Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno busca un rédito político del éxito de los festejos

La Casa Rosada lo tomó como un "respaldo" de la gente y habla de una suerte de relanzamiento de cara a 2011; se menciona incluso la posibilidad de que haya cambios en el gabinete para consolidar la nueva imagen

Jueves 27 de mayo de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

Sorpresa y euforia: ésas son las sensaciones que predominaban ayer en el gobierno de Cristina Kirchner tras la masiva asistencia que tuvieron los festejos del Bicentenario. La Casa Rosada la interpreta como un "respaldo de la gente a la gestión", lo que abre las puertas a un "relanzamiento", incluso con posibles cambios en el gabinete.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes oficiales, la Presidenta considera que "el Gobierno quedó fortalecido" para acometer una oxigenación que, días atrás, hubiera sido leída como una debilidad.

No están claros los nombres ni los tiempos. Podría ocurrir después del Mundial de fútbol de Sudáfrica. O tal vez antes. Como sea, estarán dirigidos a consolidar la candidatura presidencial de Néstor Kirchner para las elecciones de 2011, dijeron las fuentes.

Un ministro confió ayer a LA NACION que dentro del Gobierno "se habla de cambios en el gabinete" y de que "se cerró una etapa de hostilidad" política. "Se abre un período nuevo y un clima propicio para hacer modificaciones desde una posición de fuerza", añadió el ministro.

La Casa Rosada estima que en los festejos de cuatro días en el Paseo del Bicentenario hubo entre cuatro y seis millones de personas. El objetivo originario era de un millón.

Cobró ayer mucho significado un gesto de anteanoche de Cristina Kirchner: mientras bailaba al compás de las murgas se puso un gorro celeste, blanco y rojo que decía: "Kirchner, presidente 2011". Y se meneó con él con los dedos en "ve".

Operadores kirchneristas festejaban la "picardía" de ella de impulsar esa postulación en pleno festejo patrio. Su marido había tomado el sombrero, pero se lo cedió de inmediato a ella. Otros aseguraban que la Presidenta sólo se dio cuenta de la transgresión cuando le avisó un allegado, y que entonces lo dejó.

En cualquier caso, las imágenes la muestran sonriente por la ocurrencia.

Durante toda la tarde del 25, en las puertas del palacio gubernamental sonaba "Por una gota de tu voz", tema de Abel Pintos que ella usó como telón musical durante la triunfante campaña presidencial de 2007. ¿Una cábala? No usó el jingle de los comicios de 2009.

Los próximos 100 actos que quedan en el año por el Bicentenario, dicen en el Gobierno, tendrán una tónica similar a la de anteayer.

También se prepararían movidas similares si la selección argentina logra un éxito en el Mundial de junio.

Según se supo, Kirchner apuntará a cerrar dudas que afloraban entre varios gobernadores del Partido Justicialista acerca de su adhesión popular. "Los gobernadores huelen poder. Néstor está ahora en el centro del ring: la fiesta fue de todos pero la hicimos nosotros. Se fortaleció en la sociedad y la gente apoya a este modelo de gestión", recitan a su lado.

Si bien hay pocos indicios sobre los posibles cambios de gabinete, ha trascendido que gana espacio el ministro de Planificación, Julio De Vido, y que el jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, luce algo más debilitado en Olivos.

De Vido

En medio del escándalo por supuestas coimas con Venezuela, el nombre de De Vido era vulnerable a las críticas opositoras. Creen que ahora no tanto. De Vido es una pieza clave: controla recursos y obras públicas en la relación con gobernadores, intendentes y la CGT de Hugo Moyano.

En la mira aparecen también los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Producción, Débora Giorgi. En los días previos, como golpe de efecto, se preveía el anuncio de un canje de deuda exitoso. No pudo ser. El Bicentenario disimularía todo. No obstante, el canje podría mejorar en el cierre, el 7 de junio. Y todos saben que Boudou no es tan culpable: debió lidiar con los coletazos de la crisis europea.

"El desafío será buscar cambios que sintonicen con los sectores medios, a los que hay que seducir para sumar un 10% de votos a nuestro electorado fijo y así llegar al 40% para ganar en primera vuelta, sin ballottage", confió a La Nacion otro operador del oficialismo.

Otra buena noticia vislumbran en Olivos: nadie presumía una oposición tan débil y fragmentada a esta altura, que en los festejos patrios casi no tuvo reacción ante la fiesta popular.

Se comenta también que habrá una pulseada por el candidato a vicepresidente: los candidatos son tres gobernadores: José Luis Gioja (San Juan); José Alperovich (Tucumán), y Jorge Capitanich (Chaco).

Kirchner intentará aumentar su perfil de candidato hoy en Tucumán, al presidir una reunión del PJ y el 2 de junio en República Dominicana, como secretario general de la Unasur.

El Gobierno consideraba ayer que su éxito del festejo patrio hizo olvidar el faltazo de la Presidenta a la reapertura del Teatro Colón. Sólo quedó un resabio amargo en Olivos: la asistencia al coliseo del presidente de Uruguay, José Mujica. "Le blanqueó la ceremonia a Mauricio Macri", dicen cerca de Kirchner.

CLAVES

Respaldo. La Casa Rosada considera que la masiva concurrencia a la celebración de los 200 años de la Patria representan un fuerte respaldo a la gestión kirchnerista.

Cambios en el gabinete. La distensión en la que el Gobierno considera que ingresó como consecuencia de los festejos del Bicentenario facilitaría posibles cambios en la administración nacional.

Relanzamiento. Los operadores del Gobierno creen que es el mejor momento para un relanzamiento de la administración de Cristina Kirchner.

Mundial. Los cambios podrían ocurrir tras el Campeonato Mundial de fútbol, que comienza en dos semanas en Sudáfrica. Estarían dirigidos a consolidar la candidatura de Néstor Kirchner.

El baile del lanzamiento. Cristina Kirchner bailó anteanoche en el palco oficial del desfile con un sombrero con la inscripción Kirchner presidente 2011, con los dedos en V.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas