Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El mal uso de la red social la convierte en peligrosa

Información general

El anonimato de Internet dificulta la investigación de los delitos

Por   | LA NACION

Ya no se pierde el tiempo en armar notas con letras recortadas de revistas. Ni en hacer llamadas anónimas desde un teléfono público. Ahora, las amenazas y los hostigamientos se hacen cada vez más a través de Internet.

Movimientos "virtuales" bajo el nombre de "Negros villeros al paredón", "Odio a los floggers" o "Matemos a Berlusconi" se entremezclan con amenazas a personas individuales. ¿Es posible detener o penalizar estos hechos? Especialistas consultados por LA NACION sostuvieron que la masividad y el anonimato dificultan la tarea.

Tanto desde la policía como desde el aspecto legal se está trabajando sobre el control de este nuevo medio para cometer delitos o contravenciones.

Un ejemplo de esta amenaza es el hecho que fue denunciado ayer, sobre un grupo creado en la red social Facebook para acosar a una niña de 10 años.

Otro de los casos más recientes que generaron preocupación es lo que ocurrió luego de que una patota asesinara a un joven en Mercedes.

Una joven decidió abrir un grupo en Facebook para expresar su opinión sobre este hecho violento. "No quiero más banditas violentas en Mercedes", lo llamó. Inmediatamente recibió dos amenazas de distintas bandas para que cerrara el grupo y terminara con las opiniones contra las patotas adolescentes.

"El problema es que uno puede crearse un perfil falso y mantener oculta su verdadera identidad", explicó Gustavo D. Tanús, abogado especialista en delitos informáticos.

La dificultad es mayor si se tiene en cuenta que cada vez más usuarios de Internet tienen perfiles en redes sociales. Por ejemplo en Facebook, una de las redes más famosas, ya hay más de 400 millones de usuarios.

"Cuando la red social está radicada fuera de jurisdicción, el trámite es mucho más complejo y cuesta mucho más dinero", sostuvo Daniel Monastersky, CEO de Identidad Robada , especialista en derecho de las nuevas tecnologías y protección de datos personales. "A veces la situación es inmanejable", añadió.

Por su parte, Facundo Malaureille Peltzer, abogado especialista en seguridad de la información, consideró que, a pesar de las dificultades que existen para identificar al autor de un "ciberdelito", no es cierto que no pueda hacerse nada al respecto.

"Es un trabajo de muchos y cada uno desde su propio lugar; debemos pensar, cada vez que hacemos un send o colgamos algo en Internet, si no estamos desplegando información que nos ponga en riesgo a nosotros o a nuestros conocidos", indicó el especialista.

Leyes y controles

Las amenazas, la discriminación, la incitación a la violencia, son delitos que ya están tipificados tanto en el Código Penal. Lo nuevo es el medio por el cual se llevan a cabo estas conductas reprochables.

Por eso, tanto a nivel nacional como internacional se está trabajando en la investigación en este nuevo contexto.

En marzo pasado, la Argentina adhirió a la Convención de Budapest, tratado que busca regular los delitos cometidos a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

En 2008 se promulgó la ley 26.388, que incorporó 13 artículos al Código Penal, por el que se tipificó la violación de correspondencia electrónica. Pero en casi dos años de sanción no se ha sabido de ningún fallo que se base en esas modificaciones, dijo Darío Veltani, abogado especialista en delitos informáticos.

Además de revisar la cuestión legal, estas nuevas vías del delito requieren nuevas formas de investigación. Por ese motivo, la policía también se está capacitando constantemente.

"Hay un incremento en las amenazas y hostigamientos que se hacen desde redes sociales", dijo a LA NACION el subcomisario Carlos Savaro, de la División de Delitos Tecnológicos y Análisis Criminal de la Policía Federal.

"Muchas veces es complicado ver quién está detrás de esos hechos, porque generalmente los servidores de las redes y sitios de Internet están alojados fuera del país y los procedimientos llevan más tiempo. Pero se puede llegar al autor. La gente no está desamparada", agregó el jefe policial.

Desde la Superintendencia de Investigaciones de Delitos Complejos y Crimen Organizado de la policía bonaerense se está preparando una Dirección de Cibercrimen.

"En tema de redes sociales y correo electrónico hubo una unión inesperada entre todas las fuerzas, en donde se empezó a hablar con una cierta preocupación con gente con más experiencia", relató Guillermo Villegas, comisario inspector de la citada superintendencia.

Además, explicó que los actores del crimen organizado ya casi no se juntan personalmente, sino que realizan la mayor parte de sus actividades a través de Internet. "Por eso es fundamental concientizar a la gente sobre los peligros de Internet y motivarla a denunciar cuando considera que se está enfrentando con un posible delito", advirtió.

Desde 2005, la policía bonaerense viene capacitando al personal que formará parte de estas "ciberpatrullas", encargadas de vigilar las nuevas vías del crimen.

"Hay un compromiso serio y cierto para investigar este tipo de delitos", aseguró Villegas.

QUIENES SON LOS RESPONSABLES

  • "La responsabilidad de las empresas es dar de baja un contenido cuando así lo solicita alguna autoridad o un denunciante, siempre y cuando el pedido esté fundado en una amenaza u otro hecho que ponga en riesgo la seguridad o la moral de las personas", dijo Gustavo Tanús, especialista.

CONSEJOS PARA CUIDAR A LOS HIJOS EN LA WEB

  • Sea cauteloso. Utilice sitios o servicios que permitan mantener ciertos datos personales privados y cerciórese de que sus hijos hagan lo mismo en el momento de ingresar en la Web.
  • Denunciar. Si su hijo, usted o un conocido han sufrido algún tipo de ataque de este estilo, diríjase a los organismos no gubernamentales y autoridades en busca de asesoramiento.
  • Sea respetuoso. Enseñe a sus hijos, a través del diálogo, sobre los peligros que se pueden correr en la Web. Aplique la máxima: "Trate a los otros como le gusta ser tratado". Sus hijos deben entender que una actitud violenta puede acarrear otra similar.
  • Contenido inadecuado. Existen sitios inapropiados para niños por su contenido extremista, violento, autodestructivo o lascivo. Es fundamental proteger con herramientas la seguridad de su PC.
  • Defina reglas. Si es posible, mantenga una computadora para usted y estipule como regla frente a sus hijos que deben utilizar sólo la que se encuentre en un lugar común para la familia.
  • Protección adicional. Algunas herramientas de seguridad permiten configurar la PC para que tenga un horario de inicio de sesión y uno de cierre, haciendo que se apague automáticamente.
  • Sea proactivo. Si no se siente seguro respecto de que sus hijos cuentan con la suficiente información y concientización para una navegación segura, puede visitar http://www.commonsensemedia.org , una organización no gubernamental que ofrece foros para padres, consejos, información y herramientas para la protección de los menores frente a la computadora.

RESPONSABILIDAD DE LAS PLATAFORMAS

¿Tiene la plataforma o red social por la que se difunden estos delitos alguna responsabilidad sobre el hecho? Las respuestas sobre este punto son diversas.

Para Tanús, la responsabilidad de las empresas recae en la obligación de dar de baja un contenido cuando así lo solicita alguna autoridad o un denunciante, siempre y cuando el pedido este fundado en una amenaza u otro hecho que ponga en riesgo la seguridad o la moral de las personas.

Por su parte, Mariano Amartino, fundador de Uberbin , un blog sobre sobre tecnología, estrategias e Internet, y director general de Hipertextual, la red de blogs más grande de Latinoamérica, sostuvo que las redes no son el problema. "Toda red social existente tiene mecanismos para reportar abusos y racismo o dar de baja grupos que fomentan el odio", indicó Amartino.

En el caso de Facebook, al momento de crear un grupo la plataforma genera un mensaje de advertencia: "No se aceptarán los grupos que ataquen a una persona específica o a un colectivo (por ejemplo, grupos racistas, sexistas u otros con fines ofensivos). La creación de un grupo de ese tipo conllevará la baja inmediata de tu cuenta de Facebook".

Sin embargo, los millones de usuarios generando nuevo contenido constantemente dificultan el control, lo que hace que grupos como " Extingan a todos los negros villeros " o " Negros villeros al paredón " sigan existiendo y ganando adeptos.

Más allá de esa primera advertencia al momento de crear un grupo, Facebook también advierte en sus Términos y condiciones:

No molestarás, intimidarás ni acosarás a ningún usuario.

No publicarás contenido que: Resulte hiriente, intimidatorio o pornográfico; o que incite a la violencia; o que contenga desnudos o violencia gráfica o injustificada.

No desarrollarás ni harás uso de aplicaciones de terceros que contengan contenido relacionado con el consumo de alcohol o de naturaleza adulta (incluidos anuncios) sin las restricciones de edad apropiadas.

"¿Funcionan estos sistemas de control? No es una respuesta simple porque hay muchos problemas reales: denuncias falsas, diferencias de idiomas y grupos que no se publicitan y por lo tanto son más difíciles de controlar", explicó Amartino.

Además, consideró que las redes sociales simplemente "replican y amplifican" el acceso a la información generada por la sociedad. "Son simples lugares de agrupamiento social y eso es su único poder. La difusión de esas agresiones no se dan por las redes sociales sino por las notas en medios que las magnifican", agregó.

De todas maneras, las distintas plataformas deben responder constantemente a los reclamos por la difusión de contenidos que puedan considerarse inapropiados. La compañía norteamericana Google, por ejemplo, presentó un informe online con los pedidos de remoción de contenidos por parte de diferentes países.

La Argentina cuenta con con 42 solicitudes realizadas en gran parte con órdenes judiciales.

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División