Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las "rateadas" ya se organizan en Facebook

Los fans se suman de a miles y hasta hay convocatorias a beneficio

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 05 de mayo de 2010
0

Antes había que esconderse. Ahora se concentran en lugares públicos. Ya no es de boca en boca ni el anuncio anónimo en el pizarrón, ni la adrenalina del peligro de ser descubierto. Las "rateadas" se convocan ahora por Facebook y los chicos participan de a miles.

Como era de suponer, el "éxito" de la propuesta de dos adolescentes mendocinos, que el viernes pasado reunió a 3000 alumnos en una plaza céntrica y hoy tiene casi 13.000 seguidores en Facebook, no tardó en contagiarse a todas las latitudes. Media docena de convocatorias similares en todo el país suman adeptos minuto a minuto y hasta hay una invitación para una "rateada" nacional, el próximo 28.

"Rateada", "yuteada" o "chupina": cada provincia la llama distinto y propone hora y punto de encuentro. En la Capital será el 28; en La Plata, el 28; en Neuquén, el 11; en Corrientes, el 13; en Tucumán y en Catamarca, el 21, y en Córdoba, el 28. También habrá en San Pedro, Tandil, Villa Gesell y otros destinos en los que más y más chicos se hacen fans de los grupos en Internet que proponen sumar voluntades para faltar a la escuela.

La noticia puso a Mendoza en diarios y portales de noticias de todo el mundo. Estas nuevas versiones de aquella iniciativa tienen un nuevo matiz: los chicos convocan ahora a llevar un alimento no perecedero.

"Tiren ideas para hacer de esta juntada algo que beneficie a los demás", lanzó un post . "Propongan cosas para hacer de esta rateada algo constructivo", publicó otro. "Sería buenísimo que todos lleven un alimento para llevar a algún comedor. Es una forma de demostrar que no lo hacemos por placer nomás, y que nosotros, los adolescentes, somos capaces de muchas cosas, como de ayudar a los que lo necesiten", fue la respuesta que se replicó en los muros.

Estos grupos tienen una cantidad enorme de seguidores, que se actualiza con las horas. Por citar un caso, la página que convoca a la "rateada" nacional sumó ayer más de 1000 seguidores en seis horas -contaba con más de 9500 al cierre de esta edición- y se vanaglorian de haber añadido 7122 personas en apenas dos días.

Aunque no con la fuerza y masividad de los mensajes juveniles, los adultos ya reaccionaron, en favor y en contra. Y hasta surgió desde Tandil un "Contragrupo: Si te «rateás», no más computadora por un año". Anoche tenía 91 miembros. "Demostrémosles a nuestros hijos que también podemos poner límites en el idioma que ellos quieran. Juntemos más adherentes que ellos", proponen.

El gobierno mendocino expresó ayer su malestar por la "rateada" masiva del viernes y pidió a los padres dialogar con sus hijos sobre la inconveniencia de repetir la experiencia. El director general de Escuelas, Carlos López Puelles, advirtió: "Si esto se hace un hábito, no es bueno y, en definitiva, ellos serán los perjudicados", y destacó: "Se propusieron una convocatoria que tuvo un éxito aparente, pero eso no deja de lado el perjuicio de perder el día de clase".

"Los felicito"

Una madre dejó su mensaje en la página de la "rateada" nacional: "Soy Patricia, de Buenos Aires, mamá de tres adolescentes. En primera instancia, me pareció tan sólo una absurda picardía, para el tan sólo hecho de perder el día de clase, investigando y escuchando la repercusión de la gran «rateada» en Mendoza, donde los jóvenes se unieron en un punto de encuentro y sin discriminarse [...] y hoy leyendo que van a ayudar a quien lo necesite... Chicos, esto es empezar a pensar y hacer cosas que valgan la pena, los felicito y bajo esta consigna de solidaridad apoyo a mis tres hijos a la gran «rateada» nacional".

Otro padre fue menos comprensivo: "Chicos, menos face y más book ".

Para el director de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés, Jason Beech, este fenómeno muestra el problema de la disciplina y los modelos más tradicionales de establecerla. "Es un buen ejemplo para reflexionar con estos chicos. Si quieren unirse y juntar alimentos es buenísimo, pero no tendría que estar unido a la «rateada», es una manera de legalizar algo que está mal. Juntarse en sí mismo no es siempre positivo", dijo a LA NACION. Para Beech, las nuevas tecnologías exigen enseñar un "autogobierno en un mundo en el que es difícil resolver las cosas por el lado de la represión. Hay que aprovechar para plantear una reflexión. Pasa por hablar, que lo razonen y lo entiendan".

El coordinador de Educación y Nuevas Tecnologías de Flacso, Fabio Tarasow, consideró que es bueno que los chicos se apropien de las redes sociales para crearse un espacio propio liberado de publicidad y lucro. "Lo que sucede después es un efecto contagio y la cuestión no es tan legítima. Los adolescentes están construyendo el uso de la libertad y en todo aprendizaje puede haber errores y aciertos. Es una tarea entre las familias y las escuelas pensar si ese día valió la pena", señaló Tarasow.

Hernán tiene 17 años y jamás pensó que su idea iba a lograr esta trascendencia. Con su amigo Pablo empezó a buscar gente que alguna vez se hubiera "rateado" y cuando llegaron a 8000 fans decidieron convocar a una "megarrateada". Hoy aconseja en su página: "No hagan caso a cualquier «rateada», dense cuenta de que hay miles de grupos organizando «rateadas» con distintas fechas sólo por buscar fama". Su idea es que sólo haya una o dos "rateadas" multitudinarias por año.

CLAVES

Solidarios . Para el 28 de este mes, se está organizando una "rateada" nacional, que, además, será solidaria: los chicos proponen llevar alimentos para comedores populares.

Respuesta adulta. También en Facebook hay padres que apoyan la convocatoria, y otros que, para rechazarla, crearon un "contragrupo" que aspira a conseguir más adherentes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas