger, para crear Odeo, la empresa madre de Twitter. El resto ya es historia conocida. En una entrevista con Diablo Magazine le bajó el tono a la búsqueda de seriedad en Twitter: "Tu último tweet no tiene por qué ser escrito en la tumba".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas