Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Los sobornos en el Senado / Nuevo aniversario de la polémica reforma laboral

La ley Banelco, 10 años sin condenas

Política

Los ocho procesados por el escándalo que marcó a fuego al gobierno de De la Rúa esperan en libertad el juicio

Se cumplieron 10 años y el mayor escándalo de corrupción de los últimos tiempos que vivió el Congreso sigue impune: no hay un solo condenado ni detenido en el caso de los sobornos en el Senado.

En este nuevo aniversario de la controvertida votación, la causa parece estar, por primera vez, algo más cerca de una sentencia. El tribunal oral está terminando las últimas medidas preliminares y, según informaron fuentes judiciales, es probable que a principios del año próximo comience el juicio.

El objetivo del proceso será determinar si el gobierno de Fernando de la Rúa sobornó a senadores peronistas para que aprobaran la ley de reforma laboral, sancionada el 26 de abril de 2000 y conocida como ley Banelco. A raíz del escándalo, renunció el vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez.

De la Rúa será uno de los acusados que enfrentarán al tribunal. También su ex secretario de inteligencia Fernando de Santibañes; su ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, y los senadores peronistas Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Costanzo y Ricardo Branda. El banquillo tendrá a un hombre más: el ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto, quien hace seis años confesó que se había ocupado de entregar los sobornos.

"Sufrí mucho todos estos años. Veía que yo estaba muy mal mientras los otros seguían haciendo política, pero ahora tengo una esperanza. Cuando haya una condena para todos, incluso para mí, voy a poder cerrar la etapa y seguir adelante", dijo Pontaquarto, de 47 años, en diálogo con LA NACION.

Pontaquarto es todavía parte del programa de protección de testigos. "Lo que más me cuesta es reinsertarme laboralmente", relató el ex funcionario, que no tiene trabajo. La tutela que le da el Gobierno incluyó un subsidio durante los primeros seis meses; hoy, sólo le proporciona custodia.

Durante los últimos años, Pontaquarto estuvo profundamente deprimido, se divorció e intentó suicidarse. "Me salvó mi nueva mujer", dijo.

En su declaración ante Daniel Rafecas -el juez federal que investigó el caso, dictó los procesamientos y elevó el caso a juicio oral-, Pontaquarto relató que la misma noche que se sancionó la ley de reforma laboral él fue al departamento del senador Emilio Cantarero y le entregó los 4.300.000 pesos que se repartirían entre los senadores.

La ruta del dinero

El dinero, informó, lo había retirado de la SIDE el 18 de abril de 2000. Los investigadores consideraron corroborada su versión cuando detectaron una llamada hecha a Pontaquarto esa misma tarde desde el teléfono de Gladys Mota, la secretaria de Santibañes.

Para Rafecas, el relato del arrepentido fue la "columna vertebral" de la causa, que se cerró en agosto de 2006. Pero restaba aún definir la situación de De la Rúa.

La investigación en su contra corría por separado y se terminó en octubre del año pasado. Entonces, todos los procesados quedaron en condiciones de ser juzgados en un proceso único, tal como querían los magistrados del Tribunal Oral Federal N° 3, quienes tendrán a su cargo el juicio.

Los diez años que demoró la investigación hicieron que dos de los acusados quedaran en el camino: el peronista Cantarero, que fue declarado inimputable por su deteriorado estado de salud, y el ex presidente provisional del Senado José Genoud, que se suicidó en septiembre de 2008.

UN CASO EMBLEMATICO

CARLOS ALVAREZ
Vicepresidente 1999-2000

El líder del Frepaso impulsó, como titular del Senado, la investigación de las coimas apenas se hicieron públicas las primeras sospechas. Renunció ante la falta de apoyo del gobierno que integraba. Su salida marcó el inicio de la debacle de la administración de Fernando de la Rúa.

EL ESCANDALO

  • La votación . La reforma laboral fue aprobada en la Cámara de Diputados con apoyo de la Alianza y el rechazo del PJ. En el Senado se requería el voto peronista para que el proyecto se convirtiera en ley. Eso ocurrió el 26 de abril de 2000.
  • La Banelco . Hugo Moyano, entonces jefe de la CGT disidente, denunció que el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, le había dicho que para los senadores del PJ tenía "la Banelco". Fue el primer indicio de las coimas.
  • Imparable . Las versiones se hicieron incontrolables, hasta que uno de los senadores contó el caso en una nota con La Nacion. La Justicia complicó a una decena de senadores justicialistas.
  • El arrepentido . Años después, el ex secretario legislativo Mario Pontaquarto contó cómo se había repartido entre los senadores peronistas dinero salido de la SIDE.

PERSONAJES CLAVE

FERNANDO DE LA RUA
Ex presidente

Es uno de los procesados. La Justicia lo acusa de haber conocido la maniobra. El lo negó siempre.

MARIO PONTAQUARTO
Ex secretario parlamentario

Según él mismo confesó, participó de la entrega del dinero salido de la SIDE. Está procesado y pasó años con custodia permanente.

EMILIO CANTARERO
Ex senador

Este dirigente del PJ salteño contó a La Nacion detalles sobre el reparto del dinero. Fue declarado inimputable por razones de salud.

5
Millones de dólares

  • Es el monto que, según Pontaquarto, se repartió entre un grupo de senadores del PJ en pago por haber votado la reforma laboral.
Paz Rodríguez Niell LA NACION
TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoCopa ArgentinaConflicto en Medio Oriente