Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Bergoglio criticó a "los que no tienen en cuenta a los más pobres"

Política

Frente a la basílica de Luján, el arzobispo de Buenos Aires exhortó a "pedir por la patria", la Iglesia celebra el Bicentenario con una multitudinaria misa

El obispo primado argentino, cardenal Jorge Bergoglio, volvió hoy a criticar a "los suficientes" que, advirtió, "no tienen en cuenta a los más pobres" y exhortó a pedirle a la Virgen de Luján que "cuide a nuestra patria, en particular a aquellos que son los más olvidados".

"No tenemos derecho a agacharnos, a bajar los brazos llevados por la desesperanza. Recuperemos la memoria de esta Patria que tiene madre, recuperemos la memoria de nuestra Madre", subrayó en una multitudinaria misa frente a la basílica de Luján por el Bicentenario de la patria.

En el marco de la celebración cívico-religiosa por el Bicentenario patrio, Bergoglio instó a los católicos a pedirle a la Virgen "la gracia de saber trabajar por la patria, hacerla crecer en la paz y la concordia que nos da el sentirnos hermanos, desterrando todo odio y rencor entre nosotros".

"En este lugar tan santo, lleno de fe y esperanza, pedimos hoy a la Madre que cuide a nuestra Patria. En particular a aquellos que son los más olvidados, pero que saben que aquí siempre hay lugar para ellos", insistió.

El titular de la Conferencia Episcopal Argentina destacó que "desde el principio [la Virgen de Luján] cuidó desde muy dentro del corazón a esta Patria, comenzando desde los más pobres, los que para los suficientes no cuentan, pero que aquí sí son tenidos en cuenta".

"En Luján hay un signo para nuestra Patria: todos tienen lugar, todos comparten la esperanza y todos son reconocidos hijos. Hoy vinimos a rezar en esta fiesta de la Virgen, en este año Bicentenario, porque aquí crecimos y aquí nuestra Patria siempre tuvo una bendición, porque tiene una madre", subrayó.

Tras destacar que Luján es lugar de "solidaridad y fraternidad", recordó que José de San Martín y Manuel Belgrano pasaron por allí "en medio de la gloria, y también cuando quedaron solos y olvidados, le confiaron su tristeza".

Antes de la misa concelebrada por unos veinte obispos de la región Buenos Aires, a las 15 en punto, se encendió un cirio para "iluminar" la patria y por "una luz nueva de esperanza para la Argentina".

Los fieles reunidos en Luján además rezaron un Padrenuestro, el Avemaría y la Oración por la Patria, acuñada por los obispos en plena crisis socio-política de 2001-2002.

El gesto se repitió a la misma hora en otros centros de devoción mariana como Itatí en Corrientes, Nuestra Señora del Rosario en San Nicolás, Guadalupe en Santa Fe y a la Virgen del Valle en Catamarca.

También en las catedrales de Córdoba, Salta, Jujuy, La Rioja y San Juan, entre otras, y en las plazas centrales de pueblos y ciudades y en los hogares que en forma espontánea replicaron el gesto.

Más tarde, Osvaldo González Prandi, de la Acción Católica Argentina, y su esposa leyeron la oración de consagración a la Virgen, a los pies de cuya imagen dejaron un ejemplar de la Constitución Nacional.

La celebración ciudadana siguió con un gesto de convivencia interreligiosa, con el testimonio del dirigente judío Raúl Alberto Woscoff, el empresario de fe islámica Omar Abu Arab, la metodista Amanda de Paoli de Pécora, y el obispo católico Carlos Malfa.

Después de un diálogo sobre valores entre el fraile Mamerto Menapace y el cuentista Luis Landriscina, el director ejecutivo del Departamento de Laicos (DEPLAI), leyó el "Manifiesto de la esperanza" y se representó la obra teatral "Belgrano, El Musical", a cargo de grupo Banuev.

El cierre del acto fue con el Himno Nacional argentino. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente