Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Situaciones pendientes detrás de escena

SEGUIR
LA NACION
Domingo 23 de mayo de 2010
0

Con la reapertura del Teatro Colón se cierra parte de un complejo proceso. De todos modos, tanto la administración de la sala como el gobierno porteño enfrentan una variedad de situaciones pendientes.

Varios de esos temas están en estos momentos en manos de la Justicia (puntualmente, en el despacho del juez en lo Contencioso y Administrativo Guillermo Scheibler, y, próximamente, en la Cámara) con fallos y nuevos dictámenes que comprometen al gobierno. Los recursos de amparo fueron presentados a fin del año pasado por los trabajadores de sala y apuntan, por un lado, a la situación de los bienes muebles del Colón y, por otro, a la situación laboral de sus empleados tomando en cuenta la expectativa inicial señalada por Pedro Pablo García Caffi, director del Colón, de reducir la planta del teatro a 808 trabajadores y su idea de suprimir varias secciones.

Actualmente, hay 138 trabajadores del Colón en un limbo administrativo/jurídico, ya que tuvieron que dejar sus trabajos habituales y buscar asilo en otras reparticiones municipales. Por ejemplo, en el blog Habitués del Colón, el director teatral Diego Cosín, régisseur egresado del Colón y que durante años estuvo a cargo de los programas que emitía la sala, cuenta con fina y cruel ironía su abrupto salto del primer Coliseo a las oficinas de análisis clínicos y pediatría del Hospital Durand.

Algunos diputados de la oposición siguen de cerca el tema. De hecho, esta semana García Caffi tendría que haber asistido a la reunión con las comisiones de Cultura y Patrimonio para explicar la situación de los trabajadores, las obras de infraestructura realizadas y el estado de los bienes patrimoniales pero, a último momento, avisó que no podía ir. El faltazo del director general despertó el unánime rechazo de la oposición que el año pasado ya vivió otras situaciones conflictivas con el número uno del Ente Autárquico.

Mientras tanto el directorio de dicho ente (sobre el cual algunas voces dicen que no se reúne con la periodicidad que indica la ley) desde diciembre de 2008 sigue funcionando sin su cuerpo completo porque, a raíz de no poder definir el padrón con el listado definitivo de los trabajadores de la sala, la silla que debería ser ocupada por ellos está vacía.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas