Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Rugby

De festejo también, pero por el Centenario

Deportiva

Por Jorge Búsico
Para LA NACION

El rugby argentino también anduvo de festejos por estos días. Ayer, precisamente, se cumplieron 100 años de lo que se estima que fue el primer enfrentamiento entre un seleccionado nacional y uno extranjero. Aquel equipo que lució camiseta azul y medias rojas cruzó fuerzas ante un combinado británico bajo la denominación de Team Olímpico A. Más tarde, el 12 de junio de 1910, y con apenas cinco cambios, confrontó con el mismo rival, pero modificó su nombre: The River Plate Rugby Football Union. Fueron dos derrotas, 17-13 y 28-3, en la cancha de Belgrano Athletic y en otra donde hoy está ubicado el Campo Argentino de Polo. ¿Los apellidos de los precursores de los Pumas? Todos de origen británico: Saffery, McCarthy, Gebbie, Talbot, Throp, Watson, Bridger, Heatlie, Mackay, Gribell, Sawyer, Maitland, Bovet, Reid, Minks, Heriot, Mold, Hayman, Henry y Donnelly. Dos de ellos eran cracks : Oswald Saint John Gebbie, nacido en la Argentina e hijo de un pastor de la iglesia escocesa, y Barrie Heatlie, un sudafricano radicado aquí que había jugado para los Springboks.

La historia también cuenta que ese combinado británico (así fue su denominación oficial) cruzó el Atlántico como parte de los festejos por el Centenario de la Revolución de Mayo, y que una multitud siguió las alternativas de lo que significó el kick-off para el rugby argentino en el plano internacional.

A 100 años de aquellos tests, los Pumas volverán a cruzarse con un seleccionado británico: Escocia será rival el 12 de junio, en Tucumán, y siete días más tarde, en Mar del Plata.

Las fechas sirven en este caso para trazar un breve recorrido en la historia del rugby argentino. Aquel fue el primer mojón, al que le sucedieron al menos otros cuatro de distinta repercusión. El siguiente se puede establecer en 1927, cuando a través de una colecta arribó otro combinado británico. Lo destacable no fueron los resultados (cuatro goleadas en contra, con apenas 3 tantos a favor), sino que ahí sí ya estaba plantado en la cancha un seleccionado con jugadores criollos.

De ahí hay que saltar a 1965, en Sudáfrica, donde nació la leyenda Puma, ya con hijos de aquellos del 27, como Arturo Rodríguez Jurado. El recorrido se vuelve a detener en la década del 80, con esa extraordinaria generación que logró triunfos ante Francia, los Springboks, los Wallabies australianos y un empate con los All Blacks neocelandeses. Y, claro, el último y el más estelar, el del Bronce en el Mundial 2007, con varios de los gladiadores que aún continúan en acción y que irán por otra hazaña en Nueva Zelanda 2011.

En toda esta centenaria historia, el rugby de estas tierras transitó por diversos acontecimientos y por un sinfín de vivencias. Pero siempre mantuvo un sello que lo distingue: el corazón y la pasión. Que fueron virtudes que enarbolaron los de 1910 y que lo siguen haciendo los de 2010. Los 100 años de ese recorrido hoy se encuentran ante mayores desafíos, producto de la globalización del rugby y de las necesidades impuestas a partir del impacto en 2007. En esa vía hay que ubicar la oportunidad de disputar por primera vez, a partir de 2012, un torneo regular como el Cuatro Naciones. En el año del Bicentenario, los Pumas viven su Centenario. Es otro motivo para festejar y para no olvidarse de la historia. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini